Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 53% de las personas con cáncer en España se cura

La Sociedad de Oncología Médica recuerda que el 40% de los tumores tienen causas evitables

Célula de un cáncer de piel.

Más de la mitad de las personas a las que se diagnostica un cáncer (el 53% según los últimos datos) en España supera la enfermedad, de acuerdo con los datos que ha dado esta mañana la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) con motivo del día mundial contra la enfermedad que se conmemorará el próximo 4 de febrero.

El aumento de los resultados (hace 10 años se estaba unos 10 puntos por debajo) tiene varias causas, apuntó Ruth Vera, presidenta de SEOM: los avances en medicina, con especial importancia de las llamadas terapias dirigidas o personalizadas (se dan en función de genes o mutaciones de la persona, lo que las hace más específicas) y los diagnósticos precoces. En este último aspecto la sociedad recalca que España está a la cabeza de diagnósticos de Europa.

Precisamente la detección precoz es uno de los factores que ha hecho que en 10 años el número de nuevos diagnósticos haya aumentado más de un 30%: de los 190.000 en 2006 a los 250.000 actuales. Y esta tendencia de aumento va a seguir, ha indicado Ruth. "El cáncer está asociado al envejecimiento, y España es el segundo de los países de la OCDE con mayor esperanza de vida detrás de Japón", dijo la oncóloga. A la edad y los diagnósticos se añade otro factor: los malos hábitos.

Gráfico: Las cifras de la incidencia en el mundo y en España pulsa en la foto
Gráfico: Las cifras de la incidencia en el mundo y en España

La combinación de datos arroja una situación compleja: por un lado hay más diagnósticos, y también más muertes en términos absolutos (de 101.000 a 112.000 desde 2006 a 2016), pero mientras el número de nuevos casos ha subido un 33%, el de fallecimientos lo ha hecho solo el 11% en números absolutos, lo que da idea de cómo están mejorando los tratamientos y las ventajas de los diagnósticos precoces.

Hay otro indicador en la misma dirección: mientras la tasa de defunciones por cada 100.000 habitantes, incluyendo todas las causas, ha pasado en esos 10 años de 843 a 884 (una subida del 4,86%), en el caso de los fallecimientos por cáncer el aumento es solo ligeramente superior (el 5,37%), lo que demuestra que aunque hay más casos, la mortalidad retrocede. 

"En contra de lo que la gente piensa, apenas el 10% de los cánceres son hereditarios", ha dicho Luis Paz-Ares, presidente del Comité Técnico Nacional de la Asociación Española contra el Cáncer, que ha presentado su observatorio de esta enfermedad. En cambio, "hay un 40% evitable", ha añadido. En concreto, el tabaco se relaciona con el 33% de los tumores; el alcohol,  con el 12%; la obesidad, el 4%; una dieta inadecuada, el 9%, y las infecciones (sobre todo papiloma y hepatitis), otro 15%. Las cifras no suman porque en muchos casos la misma persona tiene dos o más factores de riesgo.

La SEOM apoya una serie de recomendaciones para que las personas puedan reducir el riesgo de desarrollar un cáncer: no fumar ni tener contacto con el humo del tabaco, controlar el peso, hacer ejercicio, tomar poco el sol y evitar las cabinas de bronceado, beber cuanto menos alcohol posible (la cantidad idónea es cero, según Vera), controlar las sustancias cancerígenas que pueden manejarse o producirse en el lugar de trabajo, amamantar a los bebés, controlar la terapia hormonal sustitutoria, vacunarse de la hepatitis B y el papiloma y controlar la dieta.

Las biopsias del futuro

Una de las revoluciones que se esperan en la detección temprana del cáncer está en encontrar moléculas o células características (lo que se llaman biomarcadores) en sangre, orina o líquido cefalorraquídeo. A este conjunto de análisis se les denomina biopsia líquida, y tienen la ventaja de que son muy poco agresivas para el paciente.

Esta idea, que hace poco era poco menos que de ciencia ficción, está ya cerca de la práctica clínica, ha opinado Ruth Vera, presidenta de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), quien ha recordado que el pasado 18 de enero la revista Science publicó un artículo en el que se demostraba la eficacia para detectar ocho tipos de cáncer (mama, pulmón, colorrectal, páncreas, esófago, hígado estómago y ovario).

En casos como el pulmón, ello evitaría biopsiar (pinchar el pulmón), lo que sería una gran ventaja para el diagnóstico.

En el caso de los alimentos, Aitana Calvo, secretaria científica de la sociedad médica, ha recordado que no hay alimentos que, por sí solos, sean buenos o malos, ya que lo que importa es el conjunto. Eso no quiere decir que no haya algunos que deban primarse (frutas, hortalizas, verduras, cereales integrales) y otros componentes que conviene reducir (azúcar, sal, grasas, carnes rojas o procesadas), pero todo ello sin demonizar uno en especial. "Lo que importa es que sea variada", ha dicho.

Vera ha añadido al respecto que la Organización Mundial de la Salud ha dado un aviso a España por el excesivo consumo de sal.  Otro factor que, sobre todo a escala mundial, hay que cuidar es la radiación en los hogares. Esta se debe, casi exclusivamente, al radón, un elemento presente en los suelos graníticos. "En España hay mapas sobre su distribución y no es un gran problema", ha dicho Paz-Ares, "y se mejora mucho aireando las habitaciones". El oncólogo ha puntualizado que esta radiación no se refiere a las instalaciones de wifi, telefonía o los microondas, sobre los que no hay evidencia de que influyan en el cáncer.

De los factores que más ayudan a que aparezcan los tumores, los datos del país son malos es en el del tabaquismo, con un 20% de la población que todavía fuma, ha dicho la presidenta de la SEOM, quien ha opinado que eso no quiere decir que las leyes para reducir el consumo de tabaco hayan fracasado, sino que, quizás, haya que endurecerlas. En este sentido Paz-Ares ha insistido en que la mejor medida para reducir el tabaquismo es aumentar el precio.También se está por detrás de la media europea en practicantes de ejercicio, con un 47% de mayores de 15 años que declara que no hace ninguno de manera regular. En cambio, en obesidad (el 17% de los adultos) y consumo de alcohol España está por debajo de la media

Por último, de las pruebas que se realizan actualmente para detección precoz, Vera ha defendido sin dudarlo las mamografías y los cribados de cáncer de colon y cérvix. Admitió que hay dudas sobre la conveniencia de generalizar el de próstata (la PSA que se determina mediante análisis de sangre) y Paz-Ares, especialista en pulmón, ha dicho que respecto a este órgano las pruebas que hay son complicadas, pero que ya hay estudios piloto sobre su utilidad, sobre todo en población de riesgo, como grandes fumadores.

Más información