Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urbes ‘poscovid’ (II): ¿y si todo el planeta viviera en una sola ciudad? Ficciones muy reales para un futuro sostenible

El primer episodio de 'Cli-Fi TV Series', del Instituto Mutante de Narrativas Ambientales de Matadero Madrid, reflexiona de la mano del arquitecto y cinematógrafo Liam Young sobre la reorganizació de las ciudades que podría requerir la respuesta a la emergencia climática

liam young ciudades futuro
Imagen de 'Renderlands', de Liam Young (2017), en la que el arquitecto y ceinasta recrea en un documental inmersivo 360º las granjas de 'renders' de India, donde miles de ingenieros de imagen reproducen en alta resolución las ciudades que los diseñadores y arquitectos de Occidente crean para sus videojuegos. |

Si hay un aprendizaje que todos compartimos del escenario dibujado por la covid-19 es la necesidad de redefinir el modo de operar de las grandes ciudades y los hábitos derivados de la globalización como principal estrategia para hacer frente a la crisis climática. Sobre estas cuestiones se investigó y especuló con Liam Young en el taller Matadero Acción Mutante, que tuvo lugar durante la última semana de febrero, en el marco del Madrid Design Festival, poco antes de que el coronavirus llegara a Europa y estas reflexiones adquirieran aún más urgencia.

Esta segunda edición de la iniciativa del Instituto Mutante de Narrativas Ambientales (IMNA), promovida junto a Dimad, dio inicio al proyecto Cli-Fi TV Series, una serie de ficción cinematográfica para especular en torno al futuro de las ciudades a partir de la crisis climática. Ficción basada en la investigación y el estudio multidisciplinar. Desde su creación en 2018, el IMNA ha involucrado a más de medio centenar de artistas e instituciones en proyectos innovadores, como el desarrollo de estrategias de cooperación basadas en el estudio del comportamiento de insectos y hongos o la exposición internacional Eco-visionarios en 2019, que contó con más de 50.000 visitantes. 

liam young ciudades futuro
Fotografa de la película 'Seoul City Machine'. |

Cli-Fi TV Series sitúa la idea del desarrollo sostenible en relación a otras estrategias como los procesos de naturación –la renaturalización de las ciudades–, que empiezan a estar cada vez más presentes en las agendas políticas y la planificación urbana, los planes de conservación de la biodiversidad y la llamada "retirada sostenible", término introducido por el científico y ambientalista James Lovelock, quien defiende que el crecimiento sostenible es en sí mismo un oxímoron. El primer episodio de la serie de ficción climática Cli-Fi TV series, el que será dirigido por Young, se estructura a partir de la pregunta: ¿cómo sería Madrid si tuviéramos que reconstruirla en el espacio de tan solo dos manzanas para que la naturaleza salvaje tomara el resto de superficie de la ciudad?

liam young ciudades futuro
'New City Taobao'. |

Liam Young vive en Los Ángeles, donde es docente en la vanguardista escuela de arquitectura SCI Arc. Young se define a sí mismo como arquitecto especulativo y cineasta que trabaja en los ámbitos del diseño, la ficción y el futuro; no diseña edificios, sino que cuenta historias con las que explorar las ideas sobre las implicaciones arquitectónicas, urbanas y culturales de las nuevas tecnologías. Para ello, emplea las técnicas de la industria del entretenimiento popular que considera mejor herramienta para llegar a un espectro mucho mayor de personas y, por ejemplo, tener un impacto en sus deseos o hábitos de consumo.

liam young ciudades futuro
Centro de datos de Facebook. Los centros de datos se han convertido en las catedrales del siglo XXI; son nuestro legado cultural. |

Aunque después de graduarse en arquitectura pasó dos años trabajando en el estudio de Zaha Hadid, la práctica de Liam Young y su entendimiento de la disciplina quedan ahora lejos de aquello. Desde su punto de vista, el rol que los edificios juegan en las ciudades va siendo cada vez menos crítico y relevante; defiende que el tiempo actual está ya conformado también por una dimensión virtual, digital, de nuevas tecnologías y de pantallas que representa el nuevo espacio que los arquitectos tienen que pensar. Una realidad de pantallas y streaming que estamos viviendo intensamente durante el confinamiento de los últimos meses.

