Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casa Pardet, Ancestral: luciérnagas

Casa Pardet, Ancestral: luciérnagas

Pep Torres es payés en Verdú (zona de Costers del Segre, Lleida) y de las piedras de sus viñas siempre ha hecho vinos como panes.

Soy de los que piensan que las burbujas ancestrales, que nacen del final de la fermentación alcohólica en botella, necesitan tiempo de reposo. Pep Torres, vitivinicultor, lo sabe y antes de sacar su Ancestral Trepat de la bodega le da unos meses de paz. Yo le di un año más a partir de la fecha de degüelle, en febrero de 2017. Con esta acción se eliminan los posos, pero las lías más finas, las que son testigo del trabajo de pureza de Pep con sus uvas, permanecen y siguen trabajando. Cuando abres la botella, la sala y la copa se llenan de fuegos de artificio: cohetes que son cerezas, bengalas de bizcocho, palmeras con sirope de grosella, nubes de ajenjo. El cielo sin mancha de Verdú dibuja estrellas que parecen burbujas y la niñez asoma en unos ojos admirados. Es un vino zalamero que hace sentir su vigor zangolotino. La fiesta anda ya sin horario cuando el cierzo madrugador saluda al sol. Amanece. 

Ficha técnica

Casa Pardet, Ancestral Trepat 2016
– Producto de España, 12,5%. Viñedos sobre suelo de arcilla y cal en Verdú (Lleida), cultivados en biodinámica. La tinta trepat se despalilla, macera muy poco con hollejos, se sangra y empieza la fermentación en inoxidable. La termina en botella, donde pasa nueve meses con lías antes del degüelle, en febrero de 2017. Precio: 19,50 euros.
Sensaciones
– El fruto del madroño en la copa anuncia un otoño amable. Sabor inminente de tierra húmeda y de bosque.
A través del cristal
– Bandeja de madera y copas Hamburg sopladas a mano, todo de Habitat.