_
_
_
_
_

PNV y Coalición Canaria esperan su turno para completar el pacto para la investidura de Sánchez

Los nacionalistas vascos continúan con su negociación discreta y los canarios rechazan la amnistía, pero se abren a otros acuerdos

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, a la izquierda, y el presidente de CC, Fernando Clavijo, en un congreso en Santa Cruz de Tenerife, el 28 de octubre de 2022.
El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, a la izquierda, y el presidente de CC, Fernando Clavijo, en un congreso en Santa Cruz de Tenerife, el 28 de octubre de 2022.Ramón de la Rocha (EFE)

El PSOE busca ahora, una vez cerrado y firmado el acuerdo de Pedro Sánchez con Junts y Carles Puigdemont, llevar ese pacto más allá de la mayoría absoluta, hasta los 179 votos. Y no es inviable, aunque tampoco está aún logrado. Los socialistas trasladan así la negociación a los cuarteles generales del PNV y Coalición Canaria (CC), que aguardan los últimos contactos. En el partido vasco informan de que continúan negociando con discreción, mientras que la formación canaria comunica que no apoyará la ley de amnistía a los líderes del proceso independentista en Cataluña, pero está abierta a ver qué le ofrece el PSOE para que su diputada se sume al bloque que permitirá comenzar la XV legislatura.

El propio secretario de Organización y número tres del PSOE, Santos Cerdán, en su comparecencia en Bruselas para confirmar el pacto con Junts, ha precisado que ahora mirarán hacia el PNV para completar todos los socios que pretenden sumar para la sesión de investidura en el Congreso, que se quiere organizar para mediados de la semana que viene. La interlocución socialista con los nacionalistas vascos no la ha asumido Cerdán, sino la vicesecretaria general del PSOE y ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. La dirigente socialista está en contacto con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, que valida las gestiones con el presidente de su partido, Andoni Ortuzar. Esas conversaciones no están aún cerradas, pero podrían darse por hechas en las próximas horas.

Fuentes oficiales del Euzkadi Buru Batzar (EBB), el comité ejecutivo nacional o consejo nacional del Partido Nacionalista Vasco, aseguran que las conversaciones continúan: “Seguimos negociando, no hay acuerdo, ni tenemos aún ninguna previsión para comunicar nada. Mientras no haya novedades relevantes, vamos a seguir como hasta ahora, volcados en la negociación y con una discreción total”. Es una posición que se repite por parte del PNV recurrentemente y de manera casi idéntica en cada negociación con el Gobierno central, sea este del signo político que sea.

Nadie pone en duda, ni en el PSOE ni en esa formación vasca, que la investidura de Sánchez no será torpedeada por el PNV, que ya en el debate de finales de septiembre en el que Alberto Núñez Feijóo intentó ser investido dejó claro que si el dilema que se planteaba era entre una alianza del PP y la ultraderecha de Vox frente a la amnistía, se decantaban por esa segunda opción. Estos días, tras los actos vandálicos frente a sedes del PSOE y del PSE, el propio lehendakari, Íñigo Urkullu, hizo una declaración institucional de apoyo a este partido y de condena a la presión, que ahora se acrecentará sin duda.

La agenda de reivindicaciones, exigencias y condiciones concretas que está planteando el PNV aún no se conoce, pero tendrá que ver seguro con más competencias para Euskadi e inversiones hacia esa comunidad. No es muy diferente a la llamada agenda canaria que sí ha explicitado ya Coalición Canaria.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Tanto el presidente canario y de CC, Fernando Clavijo, como su diputada en el Congreso, Cristina Valido, han adelantado que no refrendarán ni darán su sí a la ley de amnistía, pero también han explicado en varias ocasiones que quieren negociar otros asuntos que afectan muy en concreto a su comunidad, como ocurre ahora con la crisis migratoria, la deuda histórica o la cogestión de determinadas infraestructuras, como los aeropuertos.

El PSOE aún no se ha puesto en contacto directo en estas horas con CC, pero ya había avanzado que lo quería hacer porque tiene especial interés en demostrar que la investidura de Sánchez no saldrá adelante solo con el apoyo de partidos nacionalistas e independentistas vascos y catalanes. Esta misma semana, la vicesecretaria general y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, suscribió en el Congreso el documento de acuerdo con el BNG, que también tiene un diputado, Néstor Rego, y que se centra en varias demandas históricas en Galicia, como la condonación de parte de su deuda y la rebaja de los peajes en las autopistas AP-9 y AP-53. La rúbrica con CC completaría ese panorama y llevaría la votación afirmativa a la investidura de presidente de Pedro Sánchez casi hasta los 180 votos (PSOE, Sumar, ERC, Junts, EH Bildu, PNV, BNG y CC), frente a los 171 del PP, Vox y Unión del Pueblo Navarro (UPN).

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Javier Casqueiro
Es corresponsal político de EL PAÍS, donde lleva más de 30 años especializado en este tipo de información con distintas responsabilidades. Fue corresponsal diplomático, vivió en Washington y Rabat, se encargó del área Nacional en Cuatro y CNN+. Y en la prehistoria trabajó seis años en La Voz de Galicia. Colabora en tertulias de radio y televisión.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_