Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanutri retira lotes de leche que causaron salmonela a 29 bebés

El Ministerio de Sanidad ordenó ayer la retirada de cinco lotes de leche maternizada de la marca Sanutri por estar asociados a 29 casos de salmonela en bebés, la mayoría menores de un año. Se trata de los productos Confort 1 y 2 y Natur 1, distribuidos por toda España, con los siguientes números de lote: 708641, 800052, 708311, 801141 y 708321. El ministerio recomienda a quienes tengan alguno de estos envases "que se abstengan de consumirlo".

La investigación se inició por la inusual cantidad de menores afectados entre febrero y julio. Tras un estudio llevado a cabo por el Centro Nacional de Epidemiología, se determinó que el origen del brote estaba asociado al consumo de esta marca de leche. La empresa Nutrition & Santé, con sede en Barcelona, alegó ayer que en ninguno de sus controles se detectaron productos contaminados, pero desde que se dio la alarma está retirando del mercado los lotes indicados "de forma voluntaria y precautoria".

Los 29 niños afectados presentaron síntomas leves de gastroenteritis que se solucionaron de forma satisfactoria. Castilla y León fue la comunidad que presentó más casos, con nueve niños afectados. El resto se registraron en Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid (cuatro en cada una), Cataluña y Galicia (tres) y Castilla-La Mancha y Murcia (uno). Los meses de mayor número de afectados fueron de mayo a julio.

Marcas conocidas

E

l miembro del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría José Manuel Moreno dijo ayer que, aunque se trata de marcas conocidas y muy recomendadas, afortunadamente la leche está indicada para niños sanos, por lo que el riesgo de la enfermedad es menor, informa Emilio de Benito. "Si un niño no tiene síntomas [diarrea y fiebre], no tiene la infección", quiso tranquilizar el pediatra a los padres.

El pasado mes de enero se detectó una irregularidad en otro producto de esta misma marca, que conllevó la retirada de tres lotes. Se trataba, en aquel caso, de un preparado infantil para niños intolerantes a la lactosa. La reclamación de unos padres por la reacción alérgica que el producto había causado en su hija llevó a la empresa a investigar y detectar la presencia de proteínas de leche de vaca en ese lote y en otro destinado a muestras comerciales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de agosto de 2008