La crisis del coronavirus

Estos son los criterios que Madrid no cumple para pasar a la fase 1

La presión asistencial continúa en descenso, ya tiene el protocolo de detección y seguimiento de covid-19 para atención primaria, pero las plantillas siguen sin los refuerzos necesarios para ponerlo en marcha

En el vídeo, residentes de medicina de familia, estudiantes MIR y personal facultativo y de enfermería del Centro de Salud Daroca, en Ciudad Lineal. Protestan por la falta de recursos en la atención primaria.

Madrid avanza en el desconfinamiento, pero no como esperaba: será algo similar a la llamada fase 0,5, que ha propuesto también Barcelona. Esta consiste en permitir la reapertura de la actividad comercial sin cita previa y con limitaciones de aforo pero no se autoriza a abrir las terrazas ni las reuniones sociales o familiares de personas que no hayan pasado la cuarentena juntas. La Comunidad insiste: “Nosotros vamos pedir el paso a la fase 1”.

“Porque lo avalan los datos asistenciales”, “porque las medidas aplicadas nos respaldan” y “porque sería un agravio comparativo respecto a otras comunidades”. Esos son los tres puntos del argumentario para pasar de fase en la desescalada que la Comunidad de Madrid filtró la noche de este jueves, poco después de que la presidenta Isabel Díaz Ayuso publicara un tuit sobre la decisión de los expertos, que se tomará este viernes: “El Ministerio de Sanidad no parece estar dispuesto a que Madrid pase a la fase 1, pero no da razones técnicas. Nos emplazan a otra reunión mañana [por este viernes]. Madrid cumple todos los criterios: ha aumentado su capacidad de camas y PCR, menor índice contagios…”.

En ese archivo, la Comunidad asegura que "ha potenciado el control de casos sospechosos a través de la puesta en marcha de un sistema para la detección y seguimiento de contagios y contactos, coordinado por Salud Pública, que incluye, además, a todos los hospitales públicos y privados, AP [atención primaria] y SUMMA”, añade que “se ha puesto en marcha la prórroga de las contrataciones de Atención Primaria y SUMMA” y apunta que “su desarrollo fue el único punto de mejora que pidió el ministerio para cambiar de fase”. Ese único punto no se cumple.

Cita el documento de la consejería a la doctora María José Sierra, subdirectora y portavoz del Centro de Control de Alertas y Emergencias: “Hace falta tener más asegurado y funcionando el sistema de Atención Primaria para que todo caso sospechoso pueda ser diagnosticado. Esto es necesario para pasar de fase. Este sistema de Atención Primaria debe llevar una semana rodado”. Según el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, “el sistema llevaría 8 días operativo el 18 de mayo, día que Madrid pide cambiar de fase”.

El 18 de mayo, el protocolo para que ese sistema funcione haría ocho días que habría llegado a los correos electrónicos de los centros de salud, pero no ocho días operativo. La guía para los profesionales aterrizó en los correos electrónicos de los centros de salud el domingo por la noche y el lunes la conocieron los profesionales. Sin embargo, ese refuerzo de la atención primaria al que alude la Comunidad de Madrid no se ha realizado.

Varios facultativos de primaria de la capital aseguran la mañana de este viernes que a sus centros, refuerzos de personal, “no ha llegado ni uno”. Además, la reordenación de esta asistencia no se ha completado tras el cierre del Ifema, que absorbió unos cuantos cientos de profesionales de medicina de familia, y aún permanecen cerrados durante la semana alrededor de 70 consultorios; tampoco se han restaurado las urgencias de noche ni los fines de semana y esos profesionales se quejan de la “absoluta falta de personal” este mismo viernes.

Los residentes de último año de esta especialidad aún no saben nada de su futuro y su residencia acaba el 26 de mayo; los de último año de Medicina Preventiva y Salud Pública no se han incorporado aún al equipo que tiene que poner el procedimiento en marcha. Y ninguno de los facultativos o enfermeras con las que ha contactado este diario saben quiénes son, dónde están y cuándo llegarán los rastreadores.

Explica una enfermera de un centro de salud del sur de Madrid que “para que eso ocurriese el lunes debería haber comenzado ese rastreo y, para ese rastreo, deberían haber provisto de personal a los centros. Y no ha ocurrido”. Un médico de familia resume: “Que nos llegara la guía por correo no significa que el protocolo se ponga en marcha, con suerte esperamos que sea la semana que viene”.

Otro de esos facultativos, Antonio Cabrera, afirma que los “refuerzos humanos” no han llegado a “casi ningún” centro y que “han llegado PCR, pero no parece que en número suficiente para las previsiones y no todas las PCR de la misma calidad”. Algunos consultorios, dice, “se han limitado a 20 al día”. En el suyo, el Daroca, en Ciudad Lineal, con más de 50.000 tarjetas sanitarias, no se ha añadido aún ni un solo trabajador más.

Dos semanas de petición a fase 1

La pasada semana, Madrid ya hizo la solicitud para pasar de fase. Lo hizo en contra de los argumentos de su ya exdirectora de Salud Pública Yolanda Fuentes, que dimitió por no estar dispuesta a avalar la decisión de pedir la desescalada. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso desoyó la recomendación de Fuentes, que había enviado el 5 de mayo un informe con toda la información que respaldaba que Madrid debía esperar. Y presentaron esa petición arguyendo que tenían capacidad asistencial y habían puesto en marcha los protocolos necesarios para rastrear y seguir contagios de covid-19.

Hace siete días la región ya cumplía con los criterios de capacidad en hospitales, aunque tanto Fuentes como los expertos en salud pública del Ministerio observaron que “la prudencia” era recomendable respecto a las camas de UCI, que seguían con una alta ocupación. ¿Cómo están esas cifras este viernes? Repasamos aquí algunos de los números que ofrece la Comunidad de Madrid.

Los datos asistenciales

Este viernes, Madrid acumula 66.005 positivos por PCR, tiene 1.927 enfermos en sus plantas, de los que 358 están en UCI. Y son ya 14.018 los muertos. La región detalla que ha bajado la hospitalización (un 86%), los pacientes en UCI (un 73%), en urgencias (93,82%) y en seguimiento domiciliario por primaria (90%). En urgencias, por ejemplo, aluden a que el máximo fue de 2.654 pacientes (aunque no detallan el día) y el pasado 13 de mayo fue de 164; también dan números de atención primaria: pasaron de 24.081 pacientes (tampoco lo fechan) en un día a 2.244 el 13 de mayo.

Las cifras empezaron a descender el 3 de abril, justo después de que se alcanzase el pico de hospitalizados y graves en las unidades de cuidados intensivos. El 31 de marzo ocurrió en agudos, con 15.227 pacientes ingresados. Dos días después, el 2 de abril, lo hicieron las unidades de críticos, que llegaron a tener 1.528 pacientes intubados. Con las horquillas que marca el ministerio, la región, con 6,642 millones de habitantes, tendría que ser capaz de llegar a tener en un plazo máximo de cinco días de 24.575 a 26.568 plazas en hospitalización y de 996 a 1.328 camas de UCI.

Tras la brutal reestructuración que llevaron a cabo los hospitales en pocos días —algunos llegaron a triplicar su capacidad en planta y sextuplicar la de UCI— la región podría cumplir con ese requisito. En los ingresos de agudos, podrían hacerlo contando con esas ampliaciones que hicieron los hospitales, con los hoteles medicalizados y el hospital de campaña del Ifema, pero no sin ellos, como afirman en su documento. La región contaba, antes de la pandemia, con 20.743 camas (13.654 públicas y 6.819 privadas) en sus plantas, según datos de la Comunidad.

En cuanto a la capacidad de UCI, la consejería asegura que dispone de 1.350 y ha llegado a tener 1.942. Los datos reflejan otra realidad. Madrid entró a la pandemia con 641 plazas de UCI (500 públicas y 141 privadas) y si fue capaz de alcanzar los 1.528 graves atendidos fue porque los hospitales convirtieron en unidades de críticos todo aquello que pudieron convertir: quirófanos, unidades de reanimación, de recuperación de la anestesia e incluso gimnasios.

Usaron todos los respiradores que encontraron a su alcance, incluso los que no eran adecuados, como los de transporte, para intentar salvar la vida de quienes se batían contra la covid-19 en sus camas; y nunca tuvieron las suficientes manos especializadas en críticos, necesitaron la ayuda de los anestesiólogos, y muchas enfermeras de muchas otras especialidades se plantaron para hacerle frente al virus, sin experiencia.

Pero, incluso así, Madrid nunca alcanzó las 1.942 camas de UCI. Podría haberlo hecho si hubiese cumplido con la previsión que tenían para el hospital de campaña del Ifema: 500 plazas de UCI. Alcanzaron a montar 16 de críticos, aunque solo se ocuparon 13.

Los datos de PCR

También en este punto de su argumentario hablan de los nuevos casos positivos confirmados por PCR: “El número de pacientes con PCR positiva llegó a alcanzar los 3.300 diarios; y en la última semana se sitúa en los 150 de media”. Según los datos que ofrece a diario la propia Comunidad, la media es algo más alta si se coge la cifra de los resultados de laboratorio que les llegan a diario, que no coincide con la de las muestras recogidas y analizadas en las últimas 24 horas.

Desde hace unas semanas, Madrid está limpiando sus series y actualizándolas, ya que aseguraron que tenían retrasos en los resultados de los laboratorios de hasta cuatro semanas; por lo tanto, desde el pasado 2 de mayo, la Comunidad ofrece en su propio registro el número de positivos que les llegan cada día (incluyendo aquellos con retraso) y al ministerio envía los positivos de las últimas 24 horas. Con los números totales, la media sería de 260; y de 76 si se suman los de las últimas 24 horas. Estos datos son el resultado de la capacidad que, hasta ahora, tiene la Comunidad para hacer pruebas PCR. Sin más personal y más material, que es la principal demanda de los sanitarios, es imposible hacer más.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50