Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bretón agota el plazo para recurrir su sentencia condenatoria

El abogado del acusado anunció que recurriría la decisión del juez ante el TSJA

José Bretón tiene tres días para presentar un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra la sentencia que lo condenó en julio a 40 años de cárcel por asesinar a sus dos hijos en octubre de 2011, ya que este miércoles expira el plazo legal para ello. En la sentencia que emitió el magistrado Pedro Vela el pasado 22 de julio daba un plazo de 10 días hábiles para presentar recurso, una cuenta atrás que concluye este miércoles, puesto que agosto es inhábil a efectos judiciales.

Tras el repetido anuncio que hizo el abogado de Bretón, José María Sánchez de Puerta, de que recurriría la sentencia ante el TSJA, se espera que estos días se formalice y se abra un nuevo capítulo en el proceso judicial al condenado. Un condenado que ha pasado un mes de agosto distinto al del año pasado, cuando la investigación policial dio un vuelco al conocerse el informe del antropólogo Francisco Etxeberría Gabilondo, subdirector del Instituto Vasco de Criminología.

Fue el 27 de agosto del año pasado cuando, tanto el informe de Etxeberría, encargado por Ruth Ortiz, madre de los menores, como otro de la Policía Nacional, concluyeron que los restos hallados en una hoguera en la finca paterna pertenecían a niños en lugar de a animales, como se resolvió en un principio.

Hace un año

Estos dos informes provocaron que la Policía Científica volviera a rastrear la finca de Las Quemadillas junto con Bretón, que entonces ya estaba en prisión provisional. Una situación en la que Bretón sigue hoy, a la espera de que la sentencia sea firme, aunque de forma distinta, puesto que, a diferencia del año pasado, ya cumple una condena de 40 años a la que tiene que hacer frente.

Lo que no ha cambiado de un año para otro han sido sus argumentos. Bretón sigue defendiendo en sus cartas a los medios de comunicación su total inocencia. En su última misiva, Bretón ha afirmado que puede demostrar que “todos los indicios faltan a la realidad”, y ha llegado a llamarlos “pruebas falsas”.

El abogado de la defensa, por su parte, se negó en todo momento a valorar la sentencia y pidió tiempo para estudiar el recurso contra él, aunque, al conocer el veredicto de culpabilidad solicitó de nuevo la “total absolución” de su defendido.