La polémica empaña el centenario de Alberti

Algunos amigos cercanos al poeta y su sobrina Teresa no están en la comisión del ministerio

La profunda brecha que se abrió a la muerte de Rafael Alberti, en 1999, entre algunos de sus amigos más allegados y su viuda, María Asunción Mateo, es cada vez más insalvable. Ayer se constituyó la Comisión Nacional para la Conmemoración del Centenario del Nacimiento de Alberti (16 de diciembre de 1902) sin la participación de amigos próximos al poeta universal: salvo su hija Aitana, están ausentes su sobrina Teresa Alberti y los poetas Luis García Montero, Benjamín Prado y Luis Muñoz. 'No estoy en ello, ni me interesa estar. Desde que murió mi tío sólo ha habido problemas', señala Teresa Alberti, que sí ha colaborado en otros actos en memoria del poeta. 'Hemos dialogado mucho para elegir a los integrantes y esperamos que no cause demasiados problemas', confía Luis González Martín, vicepresidente de la comisión y uno de los representantes del Ministerio de Cultura, que organiza el centenario.

'Éste es un recuerdo a los 100 años de un poeta universal', afirma Aitana Alberti.
Más información
'Marinero en tierra', de Rafael Alberti

'Cuando te excluyen debe de ser porque no les interesa', afirma Teresa Alberti. 'Para él fui como una hija, y para mí él fue como un padre. Vivió en mi casa, luego se casó y pasó lo que pasó, ¿qué más puedo decir? Yo donde no estoy invitada no voy, y por mucho que me llamen no asistiré a nada de lo que prepara el centenario, lo tengo clarísimo'.

Igual de claro lo tiene Luis García Montero, catedrático de Literatura de la Universidad de Granada, gran especialista en Alberti y editor literario, por deseo dell poeta, de los tres primeros tomos de sus obras completas, que aparecieron en Aguilar en 1988. 'El Ministerio de Cultura ha formado una comisión centrada un poco en la viuda de Rafael y me parece normal que no estemos, porque fuimos nosotros quienes decidimos retirarnos de ese ambiente familiar. Yo hubiera estado muy incómodo en esa comisión'. García Montero muestra su pesar porque en los últimos años el nombre de Alberti sólo este ligado a peleas de herencia y de familias. 'Habría que salvar al gran poeta que fue Rafael, un poeta que es de todos sus lectores.'.

Benjamín Prado, autor de A la sombra del ángel, 13 años con Alberti (Aguilar), opina que este centenario 'no ha generado un clima propicio como el que ha reinado en el de Cernuda. Al ministerio no le ha quedado más remedio que ponerse en manos de su viuda, que controla todo; no puede salir bien, porque ella pide cantidades astronómicas por cuanto tiene que ver con Alberti'.

Alberti murió en noviembre de 1999 en El Puerto de Santa María (Cádiz), donde llegó con Mateo después de residir unos años en Madrid a la vuelta de su largo exilio. Se calcula que Alberti hizo unos diez testamentos, en los cuales su hija Aitana cada vez era más relegada en favor de su mujer y los dos hijos de ella. Mateo, que ya era directora de la Fundación Alberti, constituyó la sociedad mercantil El Alba del Alhelí para explotar la obra literaria y poética de Alberti. El testamento, que fue calificado por Aitana como un 'expolio', continúa en litigio. Mateo no respondió ayer a las llamadas de este diario.

El presidente de la comisión, José García Velasco, director de la Residencia de Estudiantes, dice que la ausencia de los allegados de Alberti se debe a que 'no pueden estar todos en la comisión. No es la única razón, pero sí una. Luis García Montero, que es uno de los mayores especialistas en Alberti y un poeta enorme, podía estar ahí con igual derecho que el resto. Pero la elección ha sido difícil y la vida cultural es muy complicada'. En cuanto a las desavenencias entre la viuda de Alberti y sus amigos, García Velasco afirma: 'Es posible que haya diferencias insalvables, pero eso no quita para que haya sitio para todos, y espero que García Montero colabore con nosotros'.

'No han contado conmigo, pero tampoco me quita el sueño', afirma el poeta Luis Muñoz, que vivió con Alberti en su casa de Madrid. 'Y cómo se están desarrollando los acontecimientos no me sorprende nada, pero a mí nadie me quita el tiempo que pasé con él'.

La comisión tiene tres vicepresidentes: la ministra de Cultura y los presidentes de la Junta de Andalucía y el de la Comunidad de Madrid. Además están el Ministerio de Hacienda, el de Asuntos Exteriores, la presidenta de la Fundación Alberti (Mateo), el Instituto Cervantes, la Biblioteca Nacional, el Museo Reina Sofía, la Academia Española y la de Historia, la Residencia de Estudiantes, la Universidad Complutense, la Diputación de Cádiz, el Ayuntamiento de El Puerto y las embajadas de Italia y Argentina, entre otras instituciones. Los diez vocales son Aitana Alberti, Pere Gimferrer, Claudio Guillén, José Hierro, Robert Marrast, José Saramago, Jaime Siles, Guillermo Carnero, José Bello y Teodulfo Lagunero.

De momento, varias actividades no oficiales están conmemorando el centenario del nacimiento del autor de La arboleda perdida: el grupo en torno a Prado, García Montero y Teresa Alberti ha organizado a lo largo de este año 2002 jornadas, exposiciones y congresos sobre el poeta en Córdoba, Tenerife y Murcia. La Universidad de Granada prepara para los días 11, 12 y 13 de este mes otro congreso, y un acto en Málaga recordará al poeta el día 12. La comisión oficial arrancará el día 16 de diciembre con la inauguración de la restauración de la casa natal de Alberti en El Puerto, y prepara, entre otros actos, una exposición en el Reina Sofía y otra edición de las obras completas en Seix Barral.

El lunes, Aitana Alberti iba camino del aeropuerto de La Habana, donde vive, para asistir en Madrid a la comisión para el centenario de su padre. Se mostró ilusionada. 'Creo que la comisión tiene los medios para hacer una cosa muy hermosa, y no quiero mezclarlo con los problemas. Éste es un homenaje a los 100 años de un poeta universal'.

Rafael Alberti fotografiado en 1996.
Rafael Alberti fotografiado en 1996.RAÚL CANCIO
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS