Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
los recortes presupuestarios

Cuando Rajoy prometía que no aplicaría el copago

El presidente negó reiteradamente que los ciudadanos fueran a pagar por la sanidad según la renta

Casi todo el PP lo descartó durante la campaña a las elecciones generales

Apenas un mes. El pasado 17 de marzo fue la última vez que Mariano Rajoy aseguró que no aplicaría el copago. “Si me pregunta a mí, personalmente yo no soy partidario del copago en la sanidad”, contestó el presidente del Gobierno a preguntas de los periodistas en una comparecencia tras reunirse con el presidente de Ecuador, Rafael Correa. Intentaba despejar la sospecha de que el Gobierno planeaba ampliar a toda España el recargo de un euro por receta que el Ejecutivo de CiU implantó en Cataluña gracias a la abstención del PP. Lo consiguió a medias, pues la frase que utilizó (“yo no soy partidario”) es la misma que ha empleado repetidamente para negar que planease subir los impuestos hasta el día en que el Gobierno aprobó un fuerte incremento del IRPF so pretexto de atajar la desviación del déficit.

30 días han pasado desde la última vez que Rajoy negó el copago, pero el presidente lo ha descartado en multitud de ocasiones, también -y fundamentalmente- durante la campaña electoral. A cuatro días de las elecciones generales que le auparon a presidente del Gobierno, Rajoy fue tajante en una entrevista con el director de EL PAÍS, Javier Moreno. El entonces candidato contestó que no haría lo que no llevase en su programa electoral, y repitió como un mantra: "No voy a introducir el copago en Sanidad" y "yo no voy a subir los impuestos, no". El 30 de diciembre el Consejo de Ministros aprobó la segunda mayor subida de impuestos de la historia reciente de España. Hoy se ha conocido que hasta los jubilados tendrán que pagar el 10% del coste de las medicinas. Con sus declaraciones, Rajoy y el resto de dirigentes populares fueron tal vez pretendidamente ambiguos: repitieron que no habría copago en la sanidad porque no pensaban instaurar el pago por acudir a consulta o a urgencias, pero el copago farmacéutico en función de la renta aprobado hoy también es un tipo de copago en sanidad.

La respuesta al director de EL PAÍS no fue la única. En campaña electoral, Rajoy prometió también en otros medios que no aplicaría el copago. El 11 de diciembre lo hizo en una entrevista en Antena 3: "Yo no voy a hacer el copago", respondió entonces.

Durante la campaña el PP se esforzó en despejar cualquier duda que apuntase al copago. La secretaria general, Dolores de Cospedal, mostró incluso un cierto cansancio de tener que desmentirlo reiteradamente: "Tenemos una línea roja, y la línea roja es la garantía de la sanidad pública universal y gratuita y la educación universal y gratuita", aseguró Cospedal, antes de añadir: "El copago no figura en el programa electoral del Partido Popular. Una y mil veces vuelvo a decir: antes que pedir a los ciudadanos paguen una parte de la sanidad, que ya la pagan con sus impuestos, hay que hacer ahorros en la gestión".

La lista de dirigentes populares declarando la guerra al copago es casi interminable. En la campaña a las elecciones asturianas de este pasado 15 de marzo, la candidata del PP a la presidencia del Principado, Mercedes Fernández, recababa aplausos de mitin con esta afirmación: "Yo quiero que la sanidad pública sea de calidad, universal y sin copago, sin copago". Los simpatizantes populares recibieron con alborozo sus palabras.