Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El telescopio gigante europeo se construirá en Chile

Ciencia e Innovación insiste en que la candidatura de Canarias era la idónea y el PP dice que el Observatorio Europeo Austral es un grupo de presión con intereses económicos en Chile

El consejo del organismo científico Observatorio Europeo Austral (ESO) ha seleccionado hoy Cerro Armazones, en Chile, como ubicación de referencia del futuro telescopio gigante euroepo E-ELT, al que también optaba España (en el observatorio del Roque de los Muchachos en La Palma). Esta decisión es definitiva y confirma la propuesta del comité técnico asesor, realizada hace un mes y medio. El Ministerio de Ciencia e Innovación insiste, en un comunicado, en que la candidatura española era la más idónea, y el senador del Partido Popular por Tenerife Antonio Alarcó ha calificado la decisión de "insólita, grave e injusta". Alarcó ha ido más allá y ha dicho que el ESO es "un lobby que tiene intereses comerciales en Chile", informa Europa Press.

Cerro Armazones es una montaña de 3.060 metros de altura en la parte central del desierto de Atacama, en Chile, ubicada a unos 130 kilómetros al sur de Antofagasta y a unos 20 kilómetros de Cerro Paranal, hogar de los telescopios VLT de ESO.

"Este es un hito importante que nos permite finalizar el diseño base de este ambicioso proyecto, que posibilitará grandes avances en el conocimiento astronómico", señala Tim de Zeeuw, director general de ESO, en un comunicado. "Agradezco al equipo que seleccionó el lugar el enorme trabajo que ha realizado en los últimos años".

La luz verde para la construcción se espera a fines de 2010, y el inicio de las operaciones para 2018.

Esta decisión sobre la ubicación del E-ELT fue adoptada por los delegados de los 14 países miembros de ESO y está basada en una exhaustiva investigación meteorológica comparativa, que ha durado varios años, indica la organización. La mayor parte de la información reunida durante el proceso de selección será publicada a lo largo de 2010. Por su parte, Ciencia e Innovación asegura que analizará "el origen de la diferencia de criterio entre los datos científicos esgrimidos por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), en los que se basó la candidatura española, y los que maneja ESO".

El próximo paso de ESO es construir el telescopio europeo óptico-infrarrojo extremadamente grande (E-ELT), con un espejo primario de 42 metros de diámetro. El E-ELT será "el ojo más grande del mundo en el cielo", señala la organización astronómica, y el único telescopio de su tipo a nivel mundial. ESO está diseñando detallados planes de construcción con la colaboración de la comunidad, prosigue el comunicado, y el E-ELT abordará muchas de las preguntas más apremiantes aún sin resolver en astronomía, y podría finalmente revolucionar nuestra percepción del Universo tanto como el telescopio de Galileo lo hizo hace 400 años.