Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspenso para los canales de cocina más vistos de YouTube

Una nutricionista y a un bloguero ‘foodie’ evalúan las recetas más virales… ¿y sanas?

canales de cocina Youtube

Cuentan con millones de seguidores en la Red. No son cocineros profesionales, aunque, gracias a los años de experiencia ante la cámara, han logrado codearse con los más grandes, haciendo de su hobby una forma de ganarse la vida, lo que, en muchos casos, les ha llevado a publicar su propio libro, a contar con un canal de televisión o, incluso, una línea de merchandising.

Los cinco canales de gastronomía de YouTube más vistos en el mundo comparten la originalidad de sus propuestas, aderezadas con un toque de humor gamberro y un lenguaje muy sencillo y directo en tutoriales pensados para un público neófito en la materia o que quiere sorprender a sus comensales.

Cocinar, nos dicen, puede ser muy divertido. Pero, ¿son fáciles de elaborar estos platos virales? Y lo que es más importante, ¿podrían incluirse dentro de una dieta equilibrada? Sentamos a la mesa a dos expertos de paladar fin, la dietista-nutricionista de Dinut  Lidia Mateos y el bloguero foodie Félix Muñoz, creador de Espacios Secretos, para que nos le pongan nota a estos famosos canales: 

1. Epic Meal Time, 7 millones de seguidores

“Hacemos realidad tus sueños… y luego nos los comemos”. El canadiense Harley Morenstein subió su primer vídeo en 2010: una pizza con hamburguesas, nuggets de pollo y patatas fritas con queso derretido por encima. Toda una declaración de intenciones. Lo que empezó como una broma hipercalórica ha triunfado en forma de merchandising y a través de un programa de televisión en el canal FYI, por el que han pasado celebrities como Arnold Schwarzenegger, que ayudó a preparar un bocadillo de carne, beicon y huevos. Es el canal de cocina con más seguidores en el mundo, pero, según nuestros expertos, ¿aprueba el test de calidad?

“Más que de cocina, es un canal de cachondeo, por el aspecto de sus recetas no creo que haya mucha gente que se les ocurra probarlas, los Pork Cheetos [Cheetos y lomos de cerdo aderezados con bebida energética y batido de leche] me dejado sin palabras). A nivel nutricional, por el tamaño de sus raciones y por la poca calidad de sus ingredientes, es un suspenso claro”, asegura Lidia Mateos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda ingerir alrededor de 2000 kCal diarias, pero su procedencia es importante: los nutrientes necesarios para el organismo se obtienen a través de una dieta equilibrada.

“Este canal parece la versión YouTube del famoso programa de Travel Channel: Man versus Food traducido en España como Crónicas carnívoras en el que Adam Richman se come cantidades descomunales de comida. Esta cocina es megacalórica y poco equilibrada. La puntuaría con un 2, y le habría dado solo un 1 si le hubiesen echado salsa. A nivel técnico, carece en absoluto de interés: dudo mucho que alguien quiera aprender a preparar un sandwich sobre un tanque y su visionado tiene el gancho de ver hasta qué punto Arnold Swarchzenegger hace el ridículo", afirma Félix Muñoz.

2. Nerdy Nummies, 6 millones de seguidores

“Cada jueves, un nuevo plato”. Desde Los Ángeles, Rosanna Pansino cocina virguerías que engañan a la vista, como la tarta con apariencia de pizza o las magdalenas que parecen sushi. También propone ideas sencillas para fiestas, como las piruletas de chocolate con forma de bigote. Empezó en 2010 y su audiencia, según comentó en la web Food & Wine, “es la más joven de YouTube: chicas de 13 a 17 años”. Aunque también reconoce que las peticiones llegan de madres o de niños pequeños que le piden crear fantasías con la comida.

Según Muñoz, “con una estética cuidada, el canal aprovecha el tirón que tiene un videojuego, por ejemplo, para explicar una receta sencilla y visual. La presencia de la presentadora transmite alegría y salud desde el primer momento y, además, va probando lo que va preparando por lo que, a pesar de incorporar golosinas en pequeña cantidad, se percibe como saludable. Le daría un 8. Tras ver el vídeo puedes ir a comprar los ingredientes y preparar el sushi de golosinas que propone, por lo que es muy didáctico y promueve que el espectador participe en sus redes sociales enviando los resultados de sus creaciones”.

