Artículo bajo registro

El plan B del secesionismo

La nueva estrategia del independentismo es sacar a España de Cataluña

Artículo bajo registro

Salario y examen

La izquierda ha perdido el aprecio por lo común. Al menos lo común español, porque, paradójicamente, en teoría es partidaria de lo común europeo

Artículo bajo registro

Deshaciendo lo común

Cuesta creer que un Estado pueda preservar su unidad a medio plazo cuando sus ciudadanos comparten cada vez menos cosas

Artículo bajo registro

Repetir nuestro presente

El acuerdo entre PSOE y ERC es una transacción donde se negocian intereses particulares: uno obtiene votos para la investidura y otro, un instrumento que calcula le acerca a sus objetivos

Artículo bajo registro

Familias

Ya administre el rito un funcionario o un sacerdote, el matrimonio es un acto de fe que entona mal con el espíritu de la época, que tiende al descreimiento

Artículo bajo registro

Plurinacionalidad o federalismo

Nos preguntamos si España es una nación, cuando lo crucial es esto: que los españoles no podemos, si queremos seguir unidos, permitirnos no serlo

Artículo bajo registro

Dialogar no es pedir precio

Esta vez, el PSOE lo tiene más fácil de lo que se hace creer

Artículo bajo registro

España es una herencia

El pacto que necesitamos no es con quien está al lado, sino con quien está enfrente

Artículo bajo registro

El momento Medusa

No sabemos explicarnos cómo durante tanto tiempo un poder autonómico ha podido burlarse de la ley, educar en el odio y hacer un uso brutalmente faccional de las instituciones

Artículo bajo registro

El país de la izquierda

Es frecuente salir al paso alegando que un país no son sus símbolos, sino la calidad de sus servicios públicos. Eso es confundir conceptos

Artículo bajo registro

La vida sin Gobierno

La Administración es un engranaje que se atasca y envejece y necesita alguien que apruebe su reforma

Artículo bajo registro

¿No habíamos dicho federalismo?

Parece que lo único que importa salvaguardar son eso que con sintagma horrible se llaman competencias identitarias

Columna

Nostalgia del guiñol

No es fácil cifrar el momento exacto en el que nos convertimos en este país políticamente aspérrimo

Columna

En la escuela

Ningún centro en Cataluña cumple con el mínimo legal de 25% de horas en lengua castellana en asignaturas troncales y con el material didáctico en esta lengua

Columna

Compromiso histórico

El PSOE puede ofrecer la posibilidad de un acuerdo a PP y Cs, y estos pueden examinarla de buena fe

Columna

Pluralismo o plurinacionalidad

Siempre será más plural la nación política española, inclusiva y plurilingue, que el mosaico de naciones etnolinguísticas e individuales

Columna

Multisala España

Los españoles van a poder ver películas de izquierda y de derecha, nacionalistas y constitucionalistas, y puede que incluso algún director de prestigio logre producir una inspirada película de centro

Columna

Repetimos

Lo que el elector encuentra en el programa de Ciudadanos es exactamente lo que uno esperaría encontrar en un partido de centro

Columna

La novela de los partidos

Durante las campañas, se excita el morbo por las alianzas, dando a entender que llegar a acuerdos con quien piensa distinto es malo

Columna

Federalismo o catalanismo

El espíritu que trajo el autogobierno no es el mismo que se precisa para traer la España federal y pluralista

Columna

Campaña o movimiento

Para el feminismo es más fecundo proponer campañas concretas y razonadas a las que se pueda sumar toda la gente que cree en la igualdad

Columna

El ángulo ciego

El odio antiespañol existe y quizá deberíamos empezar a llamarlo por su nombre

Columna

Weimar

Los políticos españoles han adquirido el penoso hábito de excomulgarse mutuamente

Columna

Tres naciones

Las componendas de la izquierda: Estado plurinacional, nación de naciones escurren el bulto y no convencen

Columna

Juego de máscaras

Hay veces que incluso los políticos dejan de comportarse como polichinelas para ofrecer su cara más noble

Columna

Efecto de nova

La irritación desatada por los desafueros del 'procés' ha sido la levadura que ha inflado a Vox

Columna

¿Otro Estatut?

Si el de 2006 ya fue divisivo y acabó mal, ninguna razón hay para pensar que un nuevo texto, y más aún uno de inspiración nacionalista, no vaya a acabar peor