Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Els Escurçons 2015, luna nueva

escurçons 2015

Nueve de junio de 2015, la luna en Piscis anunciaba tempestad. El rayo golpeó la tierra. Las cepas absorbieron y devolvieron uvas y comprensión.

El incendio cercó el viñedo de Els Escurçons, el fuego y el humo intentaron que todo recomenzara. Personas y cepas se reencontraron tras la tragedia. En silencio, el sentimiento, desnudo ante la visión de la muerte cercana, regala otra oportunidad a la razón. Las uvas crecen y las voces del sol y el rocío, de los pájaros y el viento, de Eurídice convertida en Orfeo, muestran el camino. Y el vino que será sonríe y anuncia que no ha habido muerte, sino sueño entre tinieblas. Empujan las raíces sabias y paren. El olfato y la vista distraen; el tacto, no. Cuando el paladar recibe Els Escurçons 2015, habla la profundidad del monte. Garnacha concentrada e intensa: el cuerpo es pizarra, los ojos pámpanos, los dedos fruta. Amapolas y transparencia, pasmo ante la procesión de hormigas cargadas de arándanos rojos. El vino sonríe, sí: tiene un corazón grande y palpita. Guante de seda rojo sobre la tierra. 

Els Escurçons 2015

Ficha técnica: DOQ Priorat (Tarragona), 14,5%. El vino lleva el nombre del viñedo, garnacha tinta en suelo de llicorella (pizarra ferruginosa) trabajado en ecológico. La uva fermenta espontánea en depósitos de cerámica y reposa, después, en grandes damajuanas. Precio: en torno a 70 euros.

Sensaciones: Las cepas renacen y las personas con ellas. Desaparecen tensión y fuerza, llega con alegría un espacio nuevo y diáfano. Es el vino del corazón.

A través del cristal: Tabla de madera de IDdesign. A la izquierda, copa de degustación para burdeos de Zalto y, a la derecha, copa de Cristal de Sèvres.

Más información