Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘eclipsemanía’ sacude Estados Unidos

Millones de personas se preparan para observar el primer eclipse solar total desde hace 99 años que recorrerá el país de costa a costa

Un niño mira un eclipse parcial en EEUU en 2014 EPV

Estados Unidos, el país por excelencia de los fenómenos masivos, se prepara para vivir uno inusual. El lunes, por primera vez en 99 años un eclipse solar total cruzará EE UU de costa a costa. Millones de personas seguirán el acontecimiento, que ha desatado una manía ciudadana con consecuencias palpables e imprevisibles.

En la meca del capitalismo, encontrar las gafas adecuadas para observar el eclipse del 21 de agosto es una quimera, ya que casi todas llevan semanas agotadas. Para conseguir unas hay que suplicar a conocidos en instituciones científicas o hacer largas colas en los museos que las reparten gratis durante determinadas horas al día.

Un hombre lleva una camiseta que reza: ¿Dónde estarás el 21 de agosto durante el eclipse solar? Unas señoras sostienen en la mano sus gafas para observar el acontecimiento astronómico aunque faltan horas para que ocurra. En los bares hay bebidas especiales sobre el eclipse. Y las escuelas y la mayoría de establecimientos cierran el lunes.

Para conseguir unas gafas hay que suplicar a conocidos en instituciones científicas o hacer largas colas en los museos que las reparten gratis durante determinadas horas al día

En Charleston (Carolina del Sur), una ciudad de 134.000 habitantes, se esperan hasta un millón de visitantes para ver el eclipse solar total. Apenas hay donde dormir y mucha gente pasea por la calle. Aunque arrecian los nervios porque es posible que el cielo esté nublado e incluso llueva en el momento del eclipse, los residentes y visitantes desprenden entusiasmo.

"La gente está tan emocionada", dice Courtney Odom, de 31 años que trabaja en un taller de pintura que ha organizado clases especiales para pintar un cuadro de un eclipse en Charleston. El interés ha sido enorme. "Nos ha ido muy bien este fin de semana", subraya.

Decidir a última hora que se quiere visitar uno de los epicentros del eclipse cuesta fácilmente 2.000 dólares para un vuelo de ida y vuelta desde Washington. En Charleston, donde finalizará el recorrido del eclipse sobre EE UU, una noche de hotel ronda los 500 dólares. Se espera que decenas de miles de personas se desplacen a algunas de las zonas donde el eclipse será total y hay previstas numerosas actividades paralelas al acontecimiento.

Es un fenómeno astronómico de sensaciones mágicas. La luna pasa por delante del Sol y este se deja de ver. De repente en la mañana del lunes, se hará gradualmente oscuro y durante uno o dos minutos, dependiendo de la zona, la oscuridad será total. Las estrellas brillarán y los pájaros permanecerán inmóviles.

La ciudad de Depoe Bay, en Oregón, se prepara para el eclipse. ampliar foto
La ciudad de Depoe Bay, en Oregón, se prepara para el eclipse. REUTERS

En una franja que cruzará diagonalmente de oeste a este EE UU, el eclipse se verá de forma total. En el resto del país el eclipse será parcial, como en Centroamérica, el norte de Sudamérica y Europa. Los eclipses solares totales no son insólitos: ocurren en alguna zona del planeta cada 18 meses, pero lo difícil es que se puedan ver desde puntos habitados. Tras el del lunes, el siguiente eclipse total visible desde la tierra tendrá lugar en enero de 2019, con Argentina y Chile como mejores países para contemplarlo. Y el próximo eclipse en Norte América ocurrirá en abril de 2024.

El eclipse del lunes llegará al Estados Unidos continental a las 10:16 (hora local) en Lincoln Beach, Oregón. Desde ahí, su sombra se desplazará al este durante cerca de 90 minutos. La franja será de 113 kilómetros de ancho y 4.000 kilómetros de largo. Cruzará los estados de Oregón, Idaho, Wyoming, Montana, Nebraska, Iowa, Kansas, Misuri, Illinois, Kentucky, Tennessee, Georgia, y Carolina del Norte y del Sur. Terminá en Charleston (Carolina del Sur) a las 14:48 hora local.

El mejor sitio para verlo será Cardondale, un pueblo de Illinois, donde el sol estará tapado por la luna durante más tiempo: 2 minutos y 41 segundos. La trayectoria del eclipse pasa por encima de zonas rurales y pequeñas ciudades, por lo que desplazarse en automóvil está casi obligado. La ciudad más poblada desde la que se podrá observar es Nashville (Tennessee), que tiene 609.000 habitantes.

Muchos creen que la audiencia será masiva en un país con más de 300 millones de habitantes y en pleno verano. “Será ciertamente el eclipse total más observado de la historia”, ha dicho el astrónomo Rick Fienberg, de la Sociedad Americana de Astronomía.

Y habrá quienes tendrán vistas inusuales. Una compañía de cruceros navegará en la costa Este durante el momento de máxima oscuridad y no solo eso: a bordo del navío actuará el cantante Bonnie Tyler, autor del hit Total Eclipse of the Heart. Y una empresa de aviones, Air Charter Service, ha organizado vuelos para poder ver desde el aire el acontecimiento.

Más información