Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GABRIEL JARAMILLO | Gerente del Fondo Mundial contra el Sida

“La inversión en salud es la más rentable”

El gerente del Fondo Mundial contra el Sida Gabriel Jaramillo.  Carlos Cazalis
El gerente del Fondo Mundial contra el Sida Gabriel Jaramillo. / Carlos Cazalis

La de Washington va a ser la primera conferencia sobre sida a la que asiste Gabriel Jaramillo como máximo responsable del Fondo Mundial contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria. Máximo responsable, pero no director, porque el cargo de este economista es el de gerente general, un título que indica su cometido de poner orden en el organismo tras la dimisión del anterior director, Michel Kazatchine, después de que varios países —España incluida— suspendieran sus aportaciones al Fondo por las irregularidades en su uso de algunos de los países beneficiarios.

Brasileño de nacionalidad pero de origen colombiano, Jaramillo pasó al Fondo desde el Banco Sovereign, tras más de 35 años en el sector financiero. Y, con esa visión, tiene claro que el organismo es y va a seguir siendo un referente en la solución del problema del sida. No duda: “Como economista, lo tengo claro. La inversión en salud es la más rentable. Los países donde las cosas se hacen bien, con control y rigor, van a seguir recibiendo fondos; donde la planificación de los programas se hace bien, va a seguir llegando la ayuda de los inversionistas”, afirma. “La crisis es un impulso para que los planes sean claros”.

“Como financiero, veo que los retornos en salud son enormes. Más que construir carreteras o puertos. Tener a las personas sanas es la mejor inversión. Piense no solo en lo que se ahorra al tener las camas de hospital vacías, sino en lo que producen. Yo he visto eso con mis ojos y es impresionante”, dice convencido. “El Fondo, país tras país, obtiene resultados”, sigue. Y eso es lo que Jaramillo considera fundamental para que las aportaciones lleguen.

Con ese enfoque, la idea de que la conferencia consagre el acceso universal a todos los infectados por el VIH independiente del nivel de sus defensas o que la Organización Mundial de la Salud apoye la llamada profilaxis preexposición (dar tratamiento que impida que personas sin el virus se infecten), no le preocupa. “Me parece acertado. La inversión inicial será alta, pero a largo plazo es lo más barato”, dice de nuevo con la calculadora en la mente. “Esas personas que reciben de manera temprana los antivirales dejan de ser infecciosas. Es una buena inversión y los países recuperan lo invertido con facilidad”, afirma.

El Fondo está en una buena posición en este momento. “Tenemos 8.000 millones de dólares [6.500 millones de euros] para los próximos 18 meses”. “Es un buen momento pese a la situación mundial”. Y, por si faltan fondos, “hay que mejorar la eficiencia. Gracias al Fondo reciben tratamiento 100.000 personas al mes; si mejoramos un 10%, serán 10.000 más”.

En la conferencia hay un runrún de que España aprovechará para anunciar que reanuda las aportaciones al Fondo. “Sabemos las dificultades que tiene, pero me ha anunciado que quiere reiniciar los pagos”, admite Jaramillo.