Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unidos Podemos quiere un impuesto especial a la banca para que devuelva el dinero del rescate

La formación propone un aumento de 10 puntos porcentuales del tipo del impuesto de sociedades para estas entidades

Iglesias y Echenique durante la presentación del documento.

Unidos Podemos, el grupo confederal liderado por Podemos que aglutina a Izquierda Unida, Equo, En Comú Podem y En Marea, ha presentado un documento de 17 puntos para negociar con el Gobierno de Pedro Sánchez los próximos Presupuestos Generales. “Presupuestos con la gente dentro” es el título de texto de 53 páginas que recoge algunas de las medidas ya anunciadas por la formación, como el impuesto a la banca y el aumento del de sociedades. Dos iniciativas a las que la formación morada no renuncia aunque el Ejecutivo, que en principio las respaldó, ha dado un paso atrás.

“Llega la hora de la verdad, el espíritu de la moción se tiene que traducir en hechos. Y en política los hechos se deciden en los Presupuestos Generales”, ha dicho Pablo Iglesias, secretario general de Podemos que ha querido insistir en que con esta presentación no pretenden presionar al Gobierno. "La derecha y la extrema derecha no quieren discutir de esto porque no tienen nada que proponer al respecto y lo más importante que va a pasar en 2018 es la aprobación de unos presupuestos con carácter social", ha asegurado.

La hoja de ruta ya está en manos del Gobierno. Sánchez ha vuelto a recibir, tras la reunión con Iglesias a inicios de septiembre, un impuesto a la banca. La propuesta es un recargo de solidaridad a las entidades de crédito "para recobrar parte de las ayudas irrecuperables", según se lee en el documento. El Tribunal de Cuentas calcula que el rescate costó a las arcas públicas 122.122 millones de euros de los que más de 60.000 se han perdido, según el Banco de España. La propuesa de Unidos Podemos es un impuesto extraordinario con una duración temporal de cinco años prorrogable por periodos iguales.

Además, la formación propone un aumento en 10 puntos porcentuales del tipo del impuesto de sociedades para los bancos. Unidos Podemos estima que recaudarían 1.000 millones el primer año con este recargo. El total acumulado de los cinco primeros años, según sus cálculos, sería de 5.800 millones.

El grupo de partidos tampoco se rinde con el impuesto de sociedades. “España está tres décimas por debajo de la media europea del 2,6% del PIB”, ha recordado Pablo Echenique, secretario de Organización de Podemos. “Las grandes empresas, como algunos bancos, tienen tipos efectivos muy bajos, incluso del 0% en algunos casos y ejercicios”, dice el documento. La propuesta en este caso es que las grandes empresas no puedan pagar menos del 15% de sus beneficios y este tipo debe crecer hasta el 20% en el caso de las entidades financieras y de las empresas de hidrocarburos. También quieren que se limite a cuatro años el plazo para compensar bases negativas de ejercicios anteriores.

Por el momento, el Gobierno se ha comprometido a gravar las transacciones financieras. El partido de Iglesias calcula que si se cargan con un 0,2% la compraventa de acciones y con un 0,02% las operaciones con derivados, la recaudación podría suponer 1.300 millones al año para España.

Antes de comenzar la negociación con Pedro Sánchez, Unidos Podemos proponía subir el salario interprofesional a 950 euros en 2020. "Ahora proponemos pelear con fuerza que llegue a 1.000 euros por el nuevo IPC y porque ha cambiado la situación económica", ha puntualizado Echenique.

Entre las medidas nuevas está la bajada de las tasas universitarias, blindar “solo sí es sí” en el Código Penal para luchar contra la violencia machista y proteger a la ciudadanía de las casas de apuestas y la ludopatía, entre otras. Con estas iniciativas pretenden recaudar al menos 10.500 millones de euros.

“Son propuestas de sentido común y que constituyen un amplio consenso en el país. No pedimos la Luna, pedimos que la justicia fiscal en España se acerque a la de la Unión Europea”, ha asegurado Iglesias. "Las primeras reuniones fueron esperanzadoras, conseguimos cambiar el artículo 15 de la ley de Estabilidad y que las pensiones se equiparen con el IPC", ha recordado Echenique. "Tras este pequeño impás nos toca reunirnos para terminar de negociar".

El secretario de Organización de Podemos no ha especificado cuáles serán las líneas rojas, se ha limitado a decir que tras las mesas de trabajo harán una valoración global y tomarán una decisión político. Es decir, si finalmente apoyarán o no los presupuestos.

Precio de la luz

Otro de los temas que más espacio ocupa en la propuesta del grupo confederal es el precio del recibo de la luz. Unidos Podemos propone en su documento introducir un sistema de límites máximos y progresividad en el precio. “Una de las vergüenzas de nuestro país en relación a Europa es la factura de la luz”, ha dicho Echenique.

Consideran insuficiente la medida anunciada por el Gobierno de suspender el impuesto de generación, instaurado por el Ejecutivo del PP y que grava con un 7% la producción eléctrica. Este gravamen, aunque se aplique a las eléctricas, repercute directamente en el recibo final que paga el consumidor. La propuesta incluye además que los consumidores que pagan la factura según las tarifas de la modalidad del mercado libre tengan pasarelas para que puedan volver al regulado que consideran “más protegido”.

Para recuperar lo que valoran como “el regalo a las eléctricas” que “disfrutan de beneficios caídos del cielo” plantean un cargo a la retribución en función de los aumentos que experimente el precio de la luz. “Esto ocurre con el sistema de determinación de precios que hace que paguemos la energía al nivel de la más cara que entra en el mercado, lo que favorece mucho los beneficios de centrales hidráulicas o nucleares que están amortizadas hace años o con la cantidad que pagamos a muchas centrales para que mantengan disponible una capacidad muy por encima de lo que necesitamos”, reza la propuesta. Esta medida, aseguran, permitirá financiar el bono familiar y que las eléctricas contribuyan más cuanto mayores sean los precios.

El IVA y el aumento del IRPF

En el documento sigue sin especificarse a qué productos se bajará el IVA, aunque ya haya un principio de acuerdo entre Unidos Podemos y el Gobierno. La formación solo detalla aplicar el IVA superreducido a los productos de higiene femenina. “Además de ser justicia, apenas tendría un coste apreciable para las arcas públicas de unos 35 millones de euros”, se explica en el documento.

La otra brecha que quieren eliminar es la que considera que separa las rentas del trabajo y las del capital. Actualmente el tipo máximo aplicable a las del trabajo es del 45% y del 23% a las del capital. “Se puede aumentar la recaudación en más de 1.000 millones de euros si se modifica la tributación de quienes declaran ingresos superiores a 120.000 euros. Además, aumentar del 45% actual al 48% el tramo de las rentas entre 120.000 y 150.000 euros; hasta el 50% entre 150.000 y 300.000; y hasta el 52% las que están por encima de los 300.000. Esto es, recuperar los tipos de 2014”.

Más información