Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El dictador Álvarez, de nuevo ante la justicia uruguaya

El dictador uruguayo Gregorio Álvarez (1981-1985) compareció ayer de nuevo ante la justicia para declarar sobre la muerte del militante tupamaro Roberto Luzardo en junio de 1973. El juez penal Juan Carlos Fernández le citó para determinar si ordenó o no la asistencia médica de Luzardo cuando fue herido en una operación policial contra esta guerrilla urbana.

El abogado de la familia Luzardo, Óscar López, declaró que la denuncia "tiende a probar la responsabilidad de Álvarez al dejar morir a Luzardo". Gregorio Goyo Álvarez, que se encuentra en prisión, comparecerá por primera vez y por separado ante los familiares de Luzardo, Beatriz y Ernesto, hermanos de la víctima, y su madre, Ana Blanco.

El ex dictador se encuentra en prisión después de que en diciembre de 2007 fue procesado por los traslados clandestinos desde Argentina en 1978 de presos políticos y disidentes uruguayos, algunos de los cuales fueron asesinados en cuarteles del Ejército.

La comparecencia de ayer se produce dos días después de que el Parlamento uruguayo respaldara la inconstitucionalidad de la Ley de Caducidad en varios de sus artículos, tal y como había hecho días antes el Gobierno de Tabaré Vázquez.