'¡Qué 10 meses terribles!'

¡Qué 10 meses terribles! . Inmigrantes del CETI han hecho llegar a EL PAÍS varias cartas en las que se quejan de su situación. Aunque no aportan pruebas que respalden la mayoría de sus acusaciones contra el centro, recogen tres aspectos contrastados: su impotencia tras diez meses de espera, su decisión de abandonar la institución para intentar pasar ilegalmente a España y su disposición a formar parte de las crecientes bolsas de delincuencia en que se desenvuelven muchos subsaharianos.