Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Extremadura informa de la intoxicación de 29 ancianos en una residencia

Veintinueve ancianos se han visto afectados por un brote de gastroenteritis en la residencia situada en el pueblo de Jarandilla, Cáceres. En la misma residencia se produjo un brote de salmonelosis en 2003 que acabó con la vida de cuatro ancianos. Según informó la Junta de Extremadura en un comunicado, el nuevo brote fue detectado el martes, es de origen desconocido y ayer quedaban cuatro residentes con síntomas (diarrea y vómitos). El brote no está relacionado con la epidemia de salmonelosis del pollo asado precocinado.

Los 29 afectados sufrieron diarreas y vómitos "de carácter leve", siempre según el Gobierno regional. Ninguno de ellos fue ingresado en el hospital. El tratamiento se ha basado en rehidratar oralmente a los afectados, aunque alguno ha necesitado tratamiento farmacológico.

La Junta de Extremadura ha tomado muestras de los pacientes, de alimentos, de agua y de manipuladores de alimentos y ha comprobado las condiciones higiénico sanitarias de la residencia. A la espera del estudio epidemiológico, la Junta sospecha que se trata de un brote vírico, pero realizará nuevos controles en el centro.

En la residencia de ancianos Nuestra Señora Virgen de Sopetrán de Jarandilla de la Vera se detectó en diciembre de 2003 un brote de salmonela que ocasionó la muerte a cuatro ancianos y afectó a 28 de los 77 residentes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 2005