Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Surfear sobre una barrica

Surfear sobre una barrica

ESTA MADERA de roble estrena hoy su tercera vida. La primera fue en los bosques en los que nació y creció. La segunda, convertida en barrica de whisky en las Tierras Altas de Escocia. Durante 10 años, en su interior maduró el licor amarillo de la destilería Glenmorangie destinado a convertirse en su mejor bourbon. Ahora, los fabricantes de Grain Surfboards, en Maine (EE UU), la han transformado en esta exclusiva tabla de surf. Solo existen 25 en el mundo y su precio ronda los 5.000 euros. Se trata de una creación única que forma parte de la colección Beyond the Cask, un proyecto sostenible que la destilería puso en marcha hace tres años para reciclar la madera de sus barricas. En 2016 fueron gafas de sol; en 2017, bicicletas, y en esta ocasión, tablas de surf elaboradas artesanalmente con la misma técnica con la que se construyen las pequeñas embarcaciones. Cada una combina cedro blanco, cedro rojo y la madera de media barrica de roble. Esa madera que nació en el bosque y que terminará su vida útil surcando las olas.