Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

9 festivales más sanos que una sesión de gimnasio

59 horas de yoga, un concurso de engullir ensaladas o el paraíso del palé. ¿Quién dijo que las grandes citas musicales incitan al vicio?

9 festivales más sanos que una sesión de gimnasio

Los festivales de música, por lo general, son una fuente de diversión y buenas experiencias que, con demasiada frecuencia, dan la espalda al medioambiente. Aunque entre amigos sean un foco de vivencias divertidas, el espacio donde suelen celebrarse sufre un impacto evidente. Macroeventos como Coachella, Sasquatch o Lollapalooza generan toneladas de basura debido a las 160.000 personas que se congregan entre asistentes, artistas y comerciantes, a lo que se añaden el desmesurado consumo de energía y la enorme huella de carbono que se imprime.

No es fácil que una cita de esta envergadura pueda minimizar el impacto. También existen razones económicas. “Si el coste [de un festival ecológico] es diez veces mayor, tenemos que declinar la opción más sostenible; solo podemos hacerlo en función de nuestras finanzas”, declara Richard Goodstone, cofundador de Suplerfly Productions, compañía organizadora de este tipo de actos. Pese a las trabas económicas, cada vez surgen más celebraciones que apuestan por la sostenibilidad. Música, cine, exposiciones, eco-housing, yoga… la variedad es amplia. Le recomendamos algunas de las citas más respetuosas con el medioambiente a lo largo de todo el mundo. No están Glastonbury ni Coachella, pero encontrará más hipsters por metro cuadrado que en ningún otro festival del mundo. Y sin efectos (contaminantes) secundarios.

1. Bona Nit Barcelona: aquí no hay kebabs

¿Un evento de música que congrega a 3.000 personas puede ser sostenible? Según la organización internacional A Greener Festival, encargada de auditar los festivales verdes más importantes del mundo, sí. Elegido por segundo año consecutivo como el más sostenible de España por dicho organismo, Bona Nit Barcelona se ha consolidado como un referente para el público y el medioambiente. Algunas de las medidas adoptadas se tradujeron este año en el reciclaje del 55% de los residuos generados (recuperándose 163 kilos de envases) y una reducción tanto del consumo eléctrico -favorecido por el uso de energías renovables- como de la huella de carbono en emisiones de C02. Todo ello acompañado por una oferta de restauración orgánica y vegetariana y la promoción de hábitos saludables. “Transmitimos, a través de la música, un mensaje que pueda inspirar a la gente, con artistas que compartan nuestra sensibilidad”, señala Jorge Gosálbez, miembro de la cita musical, camino ya de su tercera edición. El músico folk sueco José González actuó en 2014.

Fecha y lugar: 18 de julio de 2015, en el Poble Espanyol de Barcelona.

2. PalletFest: reutilice el utensilio de moda

Si se pueden realizar eventos de todo tipo, ¿por qué no uno sobre palés? Esa fue la idea que tuvieron un grupo de activistas en Denver (Colorado, EE. UU.), quienes vieron en estas simples estructuras de madera una fuente de creatividad que permitiese concienciar sobre la reutilización de elementos que se creían inservibles para convertirlos en otros útiles. “Puedes hacer prácticamente todo con palés: desde una jardinera a una estantería para el vino, o una mesa, o una casa… o, en este caso, un festival”, indica en su web la organización de la cita, celebrada por primera vez el pasado mes de octubre. Diversas secciones como un laberinto, áreas de construcción y de arte, exhibiciones de moda y jardinería y música en directo aliñaron durante dos días la conciencia de la gente por medio de la diversión y el conocimiento ecológico. “PalletFest es uno de los festivales más sostenibles aquí, y, qué diablos, también es muy divertido”, afirma Kenny Fischer, su fundador.

Fecha y lugar: Verano de 2015 (por confirmar la fecha exacta), en Denver, EE. UU.

3. Drap-Art: el reciclaje es bello

Todo un veterano en estas lides, el Drap-Art, afincado en Barcelona, promueve desde 1996 el reciclaje creativo con la organización de eventos, exposiciones, mercados y talleres. En este tiempo se ha convertido en un escaparate de las tendencias en el arte de quienes utilizan materiales desechados como un recurso para la creación (además de suponer una plataforma para artistas, diseñadores y profesionales emergentes en el sector tanto nacional como internacional). Para la próxima edición se prevé la asistencia de 10.000 visitantes para los que se realizarán exposiciones colectivas de obras de arte y objetos de diseño elaborados con materiales reciclados, su ya tradicional mercado de arte y diseño, talleres participativos, espectáculos audiovisuales, conferencias y cine del medioambiente.

