Tres parejas de homosexuales inician en el Registro Civil la batalla legal para casarse

La iniciativa, apoyada por PSOE e IU, plantea llevar la reivindicación hasta el Constitucional

"El amor ya lo tenemos; se trata de un acto de militancia". Dos parejas de gays (una de Madrid y otra de Valencia) y una madrileña de lesbianas apelaron ayer a su compromiso con la lucha de los derechos de los homosexuales para explicar su decisión de acudir a los registros civiles para inscribirse para casarse. El primer paso, la presentación de la solicitud, se saldó con éxito y fue aceptada. Pero el juez aún tiene que permitir la boda. Si la rechaza, como es presumible, los novios y la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales (FELGT) están dispuestos a llevar su reivindicación hasta el Tribunal Constitucional.

Más información

Las tres parejas acudieron ayer coordinadamente a las 13.00 para reclamar su derecho a casarse. En Madrid lo hicieron Beatriz Gimeno, presidenta de la FELGT, y su novia, Boti García, presidenta del Colectivo de Lesbianas y Gays de Madrid (Cogam), y el concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid y ex presidente de la FELGT, Pedro Zerolo, y su novio, Jesús Santos, militante del Cogam. En Valencia lo hicieron Miguel Ángel Fernández, secretario de la FELGT, y Antonio Poveda, secretario de organización del Col.lectiu Lambda.

Los testigos de las parejas de Madrid fueron las portavoces del PSOE e IU en el Ayuntamiento de la capital, Trinidad Jiménez e Inés Sabanés. En Valencia también hubo representación política: la secretaria de Movimientos Sociales y del PSPV-PSOE, Carmen Montón, y el portavoz adjunto de L'Entesa en las Cortes Valencianas, Ramón Cardona. "Se trata de una demostración del apoyo de la izquierda a su petición", declaró "emocionada", al final del trámite, Jiménez. "A ver cómo hacemos para casarles las dos juntas", bromeó con Sabanés.

Pocas posibilidades

La petición tiene "pocas posibilidades" de prosperar, según reconocieron los protagonistas. "Ante la continua negativa del PP a reconocer nuestras parejas [el partido del Gobierno fue el único que votó en contra de legalizar el matrimonio de parejas homosexuales por última vez el pasado febrero] vamos a intentar que los tribunales nos den la razón, como ha pasado en Canadá, donde el Supremo ha tenido que admitirlo", afirmó Gimeno, quien animó a otras parejas de homosexuales a seguir su ejemplo y les ofreció el apoyo de la FELGT. "Con las leyes de pareja autonómicas actuales no vamos a ninguna parte", añadió.

Más optimistas, Sabanés y Zerolo coincidían en que "es posible que un juez progresista nos dé una sorpresa". "Tenemos confianza en que el juez resuelva afirmativamente porque las leyes deben ser aplicadas teniendo en cuenta la realidad social del momento, y la última encuesta del CIS indica que hay más de un 60% de españoles a favor de la igualdad de nuestros derechos", recalcó Zerolo.

Sonriente, García enseñaba ante sus compañeras (trabaja en el mismo registro al que ayer acudió como usuaria) el papel de inscripción. "De momento, ya tenemos un número de registro [el 5.186 y el 5.187] como cualquier otra pareja", manifestó después de los 20 minutos de trámite.

El carácter reivindicativo del acto no ocultó la implicación personal de las parejas, las tres con un mínimo de siete años de convivencia (García y Gimeno celebraban ayer su octavo aniversario juntas). Los seis novios recalcaron que su objetivo es conseguir unos derechos y un reconocimiento legal. "A lo largo de más de 13 años, hemos conseguido el respeto de nuestras familias, nuestros compañeros de trabajo y nuestros vecinos. Ahora es el momento de que el Estado muestre el suyo", afirmó Fernández.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de octubre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50