_
_
_
_

Cuscús de brócoli con gambas

Al día siguiente del picnic, seguía estando bueno. / EL COMIDISTA
Al día siguiente del picnic, seguía estando bueno. / EL COMIDISTA
Mikel López Iturriaga

 Aprovechando esa especie de primavera prematura de la que disfrutamos a principios de mes, hace un par de sábados preparé un pequeño picnic para comer en el parque. No sé si logré mi principal objetivo -que el sol me quitara el característico color Gollum-tras-año-en-húmeda-cueva que se me queda en invierno-, pero sí disfruté como un hobbit con uno de los platos que llevé: un fastuoso cuscús de brócoli con gambas.

Como ya confesé en su momento con el cuscús de coliflor con naranja y anacardos, la técnica está copiada de un documental sobre elBulli que vi hace años, consistente en obtener los granitos de las flores de estas hortalizas cortándolas muy finamente con un cuchillo. Las escaldas, las enfrías, y listo: ya tienes un cuscús vegetal que puedes aliñar o tunear como te venga en gana.

Para darle un poco más de fuste al plato, añadí un poco de cuscús del de verdad. Las proteínas animales estuvieron presentes en forma de gambas: tiré de colas congeladas de buena calidad, pero se pueden usar frescas si te ha tocado la lotería o te llamas Cuca o Borja Mari. El toque crujiente lo pusieron las almendras y la cebolleta, previamente domada en el zumo de limón. Todos juntos construyeron un plato tan completo como ligero, que volvió a demostrar que la comida sana no tiene por qué ser un soberano peñazo.

Dificultad: Para insustanciales.

Ingredientes

Para 4-6 personas

  • 800 g de brócoli
  • 150 g de cuscús
  • 350 g de colas de gambas crudas (pueden ser congeladas)
  • 1/2 cebolleta pequeña
  • 50 g de almendras saladas peladas
  • 4 cucharadas de zumo de limón
  • 1/4 cucharadita de chile en polvo (opcional)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida

Instrucciones

1.
Picar la cebolleta y dejarla en remojo con el zumo de limón para que pierda fuerza y no repita.
2.
Cortar con un cuchillo grande afilado las flores del brócoli, como si se quisiera hacer una juliana muy fina. Reservar los troncos más gruesos para otras preparaciones (cremas o salteados).
3.
Poner agua abundante a hervir con mucha sal en una cazuela. Echar las colas, retirar del fuego y tapar. Dejar tres minutos, sacar las gambas con una espumadera y reservar.
4.
Escaldar el brócoli en la misma agua durante un minuto. Colar guardando el agua de cocción. Pasar el brócoli por agua fría, escurrir bien y reservar.
5.
Preparar el cuscús siguiendo las instrucciones del fabricante, usando líquido de cocción anterior en vez de agua.
6.
Una vez que el cuscús esté templado, mezclarlo con las gambas picadas en trozos grandes, el brócoli y las almendras.
7.
Preparar una vinagreta con el zumo de limón, la cebolla, el aceite, sal, pimienta y el chile si se quiere que pique un poco (muy recomendable). Agitar bien y, justo en el momento de comer, añadir este aliño al cuscús, remover bien y servir.

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga
Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_