3. My Cupcake Addiction, 2,7 millones de seguidores

En 2011, la australiana Elise Strachan abrió este canal para crear “sorprendentes pasteles y dulces sencillos como profesionales”. El 80% de su audiencia son mujeres adictas a los cupcakes, está disponible en tres idiomas, siendo su página de Facebook la octava más vista del mundo. Uno de los vídeos más virales, con 26 millones de visitas, es el pastel arcoiris.

“En este canal quieren enseñar a preparar postres divertidos usando algunas chucherías comerciales muy conocidas y, a diferencia del anterior, los planos son mucho más directos a los ingredientes y se centra menos en la persona que los elabora, lo que a mí me transmite menos confianza. El hecho de usar múltiples colorantes de azúcar tampoco debe ser demasiado saludable por lo que le pondría un 5. No creo que la gente lo prepare luego en sus casas sino que el visionado va más por la parte visual. El audio sobra: la presentadora es aburridísima”, opina el bloguero. La cantidad de azúcar recomendada por la OMS es un máximo de 6 cucharillas diarias, pero los postres no son nuestros únicos enemigos: un zumo de frutas o un yogur pueden contener más glucosa de la que nos imaginamos.

4. How to Cook That, 2,5 millones de seguidores

Ann Reardon crea postres, pasteles y chocolate de una forma creativa, también macarrones y aperitivos dulces. Comenzó en 2011 y es la única de la lista que no da la cara en sus vídeos. Memorables son su pastel 3D de Spider-Man y la tarta de chocolate con forma de logotipo de Instagram.

“Este canal es el más parecido a los que utilizan en España aquellos que quieren publicar recetas en vídeo. Se aleja de la imagen televisiva de los anteriores siendo más un simple tutorial para preparar una tarta de chocolate sin mostrar al que lo está preparando. Mucho colorante en la gelatina para los efectos especiales pero por lo general son productos sanos por lo que le pondría un 7. Ya el nombre del canal deja claro que lo que hacen lo puedes preparar por lo que supongo que será el canal de cabecera de muchas amas de casa”, cree Félix Muñoz.

“Los tres canales son del mismo tipo, recetas con toneladas de azúcar y colorantes. A nivel nutricional también suspenden y, desde mi punto de vista, aunque visualmente hacen recetas bonitas, a nivel de sabor suelen dejar bastante que desear por el exceso de fondant, color y dulce que tienen. Por otro lado, todas estas recetas son para ocasiones muy especiales y, de todas formas, tampoco creo que haya mucha gente que los cocine en casa por el tiempo que requieren”, considera Mateos. En muchas ocasiones, nuestra tendencia es evitar el consumo de azúcar eligiendo otros edulcorantes como sacarina, pero no están excentas de riesgos: un estudio de Nature relacionaba su consumo con el riesgo de padecer obesidad o la diabetes. Por si acaso, la Administración de Comida y Medicamentos de EEUU (FDA) insta a no consumir más de 15 miligramos de sacarina por jornada y kilo de peso corporal (el límite de una persona de 70 kilogramos es de 1.050 miligramos; y una pastilla tiene 11,2).

5. Laura in the Kitchen, 2 millones de seguidores

Laura Vitale cuenta con su propio programa en Cooking Channel, llamado Simply Laura desde 2014. Aunque cocina comida italiana (vivió en Italia hasta los 12 años que se mudó a Estados Unidos), también puede preparar desde pollo con patatas a donuts con gelatina.

Para Lidia Mateos es el único que aprueba: “Le daría un 7. En general, las recetas que hace son más saludables, aunque también tiene bastantes postres. Es un tipo de cocina más tradicional, de día a día y con ingredientes más reales. No le pongo más nota porque le faltan más recetas con verduras, hortalizas y frutas (puesto que estos alimentos deberían ser la base de la alimentación de la mayoría de personas)”.

También se lleva la mejor nota según Félix Muñoz: “Una simpática cocinera explica paso a paso una receta que ya de por sí no tiene demasiada dificultad pero aún así lo hace pausadamente mostrando cada paso y explicando cada detalle, sin dejar de mirar a la cámara salvo momentos puntuales, lo que te obliga a seguir viendo el vídeo. Este es, sin duda, el canal más saludable y natural de todos por lo que le pongo un 9. Son recetas que cualquier persona que cocine ya sabe hacer, pero nunca viene mal escuchar la agradable voz de alguien que prepara lo mismo que tú mientras asas un pollo o un pavo".

En conclusión, nuestros entendidos en la materia solo aprueban a uno de los cinco canales más vistos de cocina en el mundo. Porque no todo lo que es una fuente de inspiración para los cocinillas tiene por qué ser la nutrición más sensata.

 

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información