Siete alpargatas para dar visibilidad a las jóvenes artistas españolas

La nueva colección de calzado de Abarca quiere ser arte y parte: ejercicio creativo, pero también vehículo para presentar a autoras emergentes.

De izquierda a derecha, detrás, las artistas plásticas Ana Ruiz, Lara Padilla y Elisa de la Torre; delante, Silvia Flechoso, Elvira Carrasco, Isabela Puga y María Latorre, con las alpargatas que han intervenido para la nueva colección cápsula solidaria de la firma murciana Abarca.
De izquierda a derecha, detrás, las artistas plásticas Ana Ruiz, Lara Padilla y Elisa de la Torre; delante, Silvia Flechoso, Elvira Carrasco, Isabela Puga y María Latorre, con las alpargatas que han intervenido para la nueva colección cápsula solidaria de la firma murciana Abarca.Ángela Suárez

Silvia Flechoso acaba de descubrir que hay lienzos sobre los que el óleo no responde. O lo hace tarde. “¡Aún está húmedo!”, exclama contrariada tras colocar su pieza, no precisamente recién pintada, en la repisa. La artista vuelve a insistir en la iconografía religiosa que ya le valió titulares hace un año, cuando se le ocurrió ponerle el rostro de cierta política madrileña a la Dolorosa de aquella Pietà superpop que causó sensación en la feria Art Madrid. “He creado un templo para los pies”, informa ahora, aludiendo a la representación clásica del Espíritu Santo que domina su nueva obra, llamada a exposición en una zapatería de la capital. Sí, han leído bien: una zapatería.

Dos alpargateras murcianas, guardianas de una tradición artesanal centenaria, cosen a mano las alpargatas de la firma Abarca.
Dos alpargateras murcianas, guardianas de una tradición artesanal centenaria, cosen a mano las alpargatas de la firma Abarca. ©Pedro Martínez-Abarca / Joaquín Clares

Burgalesa, de 31 años, la polifacética Flechoso es una de las creadoras contemporáneas que han aceptado la invitación de Abarca para intervenir esas alpargatas celebradas hasta por el mismísimo Giorgio Armani. La firma murciana de calzado tradicional modernizado ha puesto los lienzos para un proyecto solidario que “continúa nuestro compromiso original como empresa de promover la igualdad y reforzar la presencia de la mujer en las esferas artística y cultural”, concede Pedro Martínez-Abarca, fundador e ideólogo de la enseña que recuperó la dignidad del oficio de alpargatera hace ya una década. Con todo, esta tampoco es otra colaboración moda-arte al uso, que no se trata tanto de expandir la imagen de marca —típico ejercicio de branding— como de dar visibilidad al trabajo de una serie de artistas plásticas más o menos emergentes fuera de los círculos que les son propios. Fue Elvira Carrasco, de hecho, quien se encargó de desarrollar y presentar la iniciativa, urdida al calor de la galería La Aurora de Murcia. “El objetivo es dar a conocer lo que hacemos a un público que no suele ir a galerías a través de un artícu­lo de uso cotidiano”, explica la artífice de Faces Project, híbrido entre fotografía y arte corporal (y un poco de performance) que le ha llevado a exponer en medio mundo.

Imperfección orgánica: la pintura matérica abstracta de la pintora y grabadora madrileña Elisa de la Torre, en un par de alpargatas Abarca.
Imperfección orgánica: la pintura matérica abstracta de la pintora y grabadora madrileña Elisa de la Torre, en un par de alpargatas Abarca. Ángela Suárez

Conquense, cosecha de 1990, formada como historiadora, Carrasco ha ejercido de ojeadora, reclutando a otras seis artistas con las que ha terminado formando una comunidad. “Habíamos coincidido en ferias y gracias a este proyecto nos estamos conociendo más. Todo suma”, dice. Los perfiles, prácticas y aproximaciones no pueden ser más diversos: Elisa de la Torre (Madrid, 1990), que también es grabadora y académica, trabaja la pintura matérica como vía de estudio de la imperfección orgánica; Ana Ruiz (Murcia, 1991) explora forma y color lo mismo en collages fotográficos que en murales sobre superficies arquitectónicas; Isabela Puga (Caracas, 1997) articula su discurso a partir del minimalismo geométrico, y María Latorre (Lorca, Murcia, 1991), con el dibujo y la ilustración. Solo la multidisciplinar Lara Padilla (Madrid, 1988), activista feminista más conocida por el alias de Sra. D., ha tenido experiencias anteriores prolongadas con el diseño textil. “Yo, por ejemplo, que vengo de trabajar en la pared, me las he visto y deseado para encajar mis despliegues geométricos en un espacio tan pequeño”, admite Ruiz, cuyas alpargatas reproducen un motivo romboidal que remite al trenzado del yute.

Iconoclasia pop: la loneta de las alpargatas de Abarca es el lienzo sobre el que la artista, performer y compositora burgalesa Silvia Flechoso ha estampado al óleo su imaginería religiosa.
Iconoclasia pop: la loneta de las alpargatas de Abarca es el lienzo sobre el que la artista, performer y compositora burgalesa Silvia Flechoso ha estampado al óleo su imaginería religiosa. Ángela Suárez

No ha sido fácil para ninguna en realidad pasar de sus soportes habituales a la mera loneta de algodón de las alpargatas. Una experiencia que les ha hecho comprender aún más la ardua labor manual en la que se emplean las alpargateras de Abarca, expertas en procesos artesanales como el cosido punto ojal. “Oscar Wilde decía que el arte es completamente inútil. Pues esta es la prueba de que puede ser muy útil”, concluye Flechoso. Los beneficios de las ventas están destinados a ayudar a las víctimas de la guerra de Ucrania vía Mensajeros de la Paz

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS