España gana medio millón de habitantes en una década, pero siete de cada 10 municipios pierden población

En la mitad de las provincias descendió el número de vecinos en este periodo, según los primeros resultados del censo de población del INE de 2021

Un hombre pasea por Alcañices, en Zamora, en una imagen de 2018.
Un hombre pasea por Alcañices, en Zamora, en una imagen de 2018.ULY MARTIN

Siete de cada 10 municipios han perdido población en España (el 71,8% de 8.131) entre 2011 y 2021, según los primeros resultados del censo de población que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE) este miércoles. En ese mismo periodo, el país ha ganado 584.882 habitantes, hasta alcanzar los 47,4 millones de personas. Los datos constatan la desigual distribución territorial de la población, que se va acentuando en el país. La mitad de las provincias han reducido el número de vecinos. Zamora lidera la lista, con un 11,7% menos. Mientras, por comunidades, las que más han crecido son Baleares (7,5%), Madrid (4,7%) y Canarias (4,6%). La población tiende a concentrarse donde hay oportunidades laborales.

Los demógrafos consultados puntualizan que las cifras responden a tendencias que se mantienen desde hace años. Se vive más y se tienen menos hijos, que a su vez viven mucho más que a principios del siglo pasado. En estos diez años, la proporción de población mayor de 64 años ha pasado del 17,3% al 19,7%. “El INE prevé que España seguirá ganando población, gracias a la inmigración”, apunta Albert Esteve, director del Centro de Estudios Demográficos de la Universidad Autónoma de Barcelona. “Pero las dinámicas demográficas tienen caras muy distintas”.

La evolución de la población, puntualiza el propio INE, ha sido desigual en el territorio. Además de Zamora, las provincias de Cuenca y León también registraron bajadas importantes de habitantes (8,7% y 8,3%, respectivamente). Por contra, Baleares, Málaga y Almería son las que más crecieron, a razón de un 7,5%, un 6,4% y un 6,1%, respectivamente. Si se analizan los municipios de más de 10.000 habitantes, siete de los 10 que más población han perdido porcentualmente hablando están en Asturias, encabezados por Cangas del Narcea (15,1%). Y tres de los diez que más vecinos han ganado están en la Comunidad de Madrid, con Arroyomolinos en primer lugar (52,5%). “La despoblación alcanza cifras considerables en algunas provincias. El grueso de la pérdida de población se debe a que la gente se está muriendo. También se marcha, pero probablemente tres cuartas partes de las pérdidas son por defunciones”, sostiene Esteve.

El INE publicaba hasta ahora los censos cada 10 años. Este incorpora una novedad, un cambio metodológico: no se ha constituido con entrevistas a hogares, sino mediante la combinación de “decenas de registros administrativos”, sin encuestar a ningún hogar. Ahora, a diferencia de lo que ocurría desde el siglo XIX, se publicará con periodicidad anual. Un cambio que los demógrafos consideran relevante porque permitirá una mayor actualización de la información.

Julio Pérez Díaz, demógrafo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, añade que la población, “desde siempre”, se concentra donde hay trabajo. “Primero se distribuyó el empleo en el sector primario, luego vino la industrialización y mucha gente se fue a las ciudades, ahora vemos que el empleo crece en el sector servicios y, además de Madrid, que concentra inversión de capital y nuevas tecnologías, hay crecimiento poblacional en zonas de costa, donde la creación de empleo está muy asociada al turismo”. Añade que la “concentración en zonas muy pobladas, lo que se llama la metropolización, es un fenómeno mundial”.

Pérez Díaz continúa precisando que la “desigualdad territorial” de España viene de muy lejos, aunque en las últimas décadas se ha acentuado. En los municipios más pequeños (menos de 101 habitantes), los mayores de 64 años representan el 39,2% de la población y los menores de 16, el 4,7%. En las localidades de entre 50.001 y 100.000 habitantes, los mayores suponen el 17,5% y los menores de 16 alcanzan el 16,5%. “Para explicar el tamaño de la población hay que atender a los nacimientos, defunciones y entradas migratorias. Si las localidades son pequeñas, lo más importante es la migración. No debemos atender si se tienen muchos o pocos hijos, probablemente se tengan, pero la población se ha ido de allí”, continúa Pérez Díaz. Albert Esteve señala que “en todos los rincones de España está aumentando la edad media, aunque a ritmos muy distintos”. Y más que lo va a hacer. Ahora cada vez se vive más y generaciones muy numerosas (las nacidas en el baby boom) llegarán a la vejez en los próximos años. Pérez Díaz, del CSIC, lo resume así: “La mitad de los que nacimos en los 60 vamos a llegar vivos hasta los 90 años. En 1900 había un 4% de gente mayor”.

Mientras, se tienen menos hijos, pero estos viven más. La clave es “el tiempo de vida”, añade el demógrafo del CSIC. “Ha mejorado la manera de reproducirnos, cuidamos a los hijos que tenemos mucho mejor que antes, y el resultado es que todos viven hasta que pueden tener sus propios hijos. España ha pasado de 19 millones de habitantes en 1900 a 47 millones. Con muchos menos hijos [1,2 por mujer] hay más población”, dice Pérez Díaz.

Según el censo, el 31,8% de los mayores de 15 años tenían estudios superiores en 2021, un 33,1% de las mujeres y un 30,3% de los hombres. Las provincias con mayor porcentaje de población (de cualquier edad) en esta circunstancia son Gipuzkoa (42,8%), Bizkaia (41,3%) y Madrid (40,8%). Las que menos, Cuenca (22,3%), Almería (22,9%) y Toledo (23,4%). “Ya sabíamos que cada vez hay más gente con estudios, tienen unas pautas de asentamiento en el territorio muy desiguales. Hay polos de atracción de población cerca de grandes metrópolis y en lugares residenciales”, sostiene Esteve, del Centro de Estudios Demográficos. Este experto indica que los municipios con mayor porcentaje de vecinos con educación superior coinciden con los que presentan rentas per capita altas. “Las localidades con más de 10.000 habitantes con mayor porcentaje de personas de 16 o más años con estudios superiores se concentran en los alrededores de Madrid y Barcelona”, destaca el INE. En Las Rozas de Madrid, Tres Cantos, Boadilla del Monte, Torrelodones y Pozuelo de Alarcón (todos en la Comunidad de Madrid) y en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) la población de 16 o más años con titulación superior supera el 60%.

En el conjunto del país, estos porcentajes cambian mucho en función del grupo de edad. Si se analiza únicamente la población de 25 a 29 años, el 55,7% de las mujeres tienen educación superior, frente al 42% de los hombres. Entre 70 y 74 años, ellos llegan al 21,9% y ellas, al 13,3%. Pérez Díaz, del CSIC, destaca el gran cambio en poco tiempo. “A partir de las mujeres nacidas en los 60, el nivel de instrucción de cada cohorte empezó a ser superior en mujeres que en hombres. Dentro de unas décadas, será algo visible en todas las edades”.

Sobre la firma

María Sosa Troya

Redactora de la sección de Sociedad de EL PAÍS. Cubre asuntos relacionados con servicios sociales, dependencia, infancia… Anteriormente trabajó en Internacional y en Última Hora. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y cursó el Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS