Tiene mucho 'touch down', tiene mucho tempo

La Super Bowl, ese evento épico con decenas de estrellas, miles de fuegos artificiales y 1.420 millones de alitas de pollo

Esta es la historia de cómo una competición llamada a conquistar solo a los forofos del fútbol americano consiguió suscitar la atención de todo el mundo recurriendo a una fórmula infalible en cualquier cultura: cientos de cosas de colores moviéndose en un escenario