El estatus no lo darán los materiales, sino la claridad de la imagen

Según Young, los elementos de la arquitectura ya no son más el ladrillo, el hormigón o los posibles ensamblajes de la madera, sino el ancho de banda, los píxeles o las refresh rates y, de esta forma, la resolución será la nueva muestra de clase social, el lujo no vendrá dado por el uso de materiales más nobles sino por lograr representaciones de mayor resolución. Por ello defiende, en la introducción de su número Machine landscapes: Architectures of Post-Anthropocene, de la publicación Architectural Design, que si bien cada era tiene su tipología arquitectónica icónica, como pudo ser la fábrica en el modernismo o el museo en la década pasada, la de ahora serán los centros de datos, que se han convertido en el equivalente a las catedrales; son nuestro legado cultural.

liam young ciudades futuro
Fotograma de 'In the Robot Skies', de Liam Young.

Los proyectos de Liam Young son especulaciones, muchas veces provocativas, que abordan la reflexión de la ciudad que habitaremos y el papel que tendrá en ella la tecnología. Por ejemplo, In the robot skies es una película filmada enteramente con drones autónomos programados con reglas cinematográficas propias. Para Young el dron será el elemento de las ciudades futuras, porque nos permite ahorrar tiempo: "Serán tan ubicuos como las palomas". En estos tiempos, se añade además otra razón para su pertinencia: posibilitan la comunicación y la mensajería en un mundo en el que el tránsito de personas está restringido.

El arquitecto augura que los drones alterarán tanto el orden actual como ya lo ha hecho internet; los personalizaremos y utilizaremos para comunicarnos, nos trackearán y vigilarán, colocarán los semáforos en las vías en las horas punta, nos traerán paquetes de compras online o sacarán a pasear a nuestros perros, al mismo tiempo que pueden ser ejecutores de un bombardeo.

Cualquier robot autónomo necesita tecnologías de visión y geoespacial para poder moverse y localizar obstáculos y objetivos. Y esa es precisamente la protagonista de otro de sus proyectos, Where the city can't see, donde Young reflexiona sobre las distintas realidades, virtual y física, que habitamos. Grabada con escáneres lidar, la tecnología óptica que los coches autónomos utilizan para navegar y que representan una radiografía láser del contexto que filman, la trama se centra en la ciudad que nos vigila. Un grupo de trabajadores de una fábrica que se reúne en raves ilegales trata de desaparecer antes las cámaras de vigilancia con sus movimientos y trajes diseñados para distraer los láseres y deformar la imagen. La película especula así sobre cómo resistirse a la visión de las máquinas y las tecnologías de vigilancia.

liam young ciudades futuro
Imagen de 'Where the City Can't See'.

A Young le interesa trabajar con la ficción porque es un lugar en el que se pueden prototipar ideas, pero siempre partiendo de lo que ahora existe. Le interesa trabajar con la realidad de nuestro contexto extremando ciertos rasgos para observar sus consecuencias. Gran parte de su trabajo lo lleva a cabo viajando por el mundo con su proyecto Unknown Fields. En sus viajes identifica señales de posibles futuros, por ínfimas que puedan ser, de posibles futuros, para estudiarlas a través de estrategias como su exageración o su extrapolación en futuros escenarios. Según Liam, todos los futuros propuestos son al final de cuentas diagnósticos del presente. Así, por ejemplo, que en Blade Runner el paisaje urbano esté cargado de símbolos japoneses tiene relación con que, en aquel momento, la mayor parte de los avances tecnológicos venían del país nipón y era allí donde se proyectaba el futuro por llegar.

Una ciudad para todo el planeta y 'reasalvajar' la Tierra

Las producciones de Liam son inquietantes, te llevan a habitar una suerte de clímax sostenido. Sus películas no comienzan con un guion o unos personajes con una motivación, sino con la creación de un entorno o un mundo especulativo que es después poblado. En la actualidad, se encuentra inmerso en su proyecto Planet City con el que reflexiona sobre la posibilidad de una única ciudad que pudiese albergar toda la población del planeta para liberar el resto de la superficie terrestre de la actividad humana. Planet City es sin duda un proyecto provocativo, pero desarrollado desde una profunda investigación en conjunto con expertos de todos los ámbitos de la ciencia y la tecnología. Es sobre todo una especulación de cómo sería vivir en una situación de densidad extrema a la que habríamos tenido que acudir para reparar el planeta que hemos destruido.

