Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

25 oportunidades en tiempos de crisis

Cuatro millones de parados y subiendo. Negocios que cierran. La amenaza del ERE. Un déficit público que se acerca a récords históricos. El bombardeo de malas noticias es constante desde hace meses. Pero no todo son nubarrones. Aparece algún claro si uno se para un rato a pensar. Muchas de las más importantes empresas han nacido en tiempos de recesión. El medio ambiente agradece el descenso de la producción. Bajan los divorcios y crecen las reconciliaciones. Los talleres de reparación vuelven a llenarse. Sube la natalidad. Las rebajas duran todo el año. Los precios de la vivienda empiezan a ajustarse. Le ofrecemos una ración de optimismo: 25 maneras de atisbar algún resquicio de luz en estos días oscuros.

1 Natalidad al alza

La natalidad, ¡por fin!, ha dado una alegría y en 2008 alcanzó en España la media de 1,46 hijos por mujer, una cifra a la que no se llegaba desde 1990. Según los estudios del Instituto Nacional de Estadística (INE) hay que agradecérselo principalmente a la inmigración, pero también es cierto que mientras en 2007 todo el crecimiento de los nacimientos se adjudicó a madres extranjeras, en 2008 casi el 50% correspondió a españolas. Los expertos no se atreven a augurar un futuro ilusionante -la crisis aprieta y las inmigrantes pronto adoptan los hábitos del país en el que viven, y la natalidad no es una excepción-, pero sí se lanzan a afirmar que es más tema de conciliación que de economía. Y si no, miremos a Francia, que, a base de una política familiar de ayudas, ha conseguido impulsar los nacimientos hasta el 2,1, el dato más alto de la Unión Europea. Esta cifra asegura el reemplazo generacional necesario para seguir soñando con el estado de bienestar. Ninguna tontería para países en los que, como el nuestro, la población dependiente crecerá en los próximos años.

2 Diseñar una nueva época

Inevitablemente, los supervivientes del naufragio deberán reinventarse. Y de supervivencia saben los clásicos del diseño: objetos a los que cuesta calcular la edad. Pero pocos lo logran. Si es difícil reducir a lo esencial, más complicado resulta decidir qué se puede añadir. Giulio Cappellini, desde sus cinco empresas, o Rolf Fehlbaum, desde Vitra, tienen claro que la pluralidad y el mestizaje dibujarán el nuevo diseño. Pero esos atributos no pueden asociarse al todo vale. La receta llega de lo desconocido. Lo nuevo está en otra parte. Moroso apuesta por la India. Su butaca Binta, de Philippe Bestenheider (arriba), está inspirada en pieles de animales salvajes. Vitra ha lanzado la silla Vegetal, que logra ser escueta sin ser contenida. Y Cappellini lanza una cornamenta como respaldo en la silla Antler del estudio Nendo. ¿Puede ser la crisis un momento oportuno para arriesgar? El mejor diseño deberá intentarlo con libertad. P Anatxu Zabalbeascoa

3 Fieles en la adversidad

Rondan los 40 y, después de una decena de años casados y una separación anunciada, el amor ha ido regresando al ritmo de la coyuntura económica. Romper se volvió un callejón sin salida para él: alquilar otro piso y pagar manutención era inviable; volver a Canarias, con su familia, lo alejaría de su hija. La pareja acordó que seguirían viviendo juntos mientras el Euríbor lo exigiera. Y la reconciliación fue abriéndose paso. Hoy, aunque su amor no brille como una supernova, vuelven a ser pareja. Dice la sexóloga y socióloga Dolores Salinas que cuando lo material nos falla, buscamos refugio en los valores más sólidos, en las personas. Alberto Rubio, de la empresa Separacionline, que tramita divorcios por Internet, prefiere otra mirada: "Más que darse una segunda oportunidad, se ven obligados a convivir por la situación económica". En 2007 bajó por primera vez -un 10% - el número de separaciones y divorcios en España, según el Consejo General del Poder Judicial. En 2008, la caída rondó el 8%.

