Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Habrá que volver a pelear derechos fundamentales”

Alabama (EE UU) ha aprobado una ley sobre el aborto que se acerca a la prohibición total, la activista argentina reflexiona sobre lo que supone esta decisión legislativa

Jóvenes a favor del aborto legal frente al Congreso argentino, el 14 de junio de 2018.
Jóvenes a favor del aborto legal frente al Congreso argentino, el 14 de junio de 2018. AFP

Celeste Mac Dougall lleva diez de sus 41 años levantando su muñeca derecha envuelta en un pañuelo verde, el símbolo proaborto en Argentina. Ella es una de las referentes de la Campaña Nacional por el aborto legal, seguro y gratuito en el país Argentina. El pasado año, el país se quedó a las puertas de cambiar la ley de supuestos de 1921 que rige todavía y que solo permite la interrupción del embarazo en caso de violación o riesgo para la salud de la madre. Se removieron los cimientos sociales y políticos, aquellos pañuelos verdes se extendieron por calles y plazas, y la propuesta pasó las puertas del Congreso en junio tras 23 horas de deliberación. Pero el Senado, en agosto, la frenó.

Celeste Mac Dougall.
Celeste Mac Dougall.

Las movilizaciones de las mujeres en Argentina simbolizan esta lucha desde el pasado año. Dice Mac Dougall que siguen dando la batalla para ampliar la legislación sobre el aborto. Que es una deuda con la democracia. Esta profesora de Educación Sexual Integral —una materia que se incluyó en el currículo oficial en 2012— estaba convencida entonces de que la única garantía para avanzar en derechos era movilizarse. Sigue pensándolo. Lo cuenta ahora, al otro lado del teléfono, entre clase y clase.

¿Qué le parece que en 2019 se esté legislando para restringir el derecho al aborto como acaba de ocurrir en Alabama (Estados Unidos)?

En un contexto como el actual no me parece raro. Hay una fuerte avanzadilla de políticos contrarios a los derechos de las mujeres, incluso en países donde se supone que esos derechos ya están instaurados.

¿Cree que es una reacción al movimiento feminista?

Sí, mientras que es obvio que existe una nueva ola, también es obvio que existe una reacción de la derecha.

¿Tendrán las mujeres que volver a luchar por cuestiones que ya creían afianzadas?

Probablemente. Por un lado, hay todavía países en los que hay que exigir derechos humanos básicos, . En otros hay que pelear por un reconocimiento y una mejora de esos derechos, y en unos terceros habrá que volver a batallar derechos tan fundamentales como este. El crecimiento de los movimientos de derecha y ultraderecha no hace más que imponer limitaciones a las mujeres y a cualquier identidad disidente con sus ideas, como el movimiento LGTBIQ.

La pelea de las mujeres por decidir sobre su cuerpo fue una reivindicación de la segunda ola del feminismo, en los sesenta.

Sí, así es. Y ahora vuelven sobre algo tan histórico y tan nuestro. Y no es solo en la calle, sino que lo creen diputados, congresistas, legisladores... Si no hay una defensa continua y una conciencia extendida, volverán a recortar lo que creíamos hecho.

¿Y ahora?

Ellos avanzan, pero nosotras también. Estamos organizadas. Hay algo que ya no se rompe en nosotras, esa conciencia que hemos creado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >