Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas apoyará y protegerá los intereses de la aceituna negra de mesa

El comisario de Agricultura Phill Hogan coincide con España en la mejora de los fondos para la Política Agrícola Común

Un trabajador revisa las aceitunas negras de mesa para su envasado. Ampliar foto
Un trabajador revisa las aceitunas negras de mesa para su envasado.

Bruselas apoyará y protegerá los intereses de los productores y de la industria española de la aceituna negra de mesa ante la decisión estadounidense de incrementar los aranceles en más de un 34%, según manifestaciones realizadas este lunes por la mañana en Madrid por el comisario de Agricultura Phil Hogan al término de una entrevista mantenida con el ministro español de Agricultura, Luis Planas, donde analizaron cuestiones comunitarias y especialmente el futuro de la Política Agrícola Común, PAC.

Para el comisario es desilusionante la actitud adoptada por los industriales de ese país acusando a las importaciones españolas de sus problemas. Bruselas va a esperar la decisión definitiva de la Comisión de Comercio Internacional, ITC, sobre esta situación el próximo 24 de julio, pero no se descarta adoptar medidas de respuesta a la actitud de las autoridades norteamericanas.

En relación con la Política Agrícola Común el comisario mostró su acuerdo con las autoridades españolas, así como con los otros países miembros que suscribieron el memorando en Madrid para lograr un incremento los fondos destinados a la PAC donde la propuesta inicial de la comisión contempla un recorte del 5% global que sería del 3,5% en el importe de los pagos directos en el caso de España.

Sin embargo, el comisario se muestra optimista al considerar que aún se debe producir un debate para lograr una mejora y que la propuesta se debe entender solo como una posición de partida, a falta además de la decisión de los Estados miembros para aportar más fondos.

Una PAC más simplificada

Hogan y el ministro español Luis Planas coinciden en la necesidad de aplicar una PAC más simplificada con la que cumplir sus objetivos en materia económica, medioambiental y social y donde los pequeños y medianos agricultores, los jóvenes y la mujer sean los principales protagonistas en la recepción de los fondos y en la política de desarrollo rural. No obstante, el comisario entiende que cada país debe profundizar en la definición de pequeños agricultores, a la que se suma el denominado agricultor genuino, y la necesidad de avanzar hacia unos ingresos de convergencia donde se corrijan los actuales desequilibrios ente sectores, agricultores zonas donde se hallen ubicadas las explotaciones sin provocar tampoco una ruptura en la concesión de ayudas sobre la situación actual.

Planas y Hogan coinciden igualmente en la urgencia de apoyar la incorporación de los jóvenes al medio rural y a la actividad agraria, así como en a implantar la política de digitalización para utilizar la tecnología para tener una posición más competitiva.

El comisario alabó el trabajo realizado en los últimos años por la Administración española para lograr un equilibrio en la cadena alimentaria y en la persecución de la venta a pérdidas y señaló el compromiso de la Comisión para presentar en enero de 2019 una prepuesta de reglamento para abordar ese problema.

Más información