Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La última polémica de Gwyneth Paltrow: simula una vagina para promocionar su programa de Netflix

La actriz, que prepara el lanzamiento de Goop, su cuestionada empresa de bienestar, en la plataforma digital, aparece en el centro de una imagen bajo el lema: "Alcanzar nuevas profundidades"

Gwyneth Paltrow, en los Globos de Oro, el pasado día 5. En vídeo, tráiler de la serie 'The Goop Lab'. REUTERS

Desde hace unos años, las palabras Gwyneth Paltrow y polémica suelen ir unidas en la misma frase. Y no resulta extraño si se tiene en cuenta que la actriz, de 47 años, lleva tiempo centrada en Goop, su empresa de bienestar y estilo de vida cuyos consejos y recomendaciones acumulan disputas y discusiones a partes iguales. La última controversia en la que se ha visto envuelta la ganadora de un Oscar por Shakespeare In Love también está relacionada con Goop, concretamente con el lanzamiento de la nueva serie documental sobre su empresa, The Goop Lab, que se estrenará en Netflix a partir del próximo 24 de enero y cuyo cartel promocional ha revolucionado las redes sociales.

La actriz aparece con un vestido rosa en el centro de la imagen rodeada de varias formas ovaladas también de color rosa, con tonos más claros en los bordes que se van oscureciendo hacia el centro. Una figura que simula una vagina y que le acompaña el eslogan: “Alcanzar nuevas profundidades”. Todo tiene sentido si se tiene en cuenta que uno de los temas que se abordará en The Goop Lab será la sexualidad femenina y el placer sexual, pero muchos usuarios de Twitter no han dudado en mostrar su descontento. “¿En serio se cancelan fantásticas series para dar espectáculo a este peligro para la salud pública?”, “No sabía que Netflix apoyaría la pseudociencia” o “¿De verdad se usó mi dinero de suscripción para esto?” son algunos de los comentarios que se han dejado en contra de la plataforma digital y de la actriz.

The Goop Lab estará compuesto por seis capítulos de 30 minutos que tratarán sobre temas de salud física, mental y sexual, y las anfitrionas serán la propia Paltrow y la jefa de contenido de la página web Goop, Elise Loehnen, quien en el avance del primer programa revela que tuvo "un exorcismo". Mantener una mente muy abierta es sin duda un requisito para trabajar en Goop, y en el vídeo de presentación del programa, Gwyneth Paltrow pregunta a sus empleados: “Estamos aquí una vez, una vida. ¿Cómo podemos realmente sacar el máximo provecho de esto?”. La curación a través de la energía, terapias poco convencionales, técnicas basadas en la pseudociencia o entrevistas a investigadores, médicos o "profesionales de la salud alternativos" son algunos de los temas que se tratarán en el programa, y todos ellos han sido explorados por la gurú del estilo de vida y su equipo. "Lo que intentamos hacer en Goop es explorar ideas que pueden parecer extrañas o demasiado aterradoras", explica Loehnen en el avance mientras las imágenes de la serie la muestran meditando con su jefa y luciendo una cara repleta de agujas de acupuntura.

Goop, que nació en 2008 como una simple newsletter donde Paltrow compartía recomendaciones, se ha transformado en un negocio valorado en 250 millones de dólares, según publicó The New York Times en julio pasado. Además de su web de e-commerce, Goop.com (que ya realiza envíos a Europa), la empresa ha desarrollado líneas de moda, cosmética, fragancias, suplementos alimenticios o decoración, edita libros y organiza seminarios de bienestar. Pero el contenido que promueve la empresa no ha sido siempre bien recibido y ha habido más de un caso problemático: una universidad advirtió de que su receta de pollo podía dar salmonela; una doctora canadiense aseguró que practicaba seudociencia peligrosa y "terapias sin sentido"; y hace dos años tuvo que hacer frente a una multa de 145.000 dólares por vender unos huevos vaginales cuyos efectos no eran los que anunciaba.

Pero Gwyneth Paltrow no copa titulares solo por las polémicas que rodean a su empresa ya que desde hace unos años, casi todas sus acciones causan un gran interés mediático. Desde su papel fundamental en la investigación para desenmascarar a Harvey Weinstein, hasta su boda con el productor Brad Falchuk o la magnífica relación que mantiene con su exmarido y padre de sus dos hijos, Chris Martin, a quien incluso ayudó en su decisión de retomar su noviazgo con la actriz Dakota Johnson. El próximo mes de febrero, Paltrow protagoniza la portada de la revista Harper's Bazaar, donde habla de todas estas facetas. Entre otras cosas, la actriz da detalles de su actual vida como casada. Pese a que Paltrow y Falchuk celebraron su boda en septiembre de 2018, no fue hasta casi un año después cuando decidieron irse a vivir juntos.

Gwyneth Paltrow y Brad Falchuk el día de su boda, en septiembre de 2018.
Gwyneth Paltrow y Brad Falchuk el día de su boda, en septiembre de 2018.

Según reveló la propia intérprete el pasado junio, el productor vivía en una casa muy próxima a la suya, pero solo pasaban juntos cuatro días a la semana. Todo por seguir las recomendaciones de su entrenador de vida, quien aseguró a Paltrow que así mantendrían "el sabor y la fialdad" en su vida como pareja. "Todos mis amigos casados dicen que la forma en que vivimos suena ideal y que no debemos cambiar nada", decía entonces la actriz a The Sunday Times. Precisamente de este tema habla ahora con la revista Harper's Bazaar y bromea: "Desde que nos mudamos juntos nuestra vida sexual ha terminado".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >