Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La habitación del pánico

La habitación del pánico

LA COSTUMBRE SE arrastra desde tiempos inmemoriales y dicta que los recién casados pasen una semana en una habitación llamada konioso en el idioma bambara de Malí. Un espacio de amor teórico, de sumisión en la práctica, donde la magnonmakan, consejera matrimonial, instruirá a la joven esposa en la obediencia al marido. Previamente, en la primera noche, la mujer deberá demostrar su virginidad con un pañuelo, que recogen por la mañana las suegras. Si está manchado de sangre, la esposa recibe regalos. En caso contrario, la mujer y su madre quedan señaladas para siempre. La imagen, del maliense Seydou Camara, está expuesta en la bienal de fotografía africana que se celebra en Bamako hasta el 31 de enero.