4 Ciudades pobres, pero 'sexys'

Quizá sea cuestión de carácter y de ganas de salir adelante. Pero hay ciudades que viven la crisis como una oportunidad. Acostumbradas a sobrellevar una zozobra casi permanente, Buenos Aires o Berlín, por ejemplo, no se resignan y encuentran ventajas hasta en la recesión. Las de afianzarse como uno de los mejores destinos turísticos de América Latina, en el caso de la capital argentina, aprovechando la devaluación del peso para bajar los precios de los hoteles hasta un 50% y seguir atrayendo a visitantes, según las asociaciones de hoteleros bonaerenses. Si cruzamos el charco, un informe de la Comisión Europea avala que "en Europa Central y Oriental, las capitales parecen menos afectadas por el declive económico". En Berlín (en la imagen) no paran de asentarse artistas procedentes de medio mundo (unos 25.000 hace un año). Tal vez porque la cultura necesita potencial y entusiasmo más que dinero, e incluso porque, como dijo el alcalde, Klaus Wowereit, la ciudad puede ser "pobre, pero sexy".

5 El turista es el rey

Con la caída de la demanda aumentan las rebajas de servicios turísticos. Hoteles que ofrecen habitaciones más grandes de lo previsto o invitaciones a comer, paquetes con vuelos y estancias gratuitas para los niños, seguros de anulación que cubren quedarse en el paro con las vacaciones ya pagadas, estancias "ultra todo incluido" (además de comidas y bebidas, excursiones y otros extras), financiación sin intereses... Países tradicionalmente caros como Suecia, Noruega, Islandia o el Reino Unido se promocionan accesibles para el turista español, con precios entre un 15% y un 30% más bajos gracias a la devaluación de sus monedas con respecto al euro y las ofertas a la sombra de la crisis. El tándem mar y arena, materializado en las más de 3.000 playas españolas, salvará las vacaciones de muchos. En especial, las de las costas peninsulares, sin gastos de avión por medio y con alojamientos más baratos por la caída del número de visitantes extranjeros.

6 Triunfa el cine de calidad

Las buenas noticias en las pantallas llegan de la mano de la selección natural. Enrique Pérez, dueño de la empresa distribuidora y de las salas Verdi, explica el fenómeno: "La gente escoge más. Tiene menos dinero y por eso ya no sale tanto a cenar. Pero sí viene al cine, y busca la calidad. Yo estoy viviendo un año estupendo". No son megaestrenos, comparados con las 660 copias con las que salió a las salas La edad de hielo 3, sino pequeñas películas, estrenadas con muy pocas copias y menos gasto publicitario, a las que ayuda el boca-oreja. Por ejemplo, la ganadora del Oscar, la japonesa Despedidas, estrenada el mismo fin de semana que La edad de hielo 3, y que aunque aparezca la 16ª en el listado de las 20 más taquilleras, en ese ranking se pondría la cuarta por dinero por sala. Lo mismo se puede decir de la francesa El primer día del resto de tu vida; de Still walking, del japonés Kore-eda (con sólo cinco copias, en recaudación por sala fue la segunda el fin de semana de su estreno), o la sensación de la temporada en críticas y público: la sueca Déjame entrar, una historia de vampirismo infantil y acoso escolar. Siempre habrá fenomenales cantidades de dinero en torno a Hollywood, pero es un buen momento para el cine de calidad.

7 Repararse o morir

Los objetos que utilizamos pueden tener varias vidas, pero antes, en tiempos de expansión, parecíamos ignorarlo o, simplemente, nos daba igual: queríamos cosas nuevas. Ahora, inmersos en la zozobra económica, algunos de los que son capaces de obrar el milagro de la resurrección de estos objetos resisten mejor los embates de la crisis o incluso crecen con ella. Son los costureros, los talleres de reparación de automóviles, ordenadores o electrodomésticos.

Buena prueba de ello es la cadena de arreglos de ropa La Retoucherie de Manuela, que no para de abrir nuevas sucursales. Muchos servicios de reparación de ordenadores también han notado aumento en el negocio, y los talleres de coches, si no crecen, al menos, resisten.

8 Paraíso de descuentos

Outlet permanente. El paraíso de la rebajas. Los saldos estivales de este año ya han sido catalogados como "los más agresivos de la historia" por el presidente de la Confederación de Comercio Especializado de Madrid, Hilario Alfaro. Las ofertas pueden llegar al 70%. Cadenas de alimentación como Mercadona o Carrefour pelean por mantener abaratamientos entre el 17% y el 25%, respectivamente. Firmas de automóviles como Hyundai barajan descuentos en torno al 30%, Plan E del Gobierno incluido. Pero el consumo en España sigue a la baja. El gasto en los hogares descendió más del 4% durante el primer trimestre de 2009. Al calor de la templanza consumista nacen incluso portales de subastas de empleo como www.tumanitas.com, donde los clientes solicitan trabajos a manitas para pintar la casa o adecentar un baño y anuncian la cantidad que están dispuestos a pagar, abriendo una puja donde el que menos cobre por la faena se la queda. ¿Alguien da más por menos?

9 Comer más por menos

Comer de menú es más barato que hace un año. "Obligado te veas", afirma Pedro Alonso, propietario de Wooster, en la calle de San Millán, de Madrid. Desde septiembre de 2008 no ha subido ni un céntimo. Por 9,30 euros se pueden comer tres platos, postre y bebida. "Hay días en que el margen es tan pequeño que casi ni existe". La Viña (asociación de empresarios hosteleros de Madrid) reconoce que sus asociados le echan imaginación y ofrecen fórmulas como el dos por uno (comen dos por el mismo precio). La cadena Valpan ha bajado la baguette de un euro a 80 céntimos, descuentan el 20% en sus cafeterías un día a la semana y en "la hora feliz", a partir de las siete de la tarde. Algo es algo.

10 Resurgir del paisaje

A menos ladrillo, más paisaje. A menos apartamentos, mejores vistas. Entre tantas obras paralizadas, los edificios detenidos en el tiempo son las ruinas modernas. Un inmueble congelado invita a preguntarse qué lo condujo a ese estado: un entramado de avaricia sin sentido, inocencia e ignorancia convertido ahora en lección.

Mientras las estrellas arquitectónicas buscan "nuevos mercados" en la India o Marruecos, en las ciudades españolas, las grandes promociones corren a cargo de los ayuntamientos; es decir: son públicas. Disfrutaremos del resurgir del espacio público, el salón colectivo y el jardín para todos que podríamos aprender a cuidar como propio. Un nuevo silencio sustituye el despilfarro y la piqueta por el ahorro y la recuperación. Y redescubre, reconvertidos, antiguos edificios industriales, como la Tabacalera de San Sebastián o Can Framis en Barcelona. En el terreno doméstico, llega la hora de reciclajes y reformas. El hágaselo usted mismo y el ingenio son las nuevas viejas herramientas. La receta básica y barata del ordenar y pintar puede transformar un hogar. Creánselo. Un armario ordenado es una fuente de placer. Imaginen una casa entera.

11 Solos en casa

Redescubrir las posibilidades de la vida hogareña no es patrimonio exclusivo de las firmas de muebles nórdicas. La recesión nos permite explotar hábitos tan revolucionarios como volver a comer en familia. Los últimos estudios del Departamento de Salud del Gobierno de Estados Unidos aseguran que estas reuniones, además de fomentar hábitos alimenticios más sanos y equilibrados, promueven el diálogo intergeneracional y contribuyen a prevenir el suicidio juvenil, los trastornos alimenticios y el consumo de drogas. La revista Forbes señala también el aumento de la lectura, la jardinería doméstica o la mayor actividad sexual entre los mejores (y más asequibles) revulsivos para plantar cara al chaparrón.

12 Menos atascos y más pedales

Los ciudadanos se mueven menos. Renuncian al coche -las ventas de vehículos están por los suelos- y rechazan el transporte público (los usuarios caen mes a mes). Los que siguen recorriendo la ciudad buscan alternativas como el paseo o la bici. Sin dinero, las capitales se orientan hacia una movilidad algo más sostenible. "Desde la implantación del sistema del servicio de alquiler público de bicicletas en Zaragoza, el año pasado, los usuarios de transporte público han descendido". Almudena García, representante de la coordinadora en defensa de la bicicleta Conbici, no duda de que la bici sea un transporte de futuro. Sobre todo, en tiempos de recesión. Además de la reducción de emisiones de CO2, la economía invita a usar las dos ruedas y a pensar en verde. El transporte privado se hace caro: en lo que va de año se ha matriculado un 40% menos de automóviles que en el mismo periodo de 2008 (INE). A falta de euros, los movimientos se hacen más sostenibles.

13 Ecológico, pero no caro

En general, los productos ecológicos son más caros que los convencionales, aunque hay maneras de conseguir precios más asequibles. Por toda España han surgido grupos y cooperativas de consumo que compran directamente a productores o distribuidores, evitan el encarecimiento de la cadena comercial y obtienen alimentos más sanos, que reducen el impacto ambiental y social sobre el medio y las personas. La Ortiga (www.laortiga.com), en Andalucía, y Germinal (www.coopgerminal.org), en Cataluña, son dos cooperativas de larga trayectoria donde se obtiene información sobre estos grupos. Para Madrid es indispensable consultar la guía Consuma Responsabilidad (www.consumaresponsabilidad.com).

14 Soluciones de libro

En España, la crisis llegó al libro más tarde que a ningún otro sitio. La felicidad duró hasta febrero, cuando las ventas cayeron un 40%. San Jordi y las ferias del libro dejaron la cosa en el 6%. La noticia buena es que, por fin, la oferta dejará de hacer oídos sordos a la demanda, algo que había convertido las librerías en un carrusel de novedades que apenas duran un mes en las estanterías. Muchos editores han empezado ya a poner en práctica un triple remedio: publicar menos títulos, ajustar las tiradas y desempolvar el catálogo. Las últimas apuestas editoriales vuelven a ser los primeros de la clase: Stevenson, Orwell, Borges, Benedetti y Patricia Highsmith. Contra la incertidumbre, valores del tesoro.

15 Negociadores de deudas

El empleo se destruye sin remedio. Como consecuencia, el número de deudores en España crece de forma alarmante en 2009. De enero a marzo, 1.358 empresas no pudieron afrontar sus pagos, según datos provisionales del INE. Los acreedores quieren que se les devuelva su dinero. Por lo que hace falta un mediador: el abogado. El aumento de quiebras, en un 266,6% respecto al año pasado, ha disparado la demanda de expertos en derecho concursal.

Evencio Cortina, del despacho Ibáñez & Fernández de Valderrama (Madrid), valora las oportunidades que le da la crisis. "Sí que se ha notado el incremento del trabajo, llevamos 10 procedimientos concursales de sociedades. Es un trabajo en el que no dejas de aprender, exige dotes de negociación y conocimientos de derecho mercantil".

La estructura empresarial cambia. Da que hacer. Y en tiempos de escasez no sólo se busca un mayor asesoramiento jurídico. También es muy solicitado el perfil del controller o director financiero, encargado de gestionar los presupuestos. "Una labor crucial para mantener la rentabilidad y reducir costes innecesarios", explica Joaquín Sanz, especialista económico. Son dos profesiones beneficiadas por el momento. Con más perspectiva laboral.

16 'Vade retro' papeleo

Suena el interfono. Al descolgarlo, una voz nos pregunta: "Cartero comercial, ¿me abre, por favor?". Seguro que les suena esta escena. Pues, según datos de la Asociación Nacional de Empresas de Buzoneo (ANEB), ha dejado de repetirse con tanta frecuencia. La crisis ha hecho mella en el número de propaganda que se cuela en nuestro buzón. Esos folletos y octavillas que lo atestan hasta casi convertirlo en una colorida papelera.

El último informe de Infoadex, la empresa que realiza el control y análisis de la publicidad en España, señala que en 2008 este sector movió 884 millones de euros. "No es una cifra desdeñable, porque somos un sector potente en España", cuenta Juan Flores, presidente de ANEB, "pero sí menor a las que veníamos manejando. Los grandes como Carrefour, Alcampo o Media Markt no están ahorrando en este tipo de marketing directo. Obviamente, los más pequeños, sí".

17 Glamurosas acampadas

La tienda de campaña no está reñida con la comodidad y el diseño. Un nuevo fenómeno, el glamping, algo así como cámping con glamour, gana adeptos; entre ellos, celebrities como Scarlett Johansson y Ryan Reynolds, que celebraron su luna de miel en el Clayoquot Wilderness Resort (www.wildretreat.com), un asentamiento de lujo perdido en medio de los bosques de Canadá. Como no todos podrán pagar las cifras de la tienda de campaña de Scarlett, es bueno saber que existen alojamientos mucho más baratos (el portal especializado http://goglamping.net ofrece una guía de cámpings con glamour de todo el mundo con gran variedad de precios). Por ejemplo, en los bucólicos parajes del Distrito de los Lagos (Lake District), al norte de Inglaterra, donde alquilan confortables tiendas para cinco personas por unos 260 euros en total por semana, o las dunas de Chegaga, cerca de Ouarzazate, al sur de Marruecos, con un campamento de jaimas de lujo por 28 euros por persona y noche.

18 Llamadas con cabeza

Los teléfonos inteligentes no sólo proporcionan nuevas prestaciones; además, han cambiado la forma de pensar de los proveedores. Lo mejor es que la tendencia supone un olvido de establecer la tarifa en el número de minutos que uno habla con quien le apetece; ahora el epicentro son los paquetes de datos que llegan de la Red. Éstas son las conclusiones a las que han llegado hace menos de un mes los responsables estadounidenses de los activos en Bolsa del mercado de las telecomunicaciones, que tienen su reflejo en España. La telefonía aumenta nuestras facturas. La inteligente fija unos precios asequibles, tarifas planas en un servicio que ponía cuesta arriba llegar a fin de mes.

19 Tecnología para 'geeks'

No se equivocaban los que auguraban que en el futuro todo el mundo tendría un portátil y que el PC de sobremesa acabaría en el trastero. La crisis ha disparado las ventas de ordenadores y ha reducido su dimensión. Se les llama netbook. Son manejables y mucho más baratos. En España se vendieron el 20% más en 2008 y se espera que este año se dupliquen las ventas. El netbook ha propiciado que los sistemas operativos, los programas generales que hacen funcionar el ordenador, también se abaraten. Pronto serán gratis. Google ha anunciado el lanzamiento de Chrome OS, que se descargará desde Internet sin pagar un euro.

Microsoft ultima Office Web, la versión de su famoso programa que permite el tratamiento de textos (Word) y hojas de cálculo (Excel), que también podrá bajarse de la Red. La crisis nos ha traído también más navegadores (el Chrome, de Google) y más buscadores (el Bing, de Microsoft).

Y, por si fuera poco, renace el streaming, tecnología que permite ver películas y oír música online. Aconsejables: www.seriesyonquis.com, para series de televisión, y Spotify, para música, con un catálogo casi inagotable. "Bendita crisis", dicen los geeks (frikis de la informática).

20 'Coworking', donde fluyen las ideas

El espacio es minimalista, colorido, inspirador. Iván Lográ tiene 30 años, es diseñador web freelance y trabaja en Loft to Work, en Madrid. Esta oficina aglutina a profesionales que no pertenecen a la misma empresa, no realizan tareas parecidas y son autónomos. Eso es el coworking, una tendencia laboral nueva en España. Aquí se fomenta la colaboración creativa, las sinergias y la red de contactos. Iván se aprovecha de sus compañeros ilustradores o publicistas, ellos se aprovechan de Iván y todos ahorran, porque el lugar de trabajo es compartido. España se está llenando de estos espacios: Torre 11, en Sevilla; En Medio, Cinc y Gracia Work Center, en Barcelona; Ágora, en Bilbao; Garage 30, en Madrid... Esta última pone en contacto a autónomos con empresas para que acudan a sus oficinas en lugar de a un espacio con más autónomos. Lo explica Raúl Andrés, su alma: "Ambas partes se ayudan y la firma se contagia de la innovación del emprendedor. Así dejará la inercia y puede que redefina su modelo económico". Que las ideas circulen.

21 De la necesidad, virtud

Si usted es emprendedor, una buena crisis es su oportunidad de oro para prosperar. James Surowiecki, columnista de The New Yorker, lo ejemplificaba hace unos meses. Cuando la Gran Depresión estalló, Kellogg's dobló su presupuesto, apostó de forma agresiva por la publicidad en la radio y lanzó una nueva gama de productos: los Rice Krispies. En 1933, a pesar de que la economía estaba por los suelos, los beneficios de Kellogg's crecían a un ritmo del 30% anual.

Los periodos de crisis son el marco ideal para desarrollar la creatividad y el talento. Texas Instrument lanzó al mercado el transistor durante 1954, mientras que Apple comercializó el iPop en 2001, después del pinchazo de la burbuja tecnológica. Seguro que habrá triunfadores en esta recesión. Se admiten apuestas.

22 Moda masculina básica

Les han bajado el presupuesto, pero aseguran estar eufóricos. Los compradores de moda masculina auguran una primavera de 2010 con más sentido común. Richard Johnson, de Harvey Nichols, habla de una reducción de precios de un 10%. Eric Jennings, de la cadena estadounidense Saks Fifth Avenue, resume a WWD las tendencias en una: "Pantalones cortos. Es fantástico para la industria del calzado". Será el momento de apostar por los básicos y colores oscuros, como dicta Dior en las pasarelas (imagen superior). Pero Gregorio Otero, de la tienda madrileña Sportivo, advierte cambios: "Muchas marcas piden a las tiendas que les paguen por adelantado un 40% del encargo para poder fabricar las colecciones".

23 Menos producción industrial, menos C02

Las emisiones de CO2 en España bajaron un 8% en 2008, el mayor descenso desde que comenzasen a hacerse estas mediciones en 1990. La caída de la producción industrial -que fue de un 6,8% con respecto a 2007- contribuyó, pero no tuvo un peso específico en la reducción, según la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribero. La diferencia la marcó el "profundo cambio" del sistema eléctrico, responsable del 70% de la merma de emisiones. Ribero admite que la crisis se notará en los datos de 2009, cuando, de acuerdo con las previsiones del Fondo Monetario Internacional, el PIB caiga un 4%.

"A la atmósfera le da igual que haya menos CO2 porque la economía decrezca o porque seamos ecológicamente responsables. Pero a nosotros sí debería preocuparnos", advierte Raquel Montón, responsable de la campaña contra el cambio climático de Greenpeace. "La buena noticia sería que las energías renovables ganasen importancia".

24 Un bolsillo menos escaso

A un lado del ring, los perdedores sin paliativos. En el otro extremo se sitúan aquellos que mantienen el empleo y pueden consumir productos cada vez más baratos. El ladrillo ha sido el primero en caer. Los analistas señalan que la única salida para el sector es una disminución de precios en torno al 30%. Los compradores tienen la sartén por el mango para negociar a la baja. La caída en picado del Euríbor, que hace un año superaba el 5% y cerró junio en el 1,6%, aliviará la carga de la hipoteca. Llenar el carrito de la compra cuesta menos, sobre todo por el aceite, la leche, el azúcar y la pasta. Además, el desplome del dólar, la libra esterlina y el yen ha permitido que los bolsillos de los europeos estén más abultados en el extranjero. Si los que pueden consumir barato lo hicieran, darían un empujón para sacar a la economía del agujero.

25 El espectáculo continúa

"La crisis me ha traído mucho trabajo". Estas palabras del director escénico José Carlos Plaza podrían ser asumidas por muchos profesionales del teatro. La frase empleada desde el siglo XVII y que alude a "la crisis del teatro" nunca había tenido menos sentido. Este sector no sólo no ha sido afectado por los malos momentos económicos, sino que ha visto cómo los espectadores llenan más que nunca las salas.

El fenómeno no está suscrito a las grandes ciudades, sino que se ha generalizado, como se puede ver en los chivatos de la SGAE, que gestiona la taquilla de casi todos los espectáculos en cartel. La pena es que esta bonanza no afecte a todos los creadores escénicos por igual y aún haya algunos que lo pasan mal para abrirse paso. Sólo que ahora afecta negativamente a un número más reducido.

¿Cuáles son las buenas noticias que a usted le gustaría contar sobre la crisis? Nosotros hemos propuesto estas 25. Pero seguro que hay muchas más. Invitamos a los lectores de El País Semanal a compartir sus primicias positivas en estos tiempos difíciles. También pueden narrar sus buenas noticias personales., los acontecimientos que les hayan ayudado a arrinconar los malos momentos. Envíe sus propuestas, encabezadas co la palabra CRISIS, a elpaissemanalcartas@elpais.es, o por correo a El País Semanal (Miguel Yuste, 40.28037 Madrid. Fax 913378272)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de julio de 2009