Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una visión estratégica del presente

Cualquiera que estudie esta etapa de la política española encontrará en estos días hitos y elementos para describir todo un periodo de transición

PSOE y Unidos Podemos aplauden la aprobación del decreto que permitirá exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos.
PSOE y Unidos Podemos aplauden la aprobación del decreto que permitirá exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos. EFE

La de ayer fue una jornada histórica en España: Primera sesión de control al primer Gobierno español fruto de una moción de censura. Primera fotografía de los cuatro nuevos líderes de las principales fuerzas políticas en sesión parlamentaria mostrando a las claras la renovación de las élites que estamos viviendo. Primera ocasión para ver cuánto hay de nuevo en los nuevos y en los que han venido a renovar.

Un día perfecto para entender cómo se gestiona esto de los parlamentos fragmentados y la geometría variable. Una ocasión de oro para comprobar la habilidad negociadora del Gobierno o la pericia de la oposición.

Una jornada para poner en valor, debatir, alabar o criticar los primeros cien días de un Gobierno que han incluido desde la recuperación de la sanidad universal hasta la controvertida venta de bombas a Arabia Saudí.

En el orden del día nada menos que la exhumación de los restos de Franco del Valle de los Caídos 43 años después y una votación por unanimidad para poner en marcha de forma urgente el Pacto de Estado contra la violencia de género, entre otros asuntos no menores. Mientras, en el ambiente, pesando como una losa sobre la conciencia de cualquier demócrata, la abstención de los eurodiputados españoles del Partido Popular en la votación que debe iniciar el procedimiento para sancionar a la Hungría de Orbán por violación de los valores de la Unión Europea.

Cualquiera que estudie esta etapa de la política española encontrará en las jornadas de estos dos días hitos y elementos para describir todo un periodo de transición. Pero si sigue investigando, comprobará cómo el debate público sobre todos estos elementos ha quedado empañado, emponzoñado o directamente envenenado por acusaciones al presidente del Gobierno sobre la existencia, la autenticidad y la autoría de su tesis doctoral.

El paso lo ha marcado un Albert Rivera consciente de que las irregularidades de los másteres de Cifuentes y Montón, así como las dudas sobre el de Casado, pueden calar en la opinión pública por lo que suponen de agravio y de pérdida de la igualdad de oportunidades.

El asunto de la tesis de Pedro Sánchez lleva meses corriendo por los mentideros y asomándose de forma intermitente a algunas páginas informativas, y si no ha conseguido dar el salto a convertirse en noticia ha sido por su ya comprobada inconsistencia. Depositar en Teseo una tesis y dejarla en cerrado es lo habitual cuando esta aspira a ser publicada, si bien es cierto que, conocido el rumor, hubiera sido más audaz abrirla en la red como se ha anunciado en las últimas horas.

Decía ayer Daniel Innerarity en estas páginas que necesitamos una política con visión estratégica para gestionar el futuro. Por supuesto. Y añadiría: una política, una sociedad y unos medios de comunicación con visión estratégica para gestionar el presente.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.