Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La obesidad amenaza la esperanza de vida de los niños

Por primera vez, los menores pueden vivir menos que sus padres

Las alarmas han saltado: la generación actual de niños puede ser la primera de la historia que, en tiempos de paz, viva menos que sus padres. La causa es la obesidad, una enfermedad que no sólo se debe a cuestiones sanitarias. España es el tercer país desarrollado en tasa de personas con exceso de peso (un 13,9%), tras EE UU y Reino Unido. La situación es aún peor entre los menores, donde se ha duplicado en 10 años (ya está en el 15%, según el experto en obesidad infantil Javier Aranceta).

El aviso ha sido emitido por el Centro de Control de Enfermedades (CDC en inglés) estadounidense, pero la situación puede trasponerse a los demás países desarrollados. La única ventaja es que en España la tasa de menores obesos es la mitad que en EE UU, por lo que "hay posibilidad de actuar", dijo Aranceta. Lo malo es que el sobrepeso y sus secuelas no se pueden tratar como una enfermedad más.

Los factores sociales (desde el horario de los padres a las presiones de la industria) son tales que no basta con un enfoque sanitario, dijo ayer Cristóbal Gómez, coordinador junto a la también socióloga Cecilia Díaz del estudio Alimentación, consumo y salud de la Fundación La Caixa. La prueba es que en las familias con menos recursos hay más obesos, dijo Aranceta. "Hay un consumo hedonista. No comemos lo más sano, sino lo que nos gusta", dijo Díaz. Por eso "hay que intentar que nos guste lo que nos favorece", insistió Aranceta.

La posibilidad de evitar la catástrofe pasa por un acuerdo entre consumidores, Administración e industria, señaló Díaz. La socióloga añadió que la estrategia NAOS, del Ministerio de Sanidad, basada en la autorregulación, es un primer paso que puede quedarse corto ante los distintos intereses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de febrero de 2008