Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Capturar la esencia

Capturar la esencia

Stanko Radikon, agricultor, miró hacia atrás. La milenaria historia de su tierra de frontera le mostró hacia dónde caminaba el futuro

CADA VINO tiene sus tiempos y su momento. Radikon Ribolla 2011 fue hecho por alguien que creía firmemente en la espera. Sus vinos nacen de la observación y la paciencia. Entendió que la huella de la tierra y de las lluvias, del sol y de la maduración vivían en el hollejo de la uva. Su obsesión fue darle al vino ese tiempo necesario para que mosto y hollejos, primero, vino y hollejos, después, se reencontraran en grandes bocoyes y se transmitieran la información que poseían. El tiempo además ayudó a escribir ese mensaje en la bodega. Cuando se abre la botella, la complicidad del bebedor es imprescindible para no romper el diálogo eterno entre tierra, cepa, viticultor y tradición. Ribolla 2011 está, tras ocho años, en su primer gran momento: corteza de limón y flor de azahar. Sal y yodo, madera seca de un naufragio sucedido hace miles de años. Nueces y resina de pino. Viejos clavos oxidados ayudarán a construir naves nuevas. 

Ficha técnica

Radikon Ribolla 2011
– IGT Venezia Giulia, 13%. Viñedos libres de química en Oslavia (Gorizia italiana) en terraza sobre la tierra llamada ponca: marga arenosa en estratos, de origen marino. Monovarietal de uva blanca ribolla, con larga maceración (meses) de mosto y hollejos en viejos bocoyes, más cuatro años de reposo en fudres. Estabilizado y filtrado de forma natural. En botella de 500 mililitros sin sulfitos añadidos. Precio: 29,70 euros.

Sensaciones
– La piel arrugada del membrillo, sol áspero y poderoso. La playa después de la tormenta: resaca y frescura.

A través del cristal
– Sobre dos bandejas ovaladas de Kave Home, copa de cristal hecha a mano de la serie Air Sense de Zwiesel 1872, de Schott Zwiesel.