Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Cooperar en situaciones de crisis: ¿qué hace España en Nicaragua?

Aunque algunos proyectos se encuentran en espera, pendientes de la evolución de los acontecimientos, la cooperación española participa en varias iniciativas para tratar de reconducir la situación

Trabajadora de la planta de Residuos Solidos Urbanos de La Chureca, en Nicaragua. Un proyecto apoyado por la cooperación española.
Trabajadora de la planta de Residuos Solidos Urbanos de La Chureca, en Nicaragua. Un proyecto apoyado por la cooperación española.

¿Qué respuestas pueden darse desde la cooperación internacional ante el estallido de un conflicto? ¿Cómo deben afrontarse, desde la óptica del desarrollo sostenible, los dilemas que se plantean en un país en crisis? Estas no son solo preguntas teóricas. También son decisiones ineludibles a las que, tarde o temprano, debemos enfrentarnos los gestores de las políticas públicas de cooperación en países democráticos.

Los programas que la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) mantiene en América Latina y el Caribe son una de las principales herramientas de la contribución de España a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la región. Sin embargo, actualmente, algunos de estos países latinoamericanos atraviesan importantes crisis ante las que la opinión pública mundial, como es natural, no ha permanecido impasible. En los últimos meses, la situación en Nicaragua ha sido objeto de especial preocupación.

Nicaragua es considerado país de asociación amplia por la AECID y es uno de los principales receptores de Ayuda Oficial para el Desarrollo española a nivel mundial. La cooperación española en Nicaragua se abrió hace treinta y cuatro años, y durante este tiempo ha apoyado programas pioneros, sirvan como ejemplo la iniciativa de alfabetización PAEBA en los años 90, los programas de patrimonio y escuelas taller o la transformación de La Chureca, el vertedero a cielo abierto más grande de América Latina, en un espacio totalmente rehabilitado para su población.

Nicaragua atraviesa una situación delicada en la que están en juego la gobernanza democrática y los derechos de las personas. Estos días se ha conocido un informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en el que se reconoce expresamente que el Gobierno de Nicaragua ha cometido violaciones y abusos de los derechos humanos en el país. Es precisamente en estos casos cuando resulta imprescindible mantener actitudes decididas pero responsables, siempre de manera coordinada con el resto de socios técnicos y financieros, y sin olvidar el mandato claro de la sociedad española de hacer llegar su solidaridad a quien más lo necesita.

En las últimas semanas hemos realizado un desembolso adicional de 400.000 euros para la misión de observación electoral, con el objetivo de lograr que, en caso de celebrarse elecciones anticipadas, estas se hagan con un sistema electoral renovado

Por supuesto, la Agencia en Nicaragua no permanece indiferente a la situación del país y, aunque cualquier decisión se toma siempre de manera coordinada con la Unión Europea y con el resto de nuestros socios técnicos en el terreno y nunca de manera unilateral, desde AECID damos un seguimiento continuo a la situación, en contacto permanente con los diferentes actores a nivel regional y nacional, tanto del Gobierno como de otros sectores ciudadanos, y participando activamente en las reuniones humanitarias convocadas.

España sostiene su apuesta por una salida a la crisis en una Nicaragua libre de violencia, basada en la recuperación de la institucionalidad democrática a través de un proceso de fortalecimiento democrático y de un diálogo político inclusivo, garantizando la labor de los organismos internacionales ya desplegados en el país.

Es por ello que, aunque algunos proyectos concretos se encuentran en compás de espera, pendientes de la evolución de los acontecimientos y de futuras decisiones sobre su ejecución, la Cooperación Española participa activamente en varias de las iniciativas lanzadas por la comunidad internacional para tratar de reconducir la situación a través del fortalecimiento del Estado de Derecho y del Diálogo Nacional entre el Gobierno nicaragüense y la Alianza opositora. Sobre esa base, la acción de la AECID responde a tres grandes objetivos: el apoyo a las distintas vías de interlocución políticas abiertas hasta el momento; el apoyo a la investigación de los hechos violentos acaecidos en Nicaragua; y, en todo momento, el apoyo a la sociedad civil y población nicaragüense.

Con respecto al primer objetivo, la cooperación española colabora en dos proyectos de la Organización de Estados Americanos (OEA) para el fortalecimiento de las instituciones democráticas en Nicaragua. Desde AECID hemos apoyado tanto la Misión de Observación Electoral de esta organización internacional para las elecciones municipales de noviembre de 2017 como al enviado especial del secretario general de la OEA ante el gobierno nicaragüense.

En las últimas semanas hemos realizado un desembolso adicional de 400.000 euros para atender las recomendaciones formuladas por esa misión de observación electoral, con el objetivo de lograr que, en caso de celebrarse elecciones anticipadas, estas se hagan con un sistema electoral renovado. También hemos ayudado a financiar la celebración de reuniones con la sociedad civil, partidos políticos y representantes del mundo académico nicaragüense para poder alimentar con sus aportaciones las recomendaciones sobre el proceso de fortalecimiento institucional.

La AECID reafirma su compromiso de atender a los más vulnerables. Así respondemos de la forma más eficaz y responsable al mandato de la sociedad española: hacer llegar todo nuestro apoyo a la población nicaragüense

La AECID contribuye al proceso de diálogo nacional prestando apoyo técnico y capacitación, y hemos ofrecido a la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Nicaragua la colaboración de nuestros centros de formación para la realización de actividades en materia de justicia transicional.

Dentro del segundo objetivo, la AECID ha contribuido a sostener el trabajo del Grupo Internacional de Expertos Independientes, una iniciativa de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para la investigación de los hechos violentos ocurridos en Nicaragua desde el estallido de la crisis y el desarrollo de iniciativas de atención a víctimas de la violencia. Igualmente financiamos el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (MESENI) de la CIDH, con mandato para monitorear la situación de violencia en el país, atender solicitudes de protección y acompañar a la Comisión de Seguridad y Verificación.

Pero, por encima de todo, la AECID, desde la profunda preocupación por la gravedad de la situación y desde su compromiso con la defensa de los derechos humanos, ha venido prestando un apoyo directo a la población nicaragüense a través de distintas vías. Dentro de este tercer objetivo, por un lado, la Oficina de Acción Humanitaria respondió al llamamiento realizado por la Federación Internacional de la Cruz Roja para reforzar la atención prehospitalaria. Por otro, la cooperación española atiende a personas en riesgo y acompaña la tarea de las ONG para el desarrollo que permiten trabajar directamente con la sociedad civil organizada de Nicaragua, a través de las convocatorias de convenios y de proyectos. Por último, mantenemos nuestro compromiso con aquellos proyectos bilaterales que consideramos que suponen un beneficio directo e innegable a la población: agua y saneamiento, turismo rural, artesanía indígena… Como en todos los países, nos aseguramos a través de distintos mecanismos de que la ayuda llegue realmente a las personas destinatarias.

Manteniendo estas líneas de cooperación, la AECID reafirma su compromiso con la consecución de los objetivos de desarrollo sostenible y la atención a los más vulnerables. Creemos que así respondemos de la forma más eficaz y responsable posible al mandato que tenemos por parte de la sociedad española: hacer llegar todo nuestro apoyo a la población nicaragüense.

Aina Calvo es directora de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

Puedes seguir a PLANETA FUTURO en Twitter y Facebook e Instagram, y suscribirte aquí a nuestra newsletter.

Más información