Bebés prematuros

Bebés prematuros: en qué consiste el método canguro y cuáles son sus beneficios

De acuerdo con un estudio, el 82% de las UCI neonatales permite realizar el piel con piel en España, “sin limitaciones, es decir, incluyendo al padre”, explica la neonatóloga Pilar Bas

El padre también puede realizar el método canguro, aunque no proporcione soporte nutricional, pues el resto de los beneficios se siguen reproduciendo.
El padre también puede realizar el método canguro, aunque no proporcione soporte nutricional, pues el resto de los beneficios se siguen reproduciendo.Olmo Calvo

A nivel mundial, más de 15 millones de niños nacen prematuramente. Esto significa que uno de cada 10 niños nacerá antes de las 37 semanas de edad gestacional, lo que supone la causa de mortalidad más importante en menores de cinco años. Según datos de la Sociedad Española de Neonatología, la tasa de prematuridad en España se sitúa en el 6,5%. “Estas cifras son muy superiores en países subdesarrollados, por ejemplo, Malawi, cuya tasa de prematuridad se sitúa en el 18%, según datos de la OMS. Tras la pandemia de covid-19, países como Nepal han visto incrementada su tasa de prematuridad hasta en un 20%, datos que nos alertan de lo que puede estar ocurriendo en otros países subdesarrollados, donde la disminución de la calidad y los accesos a la asistencia médica se han visto mermados”, expone la doctora Pilar Bas, neonatóloga de la unidad materno-infantil de Vithas Las Palmas.

Más información

Una de las técnicas para que estos pequeños se desarrollen más rápido y mejor es el Método Madre Canguro (MMC) que, según explica la experta, supone el contacto piel con piel entre madre e hijo: “El niño se sitúa desnudo (con pañal y gorro) en posición vertical entre los pechos de su progenitora y debajo de su ropa. La madre supondrá una fuente permanente de calor, regulando la temperatura del recién nacido; al mismo tiempo ofrecerá soporte nutricional (lactancia materna) y reforzará el vínculo biológico y afectivo. El MMC debe ofrecerse de forma continua, sin interrupciones, y de forma mantenida durante el tiempo necesario con el fin de mostrar sus beneficios”.

El MMC, por todo esto, va dirigido a recién nacidos pretérmino y/o de bajo peso al nacimiento. Sin embargo, se puede realizar “en recién nacidos a término, y un buen ejemplo de ello es el piel con piel, que se realiza en el momento del nacimiento y que ha demostrado ampliamente sus grandes ventajas en cuanto a la tasa de éxito de lactancia materna a largo plazo; la estabilización del recién nacido, y la promoción del vínculo materno-filial”, explica Bas. De acuerdo con un estudio publicado en 2014, el 82% de las UCI neonatales permite realizar el MMC en nuestro país, “sin limitaciones, es decir, incluyendo al padre”, añade.

“Aunque el MMC, como su nombre indica, incluye a la madre como fuente de calor, referencia de vínculo afectivo y fuente nutricional a través de la lactancia, el padre también puede realizarlo”, prosigue la experta, “aunque no proporcione soporte nutricional, pues el resto de los beneficios se siguen reproduciendo y, además, sabemos que los que lo hacen presentan un mayor vínculo afectivo con el recién nacido”. Para la experta, todo esto favorece el empoderamiento de los padres, que estarán más implicados en el cuidado de su hijo: “Asimismo, puede ser realizado por hermanos, abuelos y cualquier familiar cercano al núcleo familiar del recién nacido, siempre que cuenten con la autorización materna/paterna y que los padres estén ausentes por cuestiones de salud, trabajo, etc. Lo importante es ofrecer al recién nacido el mayor tiempo posible en MMC”, argumenta Bas.

