Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ‘arca de Noé’ con destino a Cuba disgusta a los ecologistas

Los activistas dudan de que los 150 animales regalados por Namibia sobrevivan en la isla

Elefantes en el Parque Kruger, Sudáfrica.
Elefantes en el Parque Kruger, Sudáfrica.

El Consejo Nacional de la Sociedad Nacional para la Prevención de la Crueldad hacia los Animales (NSPCA) ha criticado al Gobierno de Namibia por la captura de animales para ser enviados a Cuba. Los activistas han expresado "su disgusto" por la planificación del transporte de un arca de Noé con cerca de 150 animales salvajes africanos, entre ellos elefantes, rinocerontes, leopardos, leones, antílopes y buitres, a la Cuba de Raúl Castro.

El proyecto, denominado Arca de Noé II, cumple con una promesa entre Namibia y el Gobierno cubano cuando una delegación de este visitó el país del sur de África en 2009. El plan consiste en trasladar a los animales hasta el Zoológico Nacional de Cuba, en las afueras de La Habana, un lugar que ya tiene 850 animales cautivos en más de 342 hectáreas.

“Los Gobiernos de Namibia y Cuba han acordado el traslado de 146 animales salvajes valorados en unos 750.000 euros como donación a Cuba”, informó el periódico The Namibian. El primer envío de 23 especies partirá a la isla a principios de octubre, mientras que los últimos animales serán trasladados en avión el próximo año.

El artículo del diario africano cuenta que un grupo de científicos cubanos se encuentran en Namibia y se mantendrán durante las próximas dos semanas para observar la captura de los animales. The Namibian también asegura que hay rinocerontes en la lista, que se completa con antílopes, impalas, gacelas, hienas pardas, elefantes, leones, leopardos, chacales de lomo negro, guepardos, tejones, zorros, avestruces y buitres de lomo blanco. El diario asegura que, "por motivos veterinarios", se decidió que no se exportarán jabalíes, antílopes acuáticos, ñúes ni cebras.

El periódico namibio cita unas declaraciones del ministro de Medio Ambiente y Turismo namibio, Netumbo Nandi-Ndaitwah: “Los contribuyentes de Namibia están pagando la factura de la captura y el transporte de los animales a Cuba. Solo sabremos el coste exacto una vez que se haya completado el proyecto”. Los animales serán capturados en el Parque Waterberg Plateau, y se mantendrán en cautividad en recintos temporales antes de su salida del país. "Este ejercicio se realiza de conformidad con los requisitos y tenemos que asegurarnos de que todos los animales son aptos para permanecer en Cuba", declaró.

El plan está recibiendo las críticas de activistas por la protección de la fauna. La delegación sudafricana del NSPCA ha expresado su disgusto por la decisión del Gobierno de Namibia por capturar animales del medio silvestre. La organización ecologista ha manifestado también su preocupación por el largo vuelo que estresará a los animales, y duda de que Cuba sea un territorio adecuado: "Es triste porque estos animales serán sacados de su hábitat natural y enviados a una tierra extraña, donde se verán privados de libertad y dependerán totalmente de los seres humanos para sus necesidades diarias. Esta última acción del Gobierno de Namibia y su Ministerio de Medio Ambiente y Turismo plantea serias preocupaciones respecto a la actitud de este país hacia el bienestar animal. Tal vez algo a tener en cuenta por los amantes de los animales cuando se plantean Namibia como destino de vacaciones”.

© Guardian News & Media 2012

Más información