Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Los españoles presumen de no saber matemáticas"

El profesor Adolfo Quirós evalúa el resultado de la olimpiada que ha reunido a estudiantes de matemáticas de 97 países.- España ha quedado en el 43º puesto

Anfitriona por primera vez de una Olimpiada de Matemáticas, a España no le han salido de la mejor manera las cuentas. Ha quedado en el 43º puesto entre los 97 participantes. Más exactamente entre Georgia y Suráfrica, y por detrás de otros países iberoamericanos como Brasil (16º), Perú (18º), México (37º) y Argentina (41º). Aunque sea un resultado discreto, se trata del mejor en los juegos que desde 1959 reúnen anualmente a estudiantes de secundaria.

El reto es mejorar. "Hay que hacer como con los deportes. Necesitamos a más gente practicando. Solo así los estudiantes van a tener aprecio por las matemáticas", señala el profesor Adolfo Quirós, portavoz de la Real Sociedad Matemática Española (RSME). "Aquí se tiene la sensación de que las matemáticas son horrorosas, que uno no se puede divertir con los números. Y más, los españoles presumen de no saber matemáticas", añade.

El ritmo de preparación influye en el resultado. Los seis españoles participantes han asistido durante 10 días a un curso preparatorio en Barcelona de ocho horas diarias. Los chinos, los ganadores, pasan tres años estudiando tres horas diarias, especialmente para la Olimpíada. Es la octava vez en las últimas 10 ediciones que se alzan con el primer puesto. "Los chinos son muchos, pero eso no es decisivo. Los países del Este europeo no son muy poblados pero tienen aprecio social por las matemáticas. En España se dice 'soy muy malo con los números' como si fuera un mérito", declara Quirós.

El número de aficionados y el gusto por las matemáticas explica apenas en parte el resultado. Otros países donde dedicarse a los cálculos es también considerado algo aburrido se han colocado mejor que España. Brasil ha quedado en el 16º puesto, el mejor situado entre los de habla portuguesa o española. Individualmente, el mejor iberoamericano ha sido el peruano Fernando Manrique Montañez, que se aseguró el 12º puesto y la 18ª posición general para su país.

De los 535 participantes finales, sólo tres han logrado resolver correctamente los seis problemas (dos chinos y un estadounidense). Diego Izquierdo, de 18 años, uno de los tres españoles mejor clasificados (238º puesto), todavía intenta encontrar la respuesta para el sexto problema. En su opinión, la manera de acercar los números a la población española es mejorar la enseñanza. "La mala imagen que tienen las matemáticas se debe a que se enseñan mal. Son formas muy mecánicas de aplicar unos teoremas. Los problemas de la Olimpíada muestran que hay una creatividad matemática", sostiene Izquierdo, ganador de una medalla de bronce, como otros dos compañeros. "Claro que nos podríamos preparar más, pero tampoco es bueno hacer como los chinos, que cogen a los participantes y les hacen estudiar solo eso. No necesitamos máquinas", concluye el estudiante que el año que viene empezará la carrera universitaria. En Matemáticas.

La próxima parada, Alemania

Además de Diego Izquierdo, Arnau Messegué y Gabriel Fürstenheim quedaron empatados en el 238º puesto, por lo que lograron medallas de bronce. Otros tres han conseguido menciones honoríficas. Es la primera vez en 26 participaciones que los seis miembros del equipo español obtienen galardones y la cuarta que se consiguen tres medallas. La 50ª Olimpiada Internacional de Matemáticas ocurrirá en 2009 en Bremen, en el norte de Alemania, también en el mes de julio.

Más información