Estos son los seis beneficios principales del MMC

Pilar Bas, neonatóloga.
Pilar Bas, neonatóloga.
  1. Un estudio publicado recientemente en la prestigiosa revista médica The Lancet demuestra la reducción de la mortalidad en bebés prematuros hasta un 30% cuando los progenitores practican el MMC, relata la médica.
  2. A nivel neurológico, se ha observado que los recién nacidos prematuros que realizan MMC presentan una mayor duración e integridad del sueño, favoreciendo la maduración cerebral. Además, “existe una amplia evidencia científica que demuestra una diferencia en el desarrollo neuropsicomotor en los niños que recibieron MMC, frente a los que no. Son niños que regulan mejor el estrés y sienten menor dolor ante procedimientos dolorosos”, explica la neonatóloga.
  3. El MMC proporciona al recién nacido prematuro una mayor capacidad de regulación de la temperatura y fisiología. Además, los niños en MMC estabilizan su frecuencia cardiaca, disminuye la frecuencia respiratoria y los niveles de oxígeno en sangre mejoran. “El MMC es el lugar ideal para retirar el soporte respiratorio (ventilación nasal) y permite, en muchos casos, disminuir las necesidades de oxígeno suplementario”, apunta la especialista. De hecho, “durante el MMC los prematuros disminuyen el número de apneas, es decir, el cese de la respiración que acontece en estos recién nacidos por inmadurez del sistema nervioso central”, sostiene Bas.
  4. Favorece la lactancia materna. El MMC prolonga la lactancia hasta tres meses, e incrementa la frecuencia de niños que son dados de alta con lactancia materna exclusiva. “Tras poner en práctica una sesión del método canguro, muchas madres aseguran que han experimentado un aumento en la producción de leche, siendo el lugar idóneo para su extracción con sacaleches”, apunta la especialista, quien también subraya que el MMC mejora el crecimiento y ganancia ponderal de los bebés prematuros.
  5. La práctica de esta técnica acorta la estancia hospitalaria en una media de dos a tres días, además de disminuir el riesgo de contagiarse de microorganismos producidos en el propio hospital.
  6. El MMC promueve el vínculo emocional con sus progenitores. “El neonato va a encontrar un lugar seguro en el pecho materno o paterno que le ofrezca seguridad, tranquilidad y alimento. Además, el MMC disminuye la ansiedad materna, así como la depresión y los sentimientos de culpabilidad que presentan los padres que tienen hijos prematuros”, apunta Bas, que asegura que “incrementa el grado de competencia de los progenitores, empoderándolos y haciéndoles sentir cuidadores esenciales de sus hijos”.

Método canguro y covid-19

Según relata Bas, al inicio del año 2020, solo se disponía de información procedente de China acerca del SARS-CoV-2. Desde allí, se inició la separación inmediata de los recién nacidos de sus madres tras el parto, si existía una mínima sospecha de infección, con la consiguiente retirada de la lactancia materna: “Ese protocolo inicial se extrapoló inicialmente a nuestros hospitales, bajo el amparo de la Sociedad Española de Neonatología que, posteriormente, tras la consulta a organismos como Unicef y la OMS, así como a sociedades científicas, corrigió dicho documento y evitó más separaciones de neonatos de madres infectadas con coronavirus. De este modo se intentó fomentar el contacto inmediato y la lactancia materna”.

Sin embargo, prosigue la experta, “las investigaciones españolas sobre las madres con infección que han dado a luz en los hospitales demuestran que el piel con piel en el momento del nacimiento se ha visto reducido en un 50 %, con el consecuente descenso del porcentaje de madres que son dadas de alta con lactancia materna exclusiva”. Sin embargo, según mantiene, a nivel mundial la OMS ha lanzado un reciente estudio que estima que, si se aplicase el MMC en recién nacidos con bajo peso en países subdesarrollados, se podrían reducir hasta 126.000 muertes. Esto demuestra que el beneficio de realizar MMC es 65 veces superior al riesgo de morir por covid-19. “El miedo a la transmisión del SARS-CoV-2 ha propiciado la separación de madres con covid-19 de sus hijos”, continúa Bas, “con la subsiguiente interrupción del piel con piel y la lactancia materna en países que, ya de por sí, presentaban una elevada tasa de mortalidad infantil.” Desde la OMS recuerdan que el MMC es una de las mejores intervenciones “para aumentar las probabilidades de supervivencia de un recién nacido prematuro o de bajo peso, especialmente en países de ingresos bajos”, concluye Bas.

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50