Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dormir sin pijama es un chollo (también para solteros)

Además de beneficiar la vida en pareja, reposar desnudo previene enfermedades y ayuda a adelgazar

Dormir sin pijama es un chollo (también para solteros)

Algunos días de este verano, España entera se ha derretido. Las altas temperaturas que ha traído la primera ola de calor de 2015 causaron estragos en muchos dormitorios, convirtiendo el hecho de dormir en una misión imposible. Ahora que el calor nos da un respiro, le animamos a no recuperar el pijama o camisón, porque meterse en la cama como su madre le trajo al mundo supone un sinfín de beneficios para la salud (y no solo sexual). 

Expertos en diferentes áreas coinciden, desde la perspectiva de su disciplina, en afirmar que dormir en cueros es la mejor elección. Aquí tiene seis razones para dejar que las sábanas acaricien su piel desnuda.

1. Facilita un sueño reparador, influyendo en su memoria o belleza

Los expertos recomiendan aceptar nuestro cuerpo desnudo. ¿Cuál fue la última vez que se contempló sin ropa?

A priori, decir que dormir desnudo hace que la temperatura de nuestro cuerpo disminuya, parece una verdad de Perogrullo. Y es que, es evidente, si nos acostamos sin ropa, estaremos más fresquitos. Sin embargo, quizá no haya tenido en cuenta que esos grados de menos son el desencadenante de una serie de efectos positivos sobre nuestra salud. Para dormir bien, la temperatura de la habitación debe moverse entre los 18 ºC y 20 ºC, según la Asociación Española del Sueño. Y las consecuencias de no hacerlo de un modo reparador van de una imagen física en deterioro, según British Medical Journal, a la incapacidad para tomar decisiones, según Journal of Sleep Research. Ocho horas diarias de descanso también nos protegen de sufrir enfermedades cardiovasculares (según European Heart Journal), mejoran la memoria y el rendimiento académico (Universidad de California) y reduce el número de resfriados que padecemos a lo largo del año (Carnegie Mellon University). La temperatura de la habitación, obviamente, no es la del cuerpo, pero conseguir que baje unos grados quitando la ropa, aunque solo sea medio, compensará, en parte, el calentamiento de la estancia, según el Instituto de Estudios del Sueño de Los Ángeles, que estos días anda aún muy lejos de los 20 ºC recomendados.

2. Refuerza la autoestima

¿Cuántas veces se ha contemplado sin ropa este mes? ¿Veinte? ¿Cinco? ¿O tal vez ni se acuerda de cuándo fue la última vez que se miró desnudo? Si es así, sería interesante que lo hiciera. Y un buen momento para ello es antes de irse a la cama. "Dormir desnudos puede ser una buena técnica para aprender a sentirnos cómodos con nosotros mismos", asegura la psicóloga clínica y codirectora del Institut de Sexologia de Barcelona, Carme Sánchez: "Una persona que duerme desnuda tiene una mejor aceptación de su cuerpo porque no le importa exhibirlo en la intimidad ante su pareja o incluso ante sí misma".

3. Mejora la vida sexual

Si además de dormir desnudo, lo hacemos en pareja, "las probabilidades de que los roces y las caricias casuales se tornen en sensuales son bastante altas", opina la sexóloga. De modo que si está pasando por una fase valle (baja) en lo que a sexualidad se refiere, quizá esta sea una buena manera de pasar a un estadio pico y recuperar la salud sexual gracias a estas relaciones no programadas.

4. Minimiza las infecciones vaginales

"Prescindir de la ropa interior es una buena forma de reducir el riesgo de infecciones de hongos vaginales, aunque no suponga una garantía total", asegura la sexóloga. MedlinePlus, publicación de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU., lo corrobora, animando a las féminas a permitir "que llegue más aire a la zona genital cuando hay picazón, usando ropa holgada o desprendiéndose de las prendas interiores al dormir". En el caso de los hombres, falta literatura científica.

5. Favorece la pérdida de peso

Si le propusieran como método de adelgazamiento algo tan sencillo y placentero como dormir desnudo, no se lo creería, ¿verdad? Pues sepa que dejarse caer desnudo en los brazos de Morfeo favorece la pérdida de peso. Así lo argumenta Isabel Fernández, ginecóloga de la Clínica Go&Fer, en Barcelona: "Si tenemos estrés, los niveles de cortisol aumentan y, como consecuencia, se genera una sensación de hambre continua que generalmente acaba llevándonos a la nevera para saciarla. Por otro lado, ocurre que cuando dormimos desnudos, disminuyen los niveles de cortisol [al favorecer el descanso en los meses de verano], lo que hace que se reduzca el estrés y el apetito. Así que, en última instancia, favorece la pérdida de peso por ausencia de la sensación de hambre”.

6. Reduce el riesgo de diabetes

Así se desprende del estudio Sleep restriction increases free fatty acids in healthy men, publicado en Diabetologia Journal. Según dos de sus autores principales, el doctor Esra Tasali (profesor de medicina en la Universidad de Chicago) y Josiane Broussard (investigador posdoctoral en Diabetes del hospital Cedars-Sinai Medical Center y el Instituto de Investigación de la Obesidad en Los Ángeles), la falta de sueño puede conducir a un aumento de los niveles de ácidos grasos libres en la sangre. Estas sustancias interfieren en la capacidad de la hormona insulina para regular los niveles de azúcar en sangre. Por tanto, si durmiendo desnudos, reposamos más horas, estaremos aumentando la estabilidad de los niveles de azúcar en sangre y disminuyendo el riesgo de sufrir diabetes. Y no solo por el tiempo de reposo. "Descansar a una temperatura fresca favorece una mayor estabilidad de los niveles de azúcar en sangre y contribuye a mejorar la sensibilidad a la insulina", zanja la doctora Isabel Fernández.

 

Siga leyendo para una vida buena...

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.