Fecha y lugar: Del 19 de diciembre de 2014 al 4 de enero de 2015, en el hall del CCCB en Barcelona. Las actividades y la feria se realizarán del 2 al 4 de enero.

4. SOL Food Festival: ¿un concurso de comer ensaladas?

Que si huertos urbanos, que si verduras frescas sin tratamientos químicos… Está claro que la comida sostenible es una preocupación cada vez mayor tanto para la salud como para el medioambiente. Y de eso trata esta feria, un sitio donde diversos granjeros, chefs y organizaciones dan a conocer la comida sostenible, orgánica y los sistemas locales del condado de Santa Bárbara (California, EE. UU.), cuya producción se basa en la energía solar, lo cual beneficia a la salud, al entorno y la economía. Música en directo, foros de debate, un mercadillo, talleres de cocina, exhibición de animales de granja y, claro, está, comida y bebida elaborada por restauradores locales son los componentes de una sabrosa jornada que celebró en septiembre su quinta edición congregando a 6.000 personas. “Este sistema es el futuro; debemos tener responsabilidad en el mercado y saber de dónde viene nuestra comida: del campo al tenedor”, declara Alison Hensley, cofundadora de la cita en la que se pueden cocinar y degustar alimentos como queso, salchichas o kétchup con la ayuda de algunos de los cocineros más destacados de California, o participar en el célebre concurso de engullir ensaladas hasta hartarse. Eso sí, si lo hace, descanse en el césped habilitado para ello. Pero no se lo coma.

Fecha y lugar: 26 de septiembre de 2015, en Santa Bárbara, EE. UU.

5. Festival Boreal: cuéntame un cuento, en signos

El esqueleto de una ballena rorcual boreal instalado en Los Silos (Tenerife) es testigo de este evento que apuesta por la sostenibilidad y el medioambiente por medio de la fusión entre la música y el arte. Con siete ediciones a sus espaldas (y 3.000 visitantes en la última cita), Boreal cuenta con un plan de gestión ambiental que, entre otros aspectos, se guía por el reciclaje, minimiza su huella ecológica y compensa sus emisiones, repoblando con árboles de laurisilva las cumbres de la isla. Pero ciñéndose al espectáculo, el catálogo de diversión durante los dos días que lo componen es amplio: actuaciones musicales de diversos estilos, representaciones teatrales, cuentacuentos con lenguaje de signos, proyecciones de documentales, charlas, un mercadillo de artesanía y ecología… Todo en una misma coctelera con el mar como elemento de interrelación y toma de contacto con otras culturas. “Pretendemos lograr un festival intercultural más sostenible; también trabajamos por la adaptación, por lo que cada año estudiamos los espacios donde realizamos las actividades y contratamos baños adaptados, reservamos zonas para personas con problemas de movilidad, cuentacuentos con lenguaje de signos, pantallas con mensajes, entrega de globos en el punto de información…”, indica Juan José Ramos, su máximo responsable.

Fecha y lugar: 18 y 19 de septiembre de 2015, en Los Silos, Tenerife.

6. Lightning in a bottle: yoguis del mundo, uníos

Si se encuentra entre San Francisco y Los Ángeles durante la próxima primavera, quizá pueda desviarse unos días a Bradley, enclave en el que la música electrónica (con artistas como Moby, concienciados con la sostenibilidad), el arte y ¡el yoga! tienen mucho que decir. El crecimiento de Lightning in a bottle, camino de su novena edición, ha permitido que el yoga adquiera cada vez mayor notoriedad. Solo en este año, 60 profesores procedentes de todo el mundo se dividieron en dos grupos (yoga om, para quienes disfrutan con la relajación tradicional; y yoga namaste, que lo mezcla con otras disciplinas musicales) para dar 59 sesiones de hora y media durante los cuatro días del espectáculo. No importa si no se es muy ducho en la materia: las clases van desde el nivel más básico a los auténticos expertos. La clave es enriquecer el cuerpo y relajar la mente acompañado por música en vivo, que por algo es un festival. Y hablando de música… ¿sabía que al término de la sesión el DJ versiona una canción infantil (The Clean up song) con estilo reggae animando a los asistentes a recoger la basura? Nunca antes nadie había limpiado el suelo con tanta felicidad.

