Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denunciados los científicos que usan embriones

Una juez aplaza la declaración de cuatro investigadores

Todos los científicos españoles que usan células embrionarias para investigar están en el punto de mira de quienes creen que un ser humano existe desde el encuentro exitoso entre un óvulo y un espermatozoide. Cuatro de ellos, que trabajan en el Banco de Líneas Celulares de Granada, estaban citados hoy a declarar como imputados por un delito de manipulación genética en el Juzgado de Instrucción 8 de la ciudad, aunque finalmente se ha aplazado su citación.

Carmen Areoso Villaverde, de 74 años, presentó el pasado 27 de septiembre en un juzgado de guardia de Santiago siete denuncias contra investigadores que usan células madre embrionarias en Barcelona, Valencia, Oviedo, Granada, Sevilla y Málaga empujada por su "fe" y sus "principios". En la denuncia, argumenta que tales investigaciones "entran en colisión con los derechos humanos fundamentales y la dignidad de los individuos". Además de los cuatro de Granada, entre los científicos denunciados figura el actual ministro de Sanidad, Bernat Soria, que utilizó este material celular para explorar un tratamiento contra la diabetes.

Y también otros como Carlos Simón, el primer español que logró desarrollar líneas a partir de células embrionarias, y que ya había sido denunciado por la misma razón por la Asociación Pro Derechos Fundamentales Integridad ante un juzgado de Valencia, que archivó el caso. La organización recurrió sin éxito ante la Audiencia de Valencia. Finalmente, ha llevado su protesta al Tribunal Constitucional.

Las siete denuncias presentadas en Santiago calcan la elaborada por la Asociación Pro Derechos Fundamentales. Su presidenta, Ana Vázquez Rodríguez, comparte un programa nocturno en Radio María, una emisora católica, con Carmen Areoso. En el caso de Granada, la copia es tan literal que en algunos apartados ni siquiera han sustituido la referencia a la "Comunidad Valenciana" por "Andalucía".

La declaración de los investigadores fue aplazada tras solicitarlo la Fiscalía, que emitirá un dictamen sobre los hechos denunciados y decidirá si estima necesarias las diligencias pedidas por Areoso. La juez que instruye la denuncia atendió la petición del fiscal superior de Andalucía, Jesús María García Calderón. "Hay materias que tienen una gran repercusión y aconsejan analizar el fondo de la denuncia para ver si es conveniente tramitarla", reflexionó el fiscal.

Soria respaldó a los investigadores: "España se ha dotado de uno de los instrumentos jurídicos más escrupulosos en cuanto a investigación con células madre de origen embrionario". Más contundente se mostró el director del Banco de Líneas Celulares, Pablo Menéndez, imputado en el caso. "La denuncia no va a ningún lado porque trabajamos al amparo de la ley y en España no se permite utilizar embriones frescos como en otros países. Los embriones son donados bajo consentimiento informado, revocable, altruista y voluntario", zanjó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de noviembre de 2007