Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alerta en los bancos de sangre de Perú tras detectarse cuatro casos de contagio de VIH por transfusión

El Ministerio de Salud declara el estado de emergencia en 240 centros de recolección

El Ministerio de Salud peruano ha declarado el estado de emergencia en más de 240 bancos de sangre del país, tras confirmarse que por al menos cuatro personas han sido infectadas con el VIH (Virus de inmunodeficiencia humana) por recibir transfusiones de sangre en un hospital público.

Un joven de 17 años denunció ayer que su caso se suma a los de otras cuatro personas infectadas en el hospital Daniel Alcides Carrión del puerto capitalino de Callao, donde Judith Rivera denunciara que recibió una transfusión de sangre infectada con el virus del sida, informa la prensa local.

"Esta nueva denuncia (del joven que no fue identificado) justifica las medidas radicales que hemos adoptado", señaló en rueda de prensa el ministro de Salud, Carlos Vallejos, quien decretó el pasado miércoles por la noche el estado de emergencia para los 240 bancos de sangre del país.

"Esta situación no puede continuar. Se están sumando hechos que es nuestra responsabilidad afrontar... Todos los bancos de sangre de Perú están siendo revisados", agregó.

Rivera, de 44 años, casada y con cuatro hijos, reiteró el

jueves en rueda de prensa que recibió en abril una transfusión con sangre infectada con VIH mientras era operada por un tumor en el útero.

Una investigación posterior del Ministerio de Salud ratificó que ella recibió en el hospital tres unidades sanguíneas, una durante la operación, y otras dos después, todas infectadas con el virus.

"Tenemos que incrementar los controles, no se puede trabajar como se ha venido haciendo", admitió Vallejos, aunque aseguró que Perú cumple con los estándares internacionales de control para sangre recibida de donantes.

Explicó que la contaminación se debió a que uno o varios donantes dieron su sangre sin presentar ningún síntoma, ignorando que eran portadores del virus, y que eludieron los nueve controles que el protocolo internacional demanda realizar a las personas que entregan su sangre.

El ministerio inició una investigación e indicó que al menos tres personas, incluyendo a Rivera, fueron contagiadas por sangre infectada en ese tiempo.

El nivel de alerta se agravó el martes, cuando Vallejos confirmó que un bebé de once meses de edad se convirtió en la cuarta persona en recibir sangre infectada con el virus VIH en el mismo hospital.

Vallejos decidió declarar el estado de emergencia en todos los bancos de sangre del país, para realizar un análisis profundo e investigaciones acerca de cómo es el manejo y revisión de la sangre que se recibe. Hasta el momento, se han cerrado casi 40 bancos de sangre "porque no cumplían con las reglas mínimas", explicó.

El ministro advirtió que además hay la alerta de contagio por hepatitis C en los bancos de sangre.

El asesor regional en servicios de sangre de la Organización Panamericana de la Salud, José Cruz, dijo a AP desde la sede en Washington que les "preocupa la situación de los bancos de sangre en Perú".

Además, consideró que Perú, junto con Bolivia, Colombia, y México, conforman la lista de cuatro países en Latinoamérica (sin incluir Caribe) que no realizan "los exámenes preliminares" a toda la sangre que reciben "para determinar si ésta representa algún peligro sobre enfermedades", según datos de 2005, los últimos con que cuenta el organismo.

Perú, en 2005, subrayó Cruz, realizó los exámenes preliminares "al 77% de toda la sangre recolectada", dejando casi un cuarto de ésta sin analizar. Según Naciones Unidas, 93.000 personas han sido contagiadas con el virus VIH en Perú.