liam young ciudades futuro
Imagen de 'Planet City', una inmensa ciudad donde vivirían todos los nhumanos, mientras dejan al resto del planeta renaturalizarse. |

“Vivimos en una nueva época geopolítica en la que los humanos son ahora la principal fuerza dando forma al planeta. Nuestro desarrollo ha cambiado para siempre la composición de la atmósfera, los océanos y la tierra”, expone Liam, “Planet City es al mismo tiempo la construcción de una imagen del mañana y un examen urgente de las cuestiones medioambientales a las que nos enfrentamos hoy”. Planet Citysería concebida como una ciudad del tamaño del estado de Misuri para los 7.000 millones de habitantes que conforman la población mundial.

Esta reunión de todos en una única ciudad permitiría liberar el resto del planeta para que pudiese experimentar un proceso paulatino de vuelta a un estado de naturaleza salvaje o “asalvajamiento urbano” (del inglés re-wilding). Un proceso del que alguna forma intuimos sus primeros pasos en las consecuencias que está teniendo el confinamiento, como la fuerte reducción de los índices de CO2 o la llegada de animales a las vías urbanas.

Madrid, ¿ciudad limpia y saludable?

En torno a este planteamiento operó la iniciativa Cli-Fi TV series propuesta por el Instituto Mutante de Narrativas Ambientales de Matadero (IMNA) junto con Dimad. ¿Qué consecuencias podrían tener estos procesos de reconquista de la naturaleza llevados al extremo? ¿Con qué otras y nuevas especies tendríamos que convivir? ¿Qué concesiones van a ser necesarias por nuestra parte para cohabitar con estas especies en entornos urbanos? Son algunas de las preguntas que guiaron la investigación y las jornadas de trabajo de esta edición del taller que dirigió Liam Young.

liam young ciudades futuro
Pipetas botánicas en el proceso de trabajo del equipo guiado por el estudio de arquitectura takk en la primera edición del Taller Mutante en 2019 |

A partir del entendimiento de que la crisis climática es sobre todo una crisis cultural, el IMNA propone funcionar a través de la inteligencia colectiva, más allá de la división de disciplinas, para fomentar una nueva comprensión de lo humano y de su posición en el mundo que reconozca los derechos de otras especies y sea capaz de formular un pacto de responsabilidad con generaciones futuras.

Para el desarrollo de esta edición del taller, el equipo de elii [oficina de arquitectura], que es comisario del Jardín Cyborg y del Taller Mutante de 2019, diseñó una metodología basada en el desarrollo de herramientas de cocreación mediante procesos de inteligencia colectiva que aprenden de la inteligencia de enjambres. "Se trata de una rama de la inteligencia artificial que estudia el comportamiento colectivo de los sistemas descentralizados, autoorganizados –naturales o artificiales. Como ejemplos naturales: las colonias de hormigas, el alineamiento de las aves en vuelo, el comportamiento de rebaños durante el pastoreo o el crecimiento bacteriano", explica elii.

liam young ciudades futuro
Muestra el día del 'openstudio' del trabajo realizado durante la primera edición del Taller Mutante en 2019. |

El Instituto Mutante de Narrativas Ambientales es un nuevo organismo que forma parte de la iniciativa Climate-KIC: Deep Demonstrations of Clean and Healthy Cities, un proyecto del Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), en el que participan ciudades europeas que quieren ser punta de lanza en la sostenibilidad y, entre ellas, Madrid como única urbe española. El Instituto, impulsado por el Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano de la Universidad Politécnica de Madrid, el área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, y el Centro de Creación Contemporánea Matadero Madrid, "reúne a un grupo internacional de artistas, diseñadoras, investigadoras, científicas, ingenieras, arquitectas, responsables de políticas públicas y otros muchos agentes con el objetivo de que Madrid sea un modelo de cambio para un futuro de emisiones netas cero en 2030”, explica Amanda Masha Caminals, comisaria del IMNA, que cuenta también con el apoyo de la Fundación Daniel y Nina Carasso.

Estos agentes serán algunos de los protagonistas en el diseño del futuro de nuestras ciudades y la redefinición de nuestros hábitos en la era poscovid-19 para hacer frente a la crisis climática y cultural que atravesamos.

Más información