Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eclipse solar ‘in extremis’ en Vigo

La ciudad de la Península donde mejor se verá el evento se prepara para disfrutar de un fenómeno fugaz y único, ya que coincidirá con el ocaso

Eclipse solar 2017
El clipse será visible sobre todo en Estados Unidos. AFP

El sol caerá este lunes sobre Vigo de manera especial. La ciudad gallega será el punto de la Península donde mejor se podrá contemplar el eclipse solar que América sí disfrutará en todo su esplendor. Será justo en el ocaso cuando la Luna se interponga parcialmente entre el astro rey y la Tierra, lo que no exime de la necesidad de utilizar medios de protección para observar la estampa sin lamentar daños. Para volver a vivir otro singular momento como este habrá que esperar al año 2026.

En Vigo, el eclipse será parcial: la luna se comerá un 14% del sol, que se irá a dormir con una muesca en su perímetro. La Asociación Astronómica de Vigo (Astrovigo), integrada en la Fundación Ceo, Ciencia e Cultura, ha convocado a sus socios y a todo aquel que lo desee a observar el fenómeno desde la playa viguesa de Samil, con las espectaculares islas Cíes de fondo. Allí desplazarán prismáticos y telescopio con filtros solares, imprescindibles para poder contemplar el evento astronómico sin sufrir lesiones oculares. A través de ellos se apreciará con detalle y seguridad el fenómeno, aunque lamentablemente no enmarcado en el paisaje que lo rodea.

La Luna y el Sol se tocarán en Vigo por primera vez a las 20.44 horas

Según las previsiones de los astrónomos, la Luna y el Sol se tocarán en Vigo por primera vez a las 20.44 horas y el contacto entre ambos irá a más hasta alcanzar su momento álgido a las 21.15, menos de diez minutos antes de que el astro rey desaparezca definitivamente del horizonte y ponga fin al día. Será por tanto un eclipse “in extremis”, señala Enrique Alonso, de Astrovigo, en el que sin embargo no se podrá observar cómo la luna destapa al sol, porque entonces ya habrá caído la noche.

Los expertos también recomiendan apostarse en lugares altos de la ciudad como el monte de A Madroa o en otros emplazamientos del sur de la provincia con el oeste despejado como el cabo Home, el cabo Estai o el rompeolas de Santa María de Oia. “Los eclipses ya no tienen el componente trascendental que se les daba antaño, cuando se decía que eran un aviso de males, pero son un fenómeno singular y vale la pena verlos”, subraya Alonso.

Más información