Fecha y lugar: Del 22 al 26 de mayo de 2015 en el área de recreación San Antonio, en Bradley, EE. UU.

7. IdArteRecicla: proyectos que cambian el mundo

Un poco más alejado del concepto de festival se encuentra IdArteRecicla, un certamen madrileño en el que las auténticas estrellas son los plásticos, latas, bricks, cartones, papeles, envases de vidrio y residuos de aparatos electrónicos que componen las esculturas y elementos de sus jóvenes artistas. “Tratamos de sensibilizar sobre la importancia del reciclaje a través de un lenguaje más actual y directo, que fusione mensaje con nuevas formas de transmitirlo. Y para ello apostamos por el talento de todos los participantes, quienes han elevado el deber del reciclaje a arte”, incide Mar Gil, integrante del movimiento. Entre las obras presentadas, tanto físicas como audiovisuales (de temática sostenible), hay curiosidades como coloridos vestidos que cuelgan del techo convertidos en lámparas, cuerdas de colores que amenizan las paredes, muebles hechos con cilindros de cartón tales como sillas, tumbonas, mesitas… ¡Hasta una casa con sus maceteras! “En un mundo de usar y tirar, es necesario dar paso a un modelo de consumo orientado a la prolongación de la vida útil o la revalorización de los objetos mediante la reconceptualización de su significado y empleo original”, finaliza Gil.

Fecha y lugar: Por concretar, en 2015, en Madrid. Aquí está disponible toda la información sobre las obras premiadas en la pasada edición.

8. Boom Festival: ¿ideas para una casa sostenible?

Idanha a Nova, un pueblecito portugués a no muchos kilómetros de la frontera con España, tiene el honor de acoger uno de los mayores eventos ecológicos del mundo, el Boom Festival, una cita bienal que cuenta con actuaciones musicales y una amplia variedad de exposiciones artísticas basadas en la sostenibilidad. De todas, destaca el eco-housing, donde los fardos de paja, la tierra, las raíces, la madera, el bambú, la caña, el adobe y la piedra son los principales ingredientes para la creación de artísticas bio-construcciones en el festival, las cuales, de paso, muestran soluciones realistas disponibles para acabar con el impacto de la industria de la construcción, responsable de cerca del 25% de las emisiones de CO2. Premiado tanto por A Greener Festival como por Naciones Unidas, en la última edición 40.000 personas disfrutaron de una semana ecológica con talleres vinculados a la ecología, naturaleza y todo tipo de artes. Incluso el agua empleada es tratada de manera que pueda ser reutilizada para el riego. El próximo es en 2016: da tiempo a ahorrar.

Fecha y lugar: Por concretar en 2016 (coincidiendo con la luna llena de agosto), en Idanha a Nova, Portugal.

9. EcoWest Festival: de ‘Boy Scouts’ en las antípodas

En nuestras antípodas tiene lugar una de las celebraciones más grandes (en cuanto a duración) relacionadas con la naturaleza y su sostenibilidad: el EcoWest, cuyo lema es “descubrir, regenerar, hacer y aprender”. Durante casi un mes el festival, creado en 2002 en Auckland (Nueva Zelanda), organiza alrededor de 40 eventos centrados en la restauración del medioambiente y en modos de vida sostenibles en el entorno que garantizan un mejor aprendizaje sobre estos conceptos. Para ello se realizan talleres, exposiciones de documentales, paseos por ríos y montañas y visitas a vecindarios ecológicos, mercados sostenibles, jardines y centros de arte. El plato fuerte que sirve como colofón a cuatro intensas semanas es el EcoDay, día en el que se prepara una gran fiesta con música en vivo, actuaciones y exhibiciones de arte. Incluso se habilita una zona para el bienestar del cuerpo y la mente. Vale, está muy lejos, pero recuerde que Nueva Zelanda es uno de los lugares más hermosos y salvajes del planeta.

Fecha y lugar: Por concretar en 2015 (desde marzo a abril), en Auckland, Nueva Zelanda.

Puedes seguir Buenavida en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información