Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 'gripe del pollo' se extiende, con un nuevo caso, a Tailandia

La gripe del pollo, que ha provocado al menos cinco víctimas mortales en Vietnam, se ha extendido a Tailandia. Así lo aseguró ayer un senador de este país, quien acusó al Gobierno de estar ocultando el brote. El senador Nirun Phitakwatchara dijo que uno de los tres pacientes sospechosos de haberse infectado con el denominado virus H5N1, un niño de siete años, sufre la enfermedad. La OMS (Organización Mundial de la Salud) mostró desde su sede en Ginebra "preocupación" por la aparición simultánea de focos de la gripe aviar en varios países, un fenómeno que no se había producido hasta ahora con este patógeno.

Nirun urgió a las autoridades tailandesas a que admitan que la supuesta epidemia de "cólera aviar y bronquitis" que sufren cinco provincias, y que ha obligado a sacrificar seis millones de pollos desde hace semanas, es en realidad un brote de fiebre aviar. "Todos los académicos y expertos han tenido que callarse por presiones políticas. De hecho, se dieron cuenta de que había un brote en noviembre", ha declarado el político, según informa France Presse.

El Gobierno ha negado que haya ocultado nada y ha dicho que hasta hoy no se sabrá qué afección sufren los tres enfermos. "Si los resultados demuestran que es gripe aviar, la población no debe alarmarse porque no se transmite de persona a persona como el SARS

[sigla inglesas de síndrome respiratorio agudo y grave]", ha asegurado el primer ministro tailandés, Thaksin Shinawatra, quien el pasado martes se puso ante las cámaras para tranquilizar a la población mientras se deleitaba con un trozo de pollo. Tailandia es el mayor exportador de estas aves de Asia. De momento, Japón, su principal destino, ha cerrado las fronteras a sus suministros.

Año Nuevo Lunar

Además de Vietnam y Tailandia, también han sido detectados brotes de la enfermedad en Corea del Sur, Japón y Taiwan, aunque en ninguno de estos tres países la enfermedad ha saltado al ser humano. China, sumida en la más importante de sus celebraciones, el Año Nuevo Lunar, y con millones de ciudadanos viajando por el país, asegura que no ha detectado ningún ave enferma. En 1997, el H5N1 provocó la muerte de seis personas en Hong Kong. La ex colonia británica logró detener la epidemia gracias a que ordenó el sacrificio de sus 1,4 millones de aves.

La emergencia del virus en varios países al mismo tiempo ha provocado inquietud en la OMS. "Es algo que no habíamos visto nunca hasta ahora", ha dicho Isabelle Nuttall, del departamento de vigilancia de enfermedades transmisibles. Los casos anteriores se habían circunscrito a un país. Aunque se desconoce cómo ha pasado el virus de un país a otro, según Nuttall, podría haber sido propagado por algún ave migratoria. Las autoridades de Hong Kong dijeron el pasado miércoles que habían detectado el patógeno en un halcón peregrino que fue hallado muerto cerca de una granja de gallinas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 2004