Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ERC se decanta por el no y condiciona su voto del jueves al pacto entre el PSOE y Podemos

Sánchez pide a los separatistas renunciar a la unilateralidad y Torra responde: "Lo volveremos a hacer"

El portavoz de ERC, Gabriel Rufián (de espaldas), es aplaudido por su grupo tras su intervención en el Congreso. En vídeo, el discurso de Rufián, en ocho minutos.

“El Gobierno de España defenderá el orden constitucional, la integridad territorial y la soberanía nacional”, ha advertido el candidato Pedro Sánchez en su intervención de réplica al portavoz de ERC, Gabriel Rufián, esta martes durante el debate de investidura. No ha mencionado la aplicación del artículo 155 de la Constitución, pero subyace esa posibilidad en sus intenciones si se incumple la legalidad, como ocurrió en septiembre y octubre de 2017. “Ustedes quisieron quebrar el Estado; utilizaron las instituciones que son de todos los catalanes”, ha insistido, citando al Tribunal Constitucional. Sánchez ha recordado a Rufián que no se puede imponer una república ni una autonomía con el 50% en contra, y ha remarcado que no hay solución posible si los independentistas insisten en que "lo volverán a hacer".

Poco después, el presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, ha respondido a Sánchez en Twitter con este mensaje: "Por alusiones: lo volveremos a hacer".

"Estamos condenados a entendernos”, ha descrito Rufián, en seguimiento de la tesis de su antecesor, Joan Tardà, a quien ha elogiado y homenajeado. El portavoz de ERC ha dicho que supedita suvoto el jueves al acuerdo entre el PSOE y Unidas Podemos.Este martes ha votado no.  Quien no ha tenido dudas es Junts per Catalunya: tienen "155 razones para votar en contra" de la investidura de Pedro Sánchez, según ha anunciado la portavoz, Laura Borràs.

Aunque el jefe del Gobierno en funciones no ha diferenciado las respuestas a los dos partidos independentistas catalanes, sus posiciones no han sido exactamente iguales. ERC aún abre la puerta a abstenerse el jueves en la votación de investidura; en ningún caso lo hará el grupo del partido de Carles Puigdemont. Con la intervención de Rufián, el presidente en funciones ha entrado más de lleno en la crisis catalana y lo mismo hizo en la respuesta a Junts per Catalunya.  Con una pregunta a Pedro Sánchez y a Pablo Iglesias ha sintetizado Gabriel Rufián su posición. “¿Por qué es mejor una abstención del PP y Ciudadanos a que el señor Iglesias se siente en un ministerio? Señor Iglesias, ¿por qué es mejor darle una oportunidad a los trillizos [en referencia a Pablo Casado, Albert Rivera y Santiago Abascal] a que se siente usted en un ministerio?”. Mejor entenderse que “jugar a la ruleta rusa y dar una oportunidad a Casado, Rivera y Abascal para que lleguen a La Moncloa”.

No acepta Sánchez que los independentistas hablen en nombre de toda Cataluña —algo que no ha hecho ERC— y su propuesta es que empiecen a hablar entre los partidos catalanes y reconozcan la legitimidad del resto de las fuerzas políticas. Los republicanos quieren hablar de políticas sociales y económicas pero también de “la solución para Cataluña”. El “no a todo” y el bloqueo a España “es irresponsable”, ha sentenciado durante su intervención Rufián, anticipando que ERC, al menos, se plantea la abstención en la investidura de Pedro Sánchez.

Las menciones a los presos catalanes de su partido han salpicado su discurso, con alusiones emotivas a las familias de los mismos. “Hay que formar mesas de diálogo, que nadie pida al otro que deje de ser quien es, ni a Casado ni a Rivera, pero nadie me puede decir que no sea nacionalista y republicano”, ha proclamado el portavoz de ERC, partido ganador de las últimas elecciones generales en Cataluña. El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, les ha pedido que en primer lugar se entiendan entre catalanes y, por ello, que formen una mesa de partidos de Cataluña, con independencia de lo que piensen. La tesis de Sánchez es que el problema en Cataluña es de convivencia y tiene que resolverse, en primer lugar, en Cataluña. “Tienen que entenderse con el PP aunque sea marginal en Cataluña y con Ciudadanos, que está en retroceso”, ha señalado Sánchez.

Rufián ha cogido ese guante, pero también quiere una mesa de partidos en Madrid. “No somos unilaterales; unilaterales fueron las hostias que se dio a la gente el 1 de octubre”, se ha arrancado Rufián en respuesta a Sánchez, que les había atribuido esa unilateralidad en la defensa de sus posiciones, sin contar con el Estado. “Para tender la mano a alguien debe haber ese alguien y algo que votar. Tiene 48 horas”, ha avisado Rufián. No ha olvidado pedir una comisión de investigación sobre los atentados en Barcelona del 17 de agosto de 2017.

No se ha salido de la crisis con Cataluña la intervención de la portavoz de Junts per Catalunya, Laura Borràs. Sus "155 razones" para votar en contra de la investidura de Sánchez aluden directamente a la aplicación de ese artículo con el Gobierno del PP y el apoyo del PSOE, entonces en la oposición. El presidente en funciones no reniega de esa aplicación sino que avisa que, si se incumple la legalidad constitucional y estatutaria, lo aplicará. Con este Gobierno socialista "se ha incrementado la represión", ha señalado Borràs. No ve ninguna razón para facilitar su investidura, sino todo lo contrario. La tesis de Sánchez de que empiecen por respetar y reconocer en Cataluña a los partidos que no son independentistas no ha tenido respuesta.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información