Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey y Fox alaban la contribución del exilio español a la cultura latinoamericana

El presidente de la Real Academia Española consagra la "política lingüística panhispánica"

La importancia del exilio español para consolidar las relaciones privilegiadas de México y España y la pujanza de la lengua española como vehículo de expansión de unas relaciones que superan las fronteras iberoamericanas marcaron el fin de la visita de los Reyes a México. Tanto don Juan Carlos como el presidente mexicano, Vicente Fox, alabaron la contribución de los exiliados al desarrollo de la cultura latinoamericana. El presidente de la Real Academia Española (RAE), Víctor García de la Concha, declaró consagrada la "política lingüística panhispánica".

La jornada estuvo centrada en tres actos culturales: la inauguración de una cátedra dedicada al filósofo español José Gaos, discípulo de José Ortega y Gasset que murió en México en 1969, tras llegar en 1938 huyendo de la represión franquista; la apertura de la exposición Traslaciones, organizada por los ministerios de Exteriores de España y México con obras de artistas que van desde Rufino Tamayo y Joan Miró a Leonora Carrington y Miquel Barceló, ya fue vista en el Círculo de Bellas Artes de Madrid; y la inauguración de una nueva sede de Academia Mexicana de la Lengua.

"Fruto de esta labor ha sido no sólo una obra escrita que ha gozado de un amplio reconocimiento, y la construcción de su propia filosofía, concebida como 'filosofía de la filosofía', sino también la formación de un grupo de discípulos que han tenido una enorme influencia en la formación del pensamiento filosófico mexicano", dijo ayer el Rey en el primero de los actos citados.

Las letras y las ciencias

"Un ejemplo de es la contribución de los transterrados, como se llamaba y proclamaba José Gaos, al florecimiento de las letras y las ciencias de México y a su difusión en toda América", había afirmado la víspera Fox durante la cena de gala que ofreció a los Reyes.

La cátedra José Gaos permitirá que catedráticos mexicanos de la Universidad Nacional Autónoma de México y de la Universidad Complutense de Madrid intercambien cursos y conferencias con el patrocinio del BSCH, cuyo presidente, Emilio Botín, asistió ayer a la inauguración de la cátedra.

"¿Quién iba a pensar que a la vuelta del siglo XXI la Academia Mexicana de la Lengua fuera a inaugurar una nueva sede bajo la presidencia del Rey que ha devuelto la España que tanto soñaron los aquí transterrados por la resaca de la guerra incivil?", se preguntó Víctor García de la Concha. La nueva sede ha sido financiada por Alejandro Murillo, un gran empresario mexicano que preside a los amigos de la Academia y es socio en la telefonía móvil de Telefónica Española.

"El español es el mayor activo que poseemos. Exhibe una gran vitalidad, como demuestra su difusión en Estados Unidos o en Brasil, y es a la vez presente y futuro. Es un instrumento de penetración social y cultura de primera magnitud, tal y como demuestra su crecimiento en todo el mundo", dijo don Juan Carlos en el acto inaugural. El presidente Fox había afirmado, en la bienvenida oficial que dirigió el lunes a los monarcas españoles que estamos en un "excelente momento para renovar el compromiso con la promoción de nuestro idioma".

Mestizaje de la lengua

En ese contexto expansivo se inscribe la reflexión sobre el mestizaje de la lengua de García de la Concha, quien, en presencia de los otros 21 directores de academias iberoamericanas presentes en el acto, afirmó: "Aquí se consagra la política lingüística panhispánica".

"Nuestro diccionario, nuestra gramática, nuestra ortografía, los tres grandes códigos en que se sustenta la unidad del idioma, no son ni serán ya nunca más obra exclusiva de la Academia Española, sino de todas y cada una de las academias; y no reflejarán sólo el español de España, sino el de todos los que se expresan en español en todo el mundo", añadió. De la última edición del diccionario, precisó, se llevan vendidos 250.000 ejemplares en España y 500.000 en Latinoamérica.

La ministra de Exteriores, Ana Palacio, al hacer balance de esta visita real ante la prensa, destacó que ha puesto de manifiesto la importancia que los mexicanos otorgan a la comunidad iberoamericana y al modelo concreto de la transición española, así como la "calidez" de la acogida que los Reyes han tenido en la calle. Algunos medios de comunicación ligados a la oposición criticaban ayer la magnitud del apoyo prestado por el Rey a la gestión de Fox.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de noviembre de 2002