Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guardans aplica la Ley de Igualdad a las ayudas del cine

La nueva orden prevé discriminación positiva para filmes hechos por mujeres

Más ayudas si las películas están dirigidas por mujeres. El director del Instituto de Ciencias y Artes Audiovisuales (ICAA), Ignasi Guardans, introdujo ayer la discriminación positiva en la ecuación de las subvenciones cinematográficas. Fue en su primera comparecencia ante la Comisión de Cultura del Congreso desde que tomó en primavera posesión del cargo. La sesión estuvo dominada por el tema estrella de la temporada: la orden ministerial de desarrollo de la Ley del Cine. Un reglamento que prometió tener terminado para finales de noviembre. El otro colectivo que, anunció, sale reforzado es el de los guionistas.

"A igualdad de condiciones, calidad, presupuesto y todos los parámetros que fija la orden", las películas con "responsable o directora" mujer tendrán "un plus" en la concesión de hasta un 50% más de ayudas. Lo que sigue flotando en el aire de las dudas es cómo se valorarán esos criterios "subjetivos" (de relevancia social, cultural o experimental) fijados por la ley. Lo máximo que aclaró es que la comisión de evaluación se enfrentará a su trabajo como lo hace un tribunal "ante un concurso literario o ante la concesión de una cátedra".

"No supone más que ponerse en sintonía con la Ley de Igualdad", aclaró Guardans en una larga comparecencia, en la que sus interpeladores parlamentarios (Joan Tardà, de ERC; Vicente Ferrer Roselló, PP; y Rosa Cabrera Noda, PSOE) evitaron el enfrentamiento y se mostraron de acuerdo con la mayoría de decisiones de Guardans. Éste volvió a lamentar, con un rosario de datos, que el cine español tenga "la cuota de mercado más baja de Europa".

Guardans recurrió a la metáfora para referirse al grupo de firmantes del manifiesto Cineastas contra la orden -que se oponen al desarrollo ministerial sobre todo porque aducen que las películas de menos de dos millones de euros tendrán mayores dificultades para lograr ayudas que ahora-: "Me da la sensación de que están llamando a una puerta que está abierta", dijo ya en los pasillos del Congreso. "No dejaremos sin apoyo público al cine pequeño [la mayor parte de los más de cien firmantes trabajan en producciones modestas]. Las películas de menos de dos millones tienen ayudas por otro cauce. Tantas o más que ahora, pero tendrán que pedirla en una ventanilla distinta".

También alertó Guardans sobre la "preocupante situación" de la digitalización de las salas de cine en España. Lo cual, afirmó, "puede dejar sin cine a cientos de ciudades en España". En el estudiado deshojar de la margarita en que está convirtiendo la aclaración de los puntos de la orden, el director del ICAA añadió que en ella se contemplará un "tratamiento especial favorable" para películas que presten atención a la infancia y a las rodadas "en lenguas del Estado" distintas al español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 2009