Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Las paradojas del juicio a Bretón

Si nos estamos gastando una fortuna en policías, jueces, jurados, psicólogos, forenses, equipos de tecnología punta para análisis de restos calcinados, subsuelos y ADN... el motivo de que la magistrada tenga que ventilarse por medio del tradicional abanico, y no solo ella, se me escapa.

Tal vez se ha esfumado el dinero de justicia para tamaño despliegue. Quizás España ya no lo necesite pero, por favor, que alguien acuda al rescate y le instale el aire acondicionado. Aunque solo sea por no dar otra vez una imagen decimonónica del país.— Cristóbal Simón.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.