Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco consejos de los editores gastronómicos de 'The New York Times' para cocinar más en casa

Cada vez lo hacemos menos, con el riesgo que eso supone para la salud

Después de —al menos— ocho horas de trabajo, a pocas personas les quedan ganas de llegar a casa y enfundarse un delantal para preparar la cena o la comida del día siguiente. Y mucho menos si es para nosotros solos. Si a esto le sumamos que con un par de clics podemos tener a nuestro alcance gastronomía de cualquier lugar del planeta o llenar la nevera de precocinados que se preparan en cuestión de minutos, ¿quién se pone a cocinar tras una larga jornada? La respuesta, según el estudio Cocina: actitudes y tiempo que los consumidores emplean en ella, es que cada vez lo hace menos gente: los españoles dedicamos a la elaboración del desayuno, el almuerzo, la merienda y la cena una media de 6 horas y 20 minutos a la semana, media hora menos que hace cuatro años.

El problema está en que dejar menos tiempo a la cocina pasa factura a la salud. Un estudio publicado en la revista BMC Nutrition concluyó que los niños que se manejan bien en los fogones tienen hábitos de vida más saludables. Otros trabajos señalan que las parejas pueden engordar hasta 8 kilos durante el primer año de relación por el simple hecho de comer más fuera de casa o pedir a domicilio. Pero como todos los problemas, este también tiene sus soluciones y sobre ellas han hablado los editores gastronómicos de The New York Times en el Food Festival del prestigioso diario. Estas son las claves que nos pueden ayudar a dedicarle un poco más de tiempo a la cocina.

Nuestra cocina no tiene que conseguir estrellas Michelin

Durante una de las charlas del evento, las críticas Ruth Reichl y Kim Severson estuvieron de acuerdo en la necesidad de dejar de intentar imitar la alta cocina y las recetas de los blogs y cuentas de redes sociales en nuestras casas. "Hay cocina de chef y cocina casera", apuntó Reichl. "Instagram es engañoso. Personas que no cocinan mucho ven las recetas y quieren probarlas en casa, y nunca se ven de la misma manera. Eso ocurre porque son dos tipos de cocina muy diferentes", añadió Severson.

En definitiva, se trata de probar con recetas más sencillas, como estas patatas aliñadas con sardinas en aceite de oliva, para las que no hacen falta más de 15 minutos. Y, con tiempo y mimo, puede que lleguemos a conseguir replicar la mejor ensalada verde del mundo para el diario estadounidense.

Aprender a preparar los alimentos que nos encantan

Puede que gran parte de la pereza de pasar mucho tiempo en la cocina se deba a que tengamos que hacerlo para acabar comiendo solos. Los expertos lo tienen claro: "Se trata de estar en contacto con lo que nos apetece e ir aprendiendo como elaborarlo para poder satisfacernos a nosotros mismos", dice la crítica gastronómica del periódico Melissa Clark en una entrevista a Greatist. Esta experta también recomienda empezar por recetas que no tengan demasiada complicación: "Que puedas dejar los alimentos cocinando y dejarlos estar".

Cocinar para otros

Otra de las autoras del diario, Alison Roman, se ve reflejada en lo incómodo que puede resultar comer solos. Por ello, recomienda que de vez en cuando invitemos a unos cuantos amigos o familiares a almorzar o cenar en casa. El crítico Pete Wells coincide: "Casi nunca como en casa, pero cuando lo hago, cocino para los niños".

No comer fuera cada día

Ni pedir a domicilio. Sam Sifton, que ha dedicado su vida a escribir recetas para el diario, asegura que se toma sus visitas a los restaurantes como "unas vacaciones". Es decir, relacionar esta actividad a momentos de ocio, descanso y disfrute. El consejo es no hacerlo durante la semana y aprovechar el fin de semana para darse estos caprichos.

Tener la nevera y la despensa llenas

Parece lógico que si lo que queremos es cocinar más, tendremos que tener los ingredientes a mano. Alison Roman recomienda llenar la despensa y la nevera de aquellos alimentos que nos guste mucho usar para no vernos en un apuro.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información