Selecciona Edición
Iniciar sesión

Genocidio armenio

El reconocimiento de los hechos de hace un siglo no debe hacer olvidar las actuales políticas de Erdogan. Llamar a las cosas por su nombre es un hecho de justicia. Y es un paso necesario para que Turquía sea verdaderamente democrática y moderna.