Opinión

Jurados

El tal Bretón parece un monstruo intolerablemente real en el que volcar la indignación colectiva. Se le acusa del crimen más inhumano y salvaje, el de sus niños